Vivienda y medio ambiente

El mercado inmobiliario un mes después

Desde que entró en vigor la Nueva Ley General de la Vivienda, se han realizado 200 operaciones de compraventa

En el Internet cubano se ofrecía recientemente una mansión por casi un millón de dólares en el idílico balneario de Varadero. La oferta, impensable hasta hace muy poco en la isla, es uno de los muchos efectos de la nueva ley que permite la libre compraventa de viviendas desde hace un mes.

Aunque la mayoría de anuncios no alcanza precios tan sorprendentes, las 'bolsas de la vivienda' informales florecen en Cuba. En el céntrico Paseo del Prado de La Habana, los 'corredores' cuelgan sus ofertas con fotos de las propiedades en venta en los árboles. Y en webs de clasificados se publican aproximadamente unos setenta anuncios de todo tipo al día.

"Es una casa para vivirla y sacarle dinero ampliamente", describe un vendedor en el portal Revolico.com su casa ofrecida al cambio por unos 220.000 dólares en el barrio habanero de El Vedado, apta para "montar un restaurante". "Venta de mansión", señala otro anuncio.

Un tercero ofrece dos casas en "pleno casco histórico" de Santiago de Cuba, en el sureste del país. Revolico es una de las webs de clasificados más populares para la oferta informal de productos y servicios en Cuba, y, pese a que a la escasa difusión general de Internet se suman los problemas para acceder a la página desde la isla, muchos suelen llegar a ella a través de enlaces alternativos.

En La Habana, el Paseo del Prado sigue siendo el tradicional lugar de 'permuta' o intercambio de casas, a la que se suma ahora la compraventa. Marco, un 'facilitador' o 'corredor' de vivienda de 42 años, explica que puede vivir como intermediario, pese a que no ha vendido nada en los últimos cuatro meses.

Aunque es en realidad licenciado en Deportes, desde hace siete años trabaja como 'corredor de permuta' porque obtiene así más ingresos para mantener a su familia, según cuenta.

Ni el trabajo como agente inmobiliario ni las bolsas de vivienda informales están contempladas en la nueva ley. Pero mientras las primeras no están prohibidas explícitamente, el trabajo de 'corredor' es en realidad ilegal.

"Es ilegal prestar un servicio cuando uno no está facultado para ello", explica Angeline Rodríguez Díaz, directora jurídica del Instituto Nacional de la Vivienda (INV) en Cuba. Aunque "se sabe que existe" esa modalidad de trabajo, admite.

Como parte de las reformas del gobierno de Raúl Castro para "actualizar" el modelo económico e incrementar los ingresos fiscales del Estado, los cubanos pueden desde hace poco trabajar por cuenta propia, además de comprar y vender libremente automóviles y casas. Una casa por persona y otra sólo para vacaciones

La nueva Ley General de la Vivienda permite sólo la propiedad de una casa por persona, aunque contempla también la opción de otro inmueble para vacaciones o descanso. Y aunque la norma permite la compra sólo a cubanos y extranjeros residentes, muchos expertos creen que la numerosa comunidad de exiliados buscará también canales para invertir.

Se estima que el Banco Central de Cuba (BCC) y el Registro de la Propiedad serán los filtros estatales para supervisar el mercado. El BCC debe autorizar las operaciones de compraventa, que sólo pueden hacerse por vía bancaria.

Rodríguez Díaz subraya que la libre compraventa de casas y los también autorizados trabajos de construcción por cuenta propia tienen sobre todo un "fin habitacional" en Cuba, donde el déficit de vivienda se estima en unas 600.000 casas, según cifras oficiales.

"Tenemos otra casa que queremos reformar y no tenemos el dinero, por eso queremos vender ésta", explica en ese sentido Dagne sobre la vivienda heredada de su madre que su esposo y ella tienen en venta por unos 13.000 dólares en un barrio de La Habana.

También hay sin embargo interesados como Marla, que vive desde hace 16 años en Alemania y que anuncia que viaja a Cuba en enero, "dinero en mano". "Ahora que la ley lo permite", su intención es comprar una casa para tener un "segundo hogar en su tierra", explica.

Según Rodríguez Díaz, en Cuba sólo se han realizado unas 200 operaciones de compraventa de vivienda desde que la nueva ley entró en vigor el 10 de noviembre de 2011. Pero desde entonces, las autoridades han atendido también a unas 35.000 personas por asuntos relacionados con sus viviendas, agrega.

Un 80% de ellas lo hizo para actualizar los registros oficiales de sus casas, requisito indispensable para cualquier transacción. Según recientes cifras oficiales, en la isla sólo estaba registrada hasta hace poco el seis por ciento de la propiedad inmobiliaria.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar