Misceláneas

Algo así llamaría la atención en cualquier país del mundo, pero en Cuba tiene un peso simbólico tan grande como los hoyos en las paredes del Moncada.

El 28 de enero de 1960, el Cuartel Moncada, la mayor fortaleza militar del oriente cubano, fue entregado por Fidel Castro para que funcionara como una ciudad escolar. Aunque la enorme instalación militar fue remozada cuidadosamente para esa ocasión, se dejaron en su fachada los impactos de balas del 26 de julio de 1953.

De ahí en adelante, cada generación de cubanos tuvo que aprenderse el significado de aquellos hoyos y la importancia de que la revolución transformara los cuarteles en escuelas. “¿Por qué podemos convertir esta fortaleza en escuela?”, preguntó Fidel aquel día. La versión taquigráfica solo pone “EXCLAMACIONES” en el lugar de la respuesta, de manera que ya no sabremos qué dijo la gente.

Leer más: El revolucionario arte de convertir escuelas en cárceles

  • Visto: 4794

En ninguna asamblea se informó de cómo va la implementación de los lineamientos del pasado Congreso del PCC.

Una información brindada por el periodista Juan Antonio Borrego, del diario Granma, reflejo de manera bastante resumida lo acontecido en la Asamblea Provincial del Partido Comunista de Sancti Spíritus, celebrada a principios de este mes y que fue presidida por José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Partido.

Sin embargo, los problemas que hoy lastran la economía espirituana brillaron por su ausencia en dicha asamblea.

El diario "Escambray", órgano provincial del Partido Comunista, se refirió parcialmente a los problemas que ocurren en dicho territorio.

Leer más: Sancti Spíritus en problemas

  • Visto: 4935

Todo se inició con un malintencionado comentario a principios del exilio cubano cuando comenzaron a llegar los cubanos de la Isla que decía: “Tengan mucho cuidado con el recién contratado janitor cubano porque dentro de poco será el presidente de la compañía”.

Y también trataban de mofarse diciendo que “Un perrito cubano se juntó con un perrito puertorriqueño y el puertorriqueño le dijo al cubano: “¡Qué bueno que me encontré con un perrito sato igual que yo!” Y el perrito cubano le respondió: “Bueno, quizás tú me consideras un perro callejero aquí pero en Cuba yo era Pastor Alemán”.

Sí, hubo mucha coña y pujos contra nosotros pero cinco años después aquel perrito habanero estaba en Hialeah viviendo mejor que “Lassie” y el conserje cubano era el C.E.O. de la empresa.

Leer más: La envidia con los cubanos

  • Visto: 5409

Doctoras, jineteras, santeras, católicas, presumidas, descuidadas, disidentes, militantes… Todas coinciden en una opinión: ser mujer en Cuba es una desgastante lucha

Ser mujer en Cuba es un eterno combate. Hay pocas alternativas, ser “ama de casa”, trabajar para el sistema o prostituirse. El primer desafío es no perder la cabeza en medio de tanta miseria, hambre y escasez. El segundo, sostener la dignidad entre tanto fracaso y corrupción.

Caminando por las calles de Marianao en La Habana, nos encontramos con Agniolis Camacho, quien accedió a comentarnos sobre el tema: “Yo vivo en Cuba por que no me queda otro remedio. Lo que me salva es mi afán de superación académica para poder sobrevivir al diario. No se puede contar con los hombres (maridos), ellos van y vienen. Nadie garantiza un proyecto de vida, así que hay que resistir en la soledad.”

Leer más: Entre malabares y frustraciones, sueñan

  • Visto: 5225

Güira de Melena y la aparente felicidad de sus lugareños

"Los güireños mayormente vivimos de la agricultura. Aunque aquí se genera mucho dinero en el sector del cuentapropismo. En todos los barrios hay cafeterías, restaurantes, salones de belleza"

La ciudad de Güira de Melena, con sus 25 000 habitantes, está situada a 41 kilómetros al sur de La Habana, en lo que hoy es la provincia de Artemisa.

Leer más: La felicidad aparente

  • Visto: 5648

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados