Varios autores

Una vez

Escribí esto para Conexión Cubana, si lo queréis publicar, adelante.

Hay cosas en la vida que hacemos con tanta ilusión, y algunos, con tanta inocencia… es triste ver como todo se derrumba en un abrir y cerrar de ojos, pero se supone que soy feliz, que lo tengo todo, pero no tengo nada.

Os contaré, que a mí nadie me avisó que la vida era así, y con el corazón me fui metiendo poco a poco en este abismo en el que probablemente seguiré, ya que le voy cogiendo cariño a la tristeza.

Me enamoré, de esos amores tontos que se tienen cuando uno es tonto, y por eso, creyéndome algo más, me quedé solo conmigo misma, lo que en su momento me pareció perfecto, nada mejor que mi autosuficiencia y gran sabiduría para ir por la vida sin preocupaciones. Decidí que mi mundo girara en torno a mí.

Pero antes os contaré qué ha sido de ese amor, mas bien amistad, inocente amistad. Obviamente, y por eso escribo aquí, se trata de un cubano, uno que nunca conocí, más que en mis sueños, en algunos mails y una que otra conversación telefónica (que me costó casi vender hasta el alma para pagarlas, pero no me importaba, ni me importa ahora). Este personaje, me enamoró, me enloqueció, y no solo de sí, me enamoré de Cuba, de todo lo que tenía que ver con esas cuatro letras, y de ésta página, a la que llegué buscando saber más de ese país que había engendrado a quien aparecía cada día en mis sueños. Entré aquí, contando una historia inexacta, más por marketing que por interés de contar mi vida, pero obtenía lo que quería, estaba metida hasta las narices con Cuba, y leía las historias de mucha otra gente, algunos hoy todavía permanecen. La verdad nunca llegué a realizar mi viaje, estuve tantas veces con un pie aquí y otro allá, que parece increíble como nada de eso se dio. Quizá por el paso del tiempo, y un poco por saber la realidad de todas las dificultades, quedó esta si se puede llamar “historia” en el olvido, nada pasó, simplemente nada; y me daba igual porque creía, que tampoco sentía nada, así que nada, simplemente nada.

En circunstancias que no contaré, conocí… (aunque en realidad hasta el día de hoy no le conozco) a alguien que sin pensarlo dos veces, me robó el corazón, pasé de tonteras, o de pensar que aquello eran tonteras, a sentir que esto era lo que realmente la vida me guardaba, me enamoré sin pensarlo, sin juicios ni nada, inocentemente, lo dejé todo, el resto del mundo me daba igual, yo, tan solo estaba enamorada, todo era una situación más que de película, de seguro jamás nadie había vivido lo que yo, me sentía el centro del universo, aunque en realidad, el centro de mi universo no era yo (error) sino él. Nos conocimos en un lugar, donde para empezar, jamás debí haber estado, o por lo menos, no enamorarme de alguien que estuviera allí por las mismas razones que yo. Pero eso no es lo importante. Todo fue perfecto.

Todo fue perfecto, y es una lástima que por no dar a conocer mi identidad no pueda contaros detalles, pero imaginaros, que realmente todo era perfecto, y yo, que ya me creía un ser adulto, simplemente seguía actuando con la misma inocencia con la que nací.

La perfección y el idilio no me duró nada, en un abrir y cerrar de ojos (cuando ya era demasiado tarde) descubrí tantas cosas tristes, que me han dejado en las más triste ruina de la miseria humana, de seguro, y espero que sea así, ninguno de vosotros se imagina lo que es vivir tan triste, que a veces sintieras ganas de morirte, lo que es no poder parar de llorar, y sobre todo, no os imagináis lo difícil que es poner cara de estar bien (de hecho casi nunca resulta) cuando quisieras en realidad que te trague la tierra., o tirarte a llorar en media calle y a lo mejor de casualidad pasa el tranvía… son esas las esperanzas que tiene una cuando se decepciona de lo que creía era lo más preciado. Es difícil vivir entre contrariedades, sobre todo cuando el rencor es tan grande que no sabes sentir otra cosa, y sabes que será imposible perdonar, y encontrar una solución es algo difícil; vivir escuchando que alguien te ama, y que puede ser verdad, pero que… la cagó; y el que te ame o te adore, ya te da igual, yo tan solo quiero estar triste, echarme a llorar como un niño.

¿Cómo la cagó? Eso no os lo puedo contar, más que por “anonimarme”, porque, aunque yo no quisiera, quiero a esta persona, y cada día intento justificar, encontrar una buena excusa que me convenza, y como no lo logro, lo sigo intentando cada día. Es tan triste que no os podéis imaginar, vivir así, y llegar un día donde, tanto es que no lo puedes hablar con nadie, que escribes un cobarde documento como este, a ver que dice la gente, para sentir que tengo una conversación.

Y entonces, ¿qué tiene que ver aquí la historia del cubano? Mucho. Recordar aquella inocencia con la que inventábamos historias y soñábamos, y nada de eso fue, me saca de vez en cuando una sonrisa, me hace sentir que alguien me quiere “bien”, pero más que eso, porque por él naturalmente hace tiempo que no siento nada, ni él por mí (o al menos eso decimos) (os aclaro que jamás he vuelto a tener contacto con él, no sé que ha sido de su vida, ni lo sabré, porque no es el caso), más que esto que fue y no fue, me acuerdo de mí, cuando no había sufrido, cuando pensaba que todo el mundo era bueno, que la gente no decía mentiras, que nadie engañaba, cuando lo malo que pasaba, solo le pasaba a otros, y yo, yo era tan feliz, tan sincera, tan inocente, tan crédula… y eso que antes me hacía sentir superior, ahora solo me hace sentir tonta, no os dan ganas a vosotros a veces de volver a ser niños?

Mi vida continúa y continuará, a veces soy feliz, pero la mayor parte del tiempo me acuerdo de todo aquello por lo que siento rencor, y no puedo más que odiar, y eso es triste, es una condición humana muy deplorable, y el no poder perdonar, me consume. Y, os escribo, porque un día, cuando por primera vez entre en Conexión Cubana, me sentí tan contenta, y tan solo quería recordar, qué se siente estar en una página, donde llegan personas con tantos y diferentes sueños, y aunque haya quienes destruyen los de los demás, aquí hay mucha gente buena.

Y también por otra cosa, porque…

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar