Largando por mi boca, asere

Le mataron la yunta de bueyes

Me enteré de está historia a través de mi amigo cubano Reinaldo, lleva unos años en España y se marchaba de vacaciones para La Habana.

Con una sonrisa de felicidad me dice.¡ Quería despedirme de ti! y de paso si tienes algo pá enviar a Cuba. Marcho a primeros de Junio, con estas palabras me dijo Reinaldo lo siguiente. No traigas demasiado peso, tu ya sabes lo cargado que suelo ir de cosas pá la familia. De echo a mis tíos del campo prácticamente no les llevo nada, me da pena y mira que están mal. La ultima vez que los visité los pobres tenian ¡¡una peste en la casa del carajo!!, tenían que dormir con los animales dentro de la casa pá que no se los roben.

Nos acompañaba una cubana de la provincia de Pinar del Río y escuchando la conversación al oír lo expuesto por mi amigo Reinaldo nos contó la siguiente historia: A mi tío Orestes en la Vega le mataron una Yunta de Bueyes, solía llevárselos al terminar la faena de la vega pá la casa con el trabajo que ello representaba todos los días.

Hasta que un viejito de la zona le dijo.¡ No cojas lucha con eso mi hermano! que yo te cuidaré los bueyes al mismo tiempo que vigilo por las noches el motor del agua. Trabajo este que se hace en la vega por lo que representa el agua para todos los vegueros.

Una noche que el viejito estaba enfermo encargó a su nieto que avisara a Orestes que no estaría vigilando por esa adversa circunstancia, el chico no lo hizo.

Y ...De madrugada cuatro individuos le robaron los bueyes a Orestes con un Tractor los cargaron en una Carreta, esta escena por el ruido que armaron fue escuchada por el que sustituyó al viejito en el cuido del motor del agua.

Este les grito ¡¡ eh que ustedes están haciendo!!. Pero eran cuatro y de madrugada no podía hacer nada, impotente intuyó el fatal desenlace de aquel abominable acto.

A la mañana siguiente Orestes como siempre de dirigió a la vega para realizar su trabajo, lo único que se encontró en la escena de los hechos de su Yunta de Bueyes fue un trozo de soga... Entre sollozos decía....Se han llevado todo lo que tenía.

A los pocos días del suceso se encontraron en un monte cercano las patas y restos malolientes llenos de moscas de los bueyes objeto del macabro robo y posterior sacrificio.

Estos hechos se denuncian pero casi nunca cogen a nadie, estos casos siempre se han dado y más ahora por la situación que está atravesando el país.

Orestes estuvo al servicio de Cuba luchando en las Lomas de Mozambique el tiempo que su gobierno lo necesitó. Allí perdió un ojo se comportó como un verdadero patriota, y ahora verse en esa situación, ver que los ideales que le inculcaron han sido un burla, una gran mentira con esa desprotección, que el poco patrimonio que contaba que hizo con gran esfuerzo y era su único tesoro, la Yunta de bueyes.

Ha visto como de la noche a la mañana le han robado la ilusión de seguir en esta vida. Está desesperanzado no se encuentra con fuerzas pá tirar pálante. Él, que según cuenta era el que en las lomas de Mozambique ponían sus mandos como ejemplo a seguir en los combates cuerpo a cuerpo de lo valiente que era. ¡Échenle cojones como Orestes!

¿Y ahora que?.

Por su edad lo difícil que es arrancar de nuevo. ¿ De adonde él va a sacar para comprar otra Yunta de Bueyes?.se quejaba ...aquí como voy... ¿De donde?.--¿ A quien le voy a pedir?. Maldecía... en este país solo viven bien los de siempre los de arriba, está harto.

Orestes ahora está considerado como un gusano, lo oyen quejarse y maldecir cómo le ha pagado el gobierno revolucionario su entrega al país. Al él que había entregado los mejores años su vida a la revolución y ahora verse asi.

Jueves, 05 de Mayo del 2005

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar