Jinetero,... ¿y qué?

Siempre oí hablar de Cuba y Puerto Rico como las dos alas de un solo pájaro. Durante el siglo XX y producto de sus propias historias ambas islas tomaron caminos tan disímiles que la leyenda de las alas y el pájaro no ha podido subsistir. No me toca a mí evaluar la historia de ningún país. No lo hago con la historia del mío, tampoco haré evaluaciones sobre el actuar ajeno. Pero según mis profesores de historia, el pájaro había perdido una de las dos alas que cayó para siempre al mar abatido por las balas del imperialismo… Durante toda mi vida en Cuba oí hablar de la vecina isla de Puerto Rico como una vergüenza latinoamericana. Una tierra donde los yanquis hacían y deshacían mientras el pueblo se hundía en la miseria más espantosa.

Con ese estigma crecí y hoy, ya viejo, he hecho el más grande papelazo de mi historia al hablar con un colega boricua, que me ha demostrado paciente y muy respetuosamente el descomunal desconocimiento que tenemos los cubanos no sólo de nuestra propia isla, sino de todo lo que se mueva entre cielo y tierra en este mundo.

Leer más: De un pájaro las dos alas

  • Visto: 5716

Jodiendo la pita andaba yo por esas autopistas de la información cuando se formó un despelote, una piñacera electrónica, malas palabras pa´ cá, virus worms y troyanos pa´ llá.

— ¡Oye y qué pasa ahí tú!

— Na´ los chamacos de la UCI se han metio en un foro y lo han descojonao. A base de amenazas ha habido que cerrar la cosa y sólo porque a estas alturas nadie les creyó que el comandante llegaría a los 120 años. ¡A estas alturas!

Seguí mi camino, tomé un atajo googleano y terminé en un sitio porno… quiero decir Porno para Ricardo que son los que están dando ahora; pero el salpafuera cibernético no me dejaba tranquilo.Abrí otro departamento de mi ordenador y encontré el informe hecho por mí cuando un buen día puse a conocimiento público la mano siniestra de La Baba… esto fue lo que sucedió aquí hace cosa de un año. Cuidado, ese tipo al lado tuyo en la autopista de la información puede ser un agente de:

Leer más: LaBABA contraataca

  • Visto: 5668

Fui Catcher en la liga de beisball infantil. Mi último juego en la liga fue el decisivo para decidir el campeonato. Aunque no vi el final supe que habíamos ganado. El tiro llegó desde tercera a tiempo, me cuadré en Home pa´ evitar una carrera, en ese momento no se piensa mucho las cosas ni sus consecuencias. El corredor entró con los spikes por delante, demasiado altos y directo a mi rodilla. No supe si fue out o quieto, porque el dolor me nubló la vista. A él lo expulsaron del juego, pero yo pare en el hospital.

De eso hace una pila de años. La juventud lo cura todo, no tuve muchos problemas con la rodilla. Sólo a veces, cuando “hacía frío en La Habana” y la humedad aumentaba se resentía un poco. Pero un poco de calor y ejercicios me ponían de nuevo en talla. Así fui tirando, un día bien, otro mejor.

Con el período especial la cosa se puso difícil. La polineuritis se afiló las garras y las hincó nuevamente en mi rodilla. Estuve varias semanas en cama y luego haciendo terapia en el Fructuoso Rodríguez, láser, electricidad, fisioterapia, hidromasajes y hasta una consulta en el Frank País. Todo eso duró un par de años hasta que interrumpí el tratamiento porque… bueno, porque otras tierras del mundo reclamaron el concurso de mis modestos esfuerzos.

Leer más: La muerte si pagas

  • Visto: 5982

Ayer tuve un mal sueño. Fue de esas alucinaciones que te joden la noche y al otro día te levantas como si te hubieran dado una mano de palos. Pero esta fue una tanda de palos intelectual. Soñé o mejor dicho desvarié acerca de Cuba en un momento futuro cercano, cuando ya a nadie se le ocurra poner en dudas que “quientúsabes” está tieso y sembrado boca abajo en el reparto Bocarriba.

Soñé con La Habana reconstruida, los odios olvidados, el país avanzando a velocidad vertiginosa, queriendo remontar en breve tiempo la ventaja perdida. La gente me contó que como todo cambio, al principio, fue algo traumático, pero los desórdenes previstos no pasaron de un escándalo aquí y un bofetón allá. La sangre no llegó al río. Lo más difícil fue deshacerse del paternalismo metido en el cerebro durante medio siglo, le costó darse cuenta que su futuro es suyo y que la vida no es abrir la boca para que el estado te ponga en ella premasticado lo que buenamente cree te mereces. Los cubanos comenzaron a organizarse de tal manera que la economía empezó a dar signos de productividad real y no trabajar para metas impuestas por el salvador guía de la nación. A propósito, por más que pregunté la gente en la calle no sabía el nombre del presidente de turno. “Da igual -me dijeron- siempre que nos deje trabajar. El mejor gobernante es el que menos gobierna”.

Leer más: MacDonald’s & MacCastro

  • Visto: 5640

Como cada domingo me ha despertado el sonido alegre de las campanas de la Iglesia del vecindario.

Religiosamente, el Padre me hace el favor de despertarme a las 10 de la madrugada cada domingo para llamarme a Misa. Confieso que desde que salí de Cuba asisto a misas el sábado en la noche. Entre copas, amigos y unos buenos pasillos le doy seguimiento a mi alma. No estoy en La Habana.

Pero OH! que sorpresa. Hoy me llega un mensaje que me llama a cuidarme el hígado y declara que mi alma está perdida. Y no es el Padre de la Iglesia.

Debo estar todavía bajo los efectos de la misa nocturna. Quizás después de despertarme perciba la verdadera intención de este mensaje.

Leer más: Confesión dominical

  • Visto: 5781

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados