De Cuba traigo un cantar

Mis primeras vacaciones en Cuba fueron buscando un lazo familiar, roto por la emigración de finales del siglo XIX, en La Perla encontré no solamente eso, sino una manera fiel, grandes enseñanzas para afrontar la vida, como nunca imaginé. A pesar de lo que digan unos y otros, de las estimables críticas, puedo decir que allí he pasado los momentos más felices de mi vida.
Yara

A golpe de memoria

0
0
0
s2smodern

Años atrás fue una conocida actriz de teatro, en Cuba.

Si hubiera guardado sus vestidos de gala, sus joyas y sus pelucas, hoy no tendría que inmortalizar aquellos tiempos sólo a golpe de memoria.

Sus jornadas en el teatro Virgilio Piñera, son como las fotos borrosas de su mesilla de noche, gastadas pero inmortales.

Mariana ya es vieja, así dicen los niños del barrio, “ la vieja que vive sola “. La loca. Aún así, hace sus mandados, y se ocupa de su casa. Es una mujer peculiar que pocas personas conocen.

Es indudable ha pasado el tiempo, aún es la mujer esplendorosa que lucía como una princesa. La comparo con las fotos de la pared, y se mantiene muy bien. . Brillaba por su buena presencia, fruto claro de su pasado en el teatro. Una mujer con clase diría yo.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

El patito feo

0
0
0
s2smodern

Mami :

Llegué a Madrid con la emoción intacta. Desde que salí de Cuba tú ya sabes que venía con el corazón en un puño. Nada más bajar del avión el aire me pareció diferente, me entró un frío seco así por dentro; yo creo que era el miedo enmascarado de no saber dónde había caído. Lo único que me reconfortaba era pensar que el abuelo salió de aquí un día con menos de lo que yo traigo y en un barco de vapor, mi viaje tardó ocho horas y el de ellos tres meses y una semana.

En el aeropuerto, mami, yo era la de peor vestimenta. Acá la gente va muy bien vestida, imagínate que todos parecían que iban de fiesta y yo con mi ropa malita me sentí inferior. Te juro que no sabía dónde diablos meterme. Al pasar el control en Cuba me preguntaron lo mismito que me dijo Abelito, que si los planes que tenía, como había conseguido el contrato de trabajo, si no me iba en el período señalado quedaría ilegal y eso supondría lo último... pero la policía de aduana ya en España con una educación que tú ni te imaginas, me dijeron todo por favor, y con tremenda amabilidad, yo no pude imaginarme un policía cubano metido en aquel cubículo dando esa información con tanta diplomacia. Y para serte franca, no me gusta ser vulgar, pero esto a ti si te lo puedo contar: yo creo que les hubiese gustado saber hasta de que color traía el blumer, por educación no lo hicieron y porque acá la gente no está para perder el tiempo. Mami, en definitiva esto es Europa y hay mucho que comparar, fíjate lo que te digo y eso que no he pisado nada más que el aeropuerto

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Barceló

0
0
0
s2smodern

- Déjeme el maletín y la jabita, Barceló, yo se lo subo a la casa - oí que Lazarito el de Tina le decía a alguien en el principio de la escalera.

- ¿Cuándo llegó?

- Ahora mismito llegué mijo, vengo de la terminal de trenes, ¿y tu mamá como está?

- Ahí, ella siempre chiváa con los dolores. ¿Su gente por allá, bien?

- Si, gracias a Dios, dile a tu mamá que después yo bajo a verla.

- Está bien, yo le digo que le vaya colando un poquito de café, se va a poner de lo más contenta.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

El Chino

0
0
0
s2smodern

El Chino es un hombre "ocupado", no tiene nada de nipón ni los ojos rasgados, es apodo heredado de su niñez. Lo mismo lo solicitan pa jugar dominó, que para dar unas clases de aritmética, o para que te ubique con exactitud una calle de La Habana. Es una enciclopedia andante de formas de supervivencia, un notable experto en el arte de la matemática y los porcentajes. Todo esto es gracias a su disponibilidad y tiempo libre. La culpable fue una enfermedad infantil qué lo ha dejó cojo de una pierna; tiene medio lado dormido como el alma, pero el otro medio está tan vivo como una lagartija en un desierto.

Es grande y corpulento, de apariencia ya gastada por sus cincuenta y dos años. Vive en la casa materna. Nunca se fue de ella, salvo casado, pero volvió tras su divorcio. Además de él viven su hermana, dos sobrinos y su madre, una vieja malcriada que grita por todo y se pasa los días en un sofá remendado a parches, fumando su cigarrito. Divisa hasta lo que viene dentro de las jabas del agro; de ésta forma controla para luego "chismiar", las entradas y salidas de los vecinos. No tiene nada que hacer mientras sigue envejeciendo, menguando posibilidades detectivescas.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern
  • 1
  • 2