Varios autores de poesía

Horas de soledad

0
0
0
s2smodern

Bajo un álamo frondoso, salta alegre el corderillo,
en cuyas sonantes hojas canta el pastor dulces trovas,
retoza alegre la brisa repiten himnos los ecos
y se anidan las palomas, y se arrullan las palomas.
mientras proyecta en el prado Es que sale a la campiña
su desmelenada sombra, con sus trajes y sus joyas,
recostada entre las flores, juguetona y coquetuela,
reflexiva y perezosa, como una linda manola,
soñolientas y pesadas porque ella también se muestra
dejo resbalar las horas. casquivana y caprichosa

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Renunciación

0
0
0
s2smodern

Me lo encontré tendido en la llanura,
con los ojos perdidos en el cielo
y la mano derecha sujetando
su propio corazón. Su mano sujetando
una cumbre decía su fracaso:
-Quiso subir y le faltaron fuerzas.
Para llegar a mí se necesita
la decisión certera de las alas.
Yo me acerqué a su cuerpo en la llanura,
y vi que en sus pupilas se perdía
la rauda posibilidad de un vuelo.
Entonces me inquieté. -Cumbre!- le dije
reanimaré la vida de este hombre:
te alcanzará. Te vencerá… y encima
de tu escarpada cuesta dirá un canto…!

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

A mi guitarra

0
0
0
s2smodern

Dulce encanto del alma, tú eres sola
la compañera de mis tristes penas;
tu acompañas mi voz, tierno bien,
cuando yo canto.

Tú eres mi amor, mi dicha y mi esperanza;
solo en ti encuentro una ilusión ardiente,
y siempre sueño, cuando estoy dormida,
que estoy cantando.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Abandonada a su dolor, un día...

0
0
0
s2smodern

Abandonada a su dolor, un día
en que la sombra la envolvió en su velo,
me dijo el corazón que ella vendría
en el milagro espiritual de un vuelo.

Abrí los pabellones solitarios;
iluminé los vastos corredores;
quemé la mirra de los incensarios,
y el frío mármol alfombré de flores..

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Al campo

0
0
0
s2smodern

Yo he nacido en el campo, y fue mi cuna
de verdes ramas y laurel tejida,
y fue mi alma infantil, sin pena alguna,
el canto de las aves adormida.

Un plácido arroyuelo, un verde prado,
donde en las tardes del abril florido,
tranquilo pace el bienhechor ganado,
lanzando de placer recio bramido.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Pero en el viento su rumor llegaba

0
0
0
s2smodern

Ámalo, pero ámalo
como si todo hubiese concluido y pasado
como si desde el futuro más remoto
recordaras el vino de tus mejores años
el verano de mil novecientos ochenta
el catorce de abril
cuando fue tuyo
en un hotel cercano al mar
cuyas ventanas no daban al mar
pero en el viento su rumor llegaba
y él venía a ti como una ola
muriendo a las orillas de tu cuerpo

 El silencio corrosivo de Delfín Prats

0
0
0
s2smodern
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5