Inventando

Este es un artículo del Martes, 13 de Diciembre del 2005, ¿Ha cambiado algo en todos estos años?.

- "No tengo jabón de lavar, déjame aprovechar el detergente líquido para ir resolviendo, porque la ropa no se puede quedar sucia. ¡Dios mío!, ya estamos a 15 y se me acabó el azúcar, ojalá que el bodeguero me la venda por fuera, aunque sea una librita para endulzar la leche de los muchachos..." 

Es el monólogo cotidiano de Gloria y de la mayoría de las amas de casa cubanas. Víctimas de la escasez saben darle solución a cualquiera de las dificultades que se le presentan cada jornada, desde que se levantan hasta que se acuestan. Gloria, ama de casa residente en la barriada del Cerro las pone sobre el tapete.

Leer más: Un ama de casa cubana en el 2005

  • Visto: 5599

Lidia, una anciana natural de Mañanima, en Jaimanitas, se queja de la "compra de productos en mal estado, a carretilleros que se emplazan en las esquinas a estafar a los ciudadanos".

"Han llegado de los confines del país con sus armatostes, sus precios astronómicos y sus caras duras. Ayer, de mi pensioncita de 120 pesos acabada de cobrar, gasté 80 en viandas y vegetales, la dieta a la que he quedado recluida.

Al llegar a mi casa y ponerme los espejuelos, 50 pesos no servían: una libra de frijoles donde de cada seis piedras había un frijol, con gusanos, pepinos y tomatespodridos por dentro, y una frutabomba madurada con químicos, que por poco me parte el cuchillo".

Leer más: Caro, malo y al descaro

  • Visto: 5942

Sin poder atribuirse logros, la prensa oficial redunda el tema de la cruzada contra las ilegalidades e indisciplinas que describen la alarmante corrupción y desorden social.

El pasado día 5, el periódico Granma abordó la problemática en la esfera del comercio y la gastronomía. En la nota, la viceministra de Comercio Interior Odalis Escandel Garcia exhortó a establecer el control de los recursos para enfrentar el delito.

La titular recomienda a ¨los cuadros¨ (jefes) disponer mayor tiempo a la planificación de visitas a los establecimientos de comercio y gastronomía.

Para tener una idea del problema es prudente mencionar el origen. Pocos años después de apoderarse del poder en 1959, el gobierno inicio la estatalización de la red comercial y gastronómica del país.

Leer más: La mafia de la pizza

  • Visto: 6068

Una libra cuesta 32 centavos de CUC. Si el salario mensual son 20 dólares, ¿cómo comen los cubanos?.

Desde que el general Raúl Castro asumió la presidencia de Cuba, la crisis material de la familia cubana ha continuado empeorando. Es un hecho que contradice su política económica, que descansa en los 301 lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista, cuyos objetivos, según se afirma, es darle un vuelco a la desastrosa situación heredada del mandato de Fidel Castro.

El actual gobierno ha optado por la aplicación de políticas de ajuste en la esfera del mercado, particularmente con el recorte de los gastos públicos, la eliminación de las gratuidades y los subsidios, y la consiguiente subida de precio de los artículos de primera necesidad. Tales medidas, dirigidas a mantener el equilibrio del déficit fiscal, han hecho aún más precarias las condiciones de vida de los cubanos.

Leer más: Los tomates más caros del mundo

  • Visto: 6297

En Cuba, asegurarse la alimentación, los medios de aseo y limpieza de la casa tiene un costo que no está al alcance de la mayoría de la población. Vestirse es la otra pesadilla.

Para nadie es un secreto que la canasta familiar, integrada por arroz, frijoles y azúcar, de cuya venta a precios módicos tanto se jacta el gobierno, no alcanza para más de una semana o diez días, con mucha austeridad. Esto significa que el estado, el resto del mes, no garantiza la alimentación, sin que ofrezca a cambio la libertad económica que el cubano necesita para proveerse por cuenta propia una subsistencia decorosa. ¿Cuánto cuesta entonces un día en la vida de una familia cubana?

Leer más: ¿Cuanto costaba vivir en Cuba en el 2003?

  • Visto: 6203

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados