Historia de Cuba

"La razón de Estado es infinitamente más fúerte que la
razón práctica y que los Diez Mandamientos"

Castoriadis, 1998

La institución de la esclavitud está presente en las colonias españolas desde el momento inmediatamente posterior a los "descubrimientos del nuevo mundo". El mantenimiento de esclavos había sido práctica incuestionada tanto por quienes se beneficiaban del trabajo de los esclavos como por las autoridades políticas y religiosas. Sin embargo, a finales del siglo XVIII en Cuba la institución de la esclavitud experimentó un profundo cambio; aumentó la demanda interna de esclavos, cambiaron las condiciones de trabajo y la vida impuestas a ellos. Se generó, además, un tráfico de hombres y mujeres de color que proporcionó grandes beneficios, pero a la vez modificaron la vida en toda la isla. Los cambios estructurales experimentados en los estados europeos a principios del siglo XIX hicieron insostenible el mantenimiento discursivo de la institución de la esclavitud, lo que unido al proceso de emancipación de las colonias del Caribe, contribuyó a que la abolieran Gran Bretaña, Francia y Holanda. Por razones de "estado" el trabajo esclavo pasó a llamarse "asalariado" y quienes lo realizaban pasaron a ser ciudadanos, categoría acorde con el discurso político y jurídico moderno. Sin embargo, en la colonia española, el mantenimiento de la esclavitud se manifestó un fenómeno económico imprescindible y condicionó las relaciones de esta con la metrópoli hasta el momento mismo en que Cuba consiguió la independencia.

Leer más: Los gallegos y los esclavos

  • Visto: 10549

Una trama de la CIA para asesinar a Fidel

Una trama de la CIA para asesinar a Fidel: Lo que la película de Spielberg no cuenta.

“Estoy en el negocio del canje, no del asesinato” comentó Donovan (interpretado por Tom Hanks en la película)

Sólo seis meses después del canje de espías que está en el centro de la más reciente película de Steven Spielberg, El puente de los espías, James B. Donovan, el abogado de Nueva York que negoció el intercambio en la vida real, se sentó en La Habana con Fidel Castro para discutir la liberación de los prisioneros capturados después de la desastrosa invasión por Playa Girón, recuerda The New York Times en su edición de este jueves adelantada en la web.

Leer más: Una trama de la CIA para asesinar a Fidel

  • Visto: 6265

Los anarquistas cubanos a fines del siglo XIX:

Los Libertarios y la guerra

"...Yo confío en que los socialistas libertarios que luchan contra el actual régimen no van a colocar uno nuevo en su lugar; ha sido y debe ser comprendido este sentimiento de oposición contra todos los gobiernos que durante la guerra de independencia se encarnó en cada socialista libertario, hacer imposible la opresión del pueblo de Cuba por esas misma leyes como las españolas, por cuya supresión entregaron sus vidas mártires como Martí, Crecci, Maceo y miles de otros cubanos...."

(De una carta dirigida a sus camaradas cubanos por el célebre anarquista italiano Errico Malatesta; 2ª, pag54)

Leer más: Historia del anarquismo cubano 1

  • Visto: 6397

Sevilla conmemora el aniversario del primer vuelo entre Camagüey y España

España tiene también sus gestas en aviación. Hace 80 años, cuando volar era una aventura y una necesidad para crear puentes entre continentes, Sevilla fue epicentro de una incipiente industria aeronáutica que hoy es clave. Sin GPS ni ordenadores a bordo, dos tripulaciones unieron Cuba y España, abriendo la puerta a una vía aérea fundamental para Europa y América. Primero fueron Mariano Barberán y Joaquín Collar, quienes volaron, en junio de 1933, desde Sevilla a Camagüey y consolidaron la ruta del Atlántico central, la más larga realizada hasta entonces. La respuesta llegó en 1936, cuando Antonio Menéndez Peláez devolvió la gesta con un vuelo en sentido contrario que recorrió 14.500 kilómetros.

Leer más: 80 años unidos por aire con Cuba

  • Visto: 5917

El Caballero de París tiene una estatua en La Habana y Rodríguez Salgueiro se creía inventor de un avión invisible.

En la plaza de San Francisco, en La Habana Vieja, turistas y habaneros tocan una estatua de bronce modelada por el escultor cubano José Villa Soberón. Piden un deseo, pues se le otorga carácter de santo urbano al hombre que representa. Entre las muchas estatuas de la ciudad, esa destaca. Es una de las pocas de Cuba, quizás del mundo, dedicada a un loco. Tal vez la única que el país brindó a un emigrante gallego, que no hizo fortuna pero que quedó para siempre en su paisaje y en su paisanaje.

Leer más: El Caballero de París y otros emigrantes gallegos

  • Visto: 6961

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados