Sanidad

¿Participa el gobierno cubano en la comercialización de partes separadas del cuerpo humano?

Como parte de un extenso testimonio ante del Congreso de los Estados Unidos, la investigadora María Werlau denunciaba al estado cubano por su dedicación al tráfico humano en múltiples aspectos . Teniendo en cuenta la actualidad e interés en un tema como es la comercialización de partes del cuerpo humano, que afecta asuntos tan sensibles como son los aspectos éticos y jurídicos de esta práctica; es que trataré este asunto en particular en el presente artículo.

Leer más: Traficando con el cuerpo humano

  • Visto: 11785

“Cuando llegó, ya era demasiado tarde”

En Cuba, el servicio de ambulancias, pensado para salvar vidas mediante una prestación precisa y rápida, se ha convertido en causa de muerte.

Según supimos por el testimonio de una trabajadora del sector en el capitalino municipio Playa, que pidió no revelar su identidad, a mediados del mes de enero la familia de una mujer de 56 años, que se encontraba infartada según el criterio del Médico de la Familia que la había examinado, solicitó una ambulancia a las 11:00 de la mañana y la misma llegó a las 6:00 de la tarde.

Leer más: La muerte viaja en ambulancia

  • Visto: 4282

Recuerdo que el doctor Jorge Sigler, quien fuera mi profesor en el Cardiocentro William Soler- nos enviaban allí, por grupos, a los médicos de familia, a reciclarnos-, vivía por Centro Habana, en un cuartico con barbacoa, en una callejuela infecta. Este médico era joven todavía, en esa época, mediados de la década de los años noventa del siglo pasado. Tenía un montón de títulos pendiendo de las endebles paredes de su casita: Doctor Honoris Causa de no sé qué universidad, especialista de segundo grado en Cardiología, master en esto, en lo otro. No los cansaré. En resumen, el hombre era una eminencia. Era quién dirigía, y personalmente realizaba las intervenciones quirúrgicas más importantes a corazón abierto de los recién nacidos con cardiopatías congénitas. Los que no podía esperar por el compromiso que constituía la enfermedad en cuestión para la vida del bebé. Allí aterrizaban niños de todas las provincias de Cuba, hasta del extranjero. Había visitado varios países, asistido a diversos congresos, importantes. Y siempre se le veía, después de la hora del almuerzo, tiempo muerto en las salas, buscando literatura en la biblioteca, actualizándose.

Leer más: Crónica de un médico cubano

  • Visto: 4349

Nací en Jatibónico, hace más años que el carajo. No fue idea mía esto de contarles lo que me pasó porque la verdad sea dicha, soy una mujer muy callada, pero el Sepulturero, médico y amigo de la familia, me dijo:

“Milagros, cuenta, cuenta, que tú tienes para contar y mucho.. Diles la verdad, tú eres la verdadera Operación Milagros, no Milagro, como dice el Comandante. Lo tuyo si tiene historia” Y el muy cabrón tiene toda la razón. Si todo el mundo sabe lo de los carros americanos, sí eso de que los cubanos le han metido injertos de todas clases para que sobrevivan y sigan funcionando, por qué yo no voy a contar también que sigo viva gracias a los injertos que me han hecho. Por ejemplo, el carro de Teodoro, el vecino de enfrente, un Chevrolet del 52, tiene piezas rusas, checas, polacas, búlgaras, alemanas, francesas, españolas, y hasta chinas. Pues bien, yo, Milagros González Pérez desde el año 1959 me mantengo viva gracias a la Revolución y a la inventiva de los médicos cubanos, al igual que un carro americano, tengo en mi cuerpo un rompecabezas, un pedazo de todo el mundo. Yo creo que nunca he sido feliz del todo, por esta razón, seguro es por eso. La historia es larga,¡agárrense!

Leer más: Operación Milagros

  • Visto: 4883

Trabuco

El marido de Yolanda estaba muy desmejorado: con mal color, flaco, y sin ganas de hacer nada. Se pasaba todo el día sentado en el portal de la bodega de la esquina. No era muy viejo. Tendría unos sesenta años, pero aparentaba diez más. Estaba hecho polvo. Era una calavera andante

--Yolanda muévete con Trabuco que se te va a romper en la casa. Llévatelo para el hospital, que lo ingresen y le hagan un chaqueo completo—le dije a la mujer un día en la consulta.

--Está descojonaó. Pero no quiere ingresar. Le tiene pánico a los hospitales.

Leer más: Trabuco

  • Visto: 4781

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados