Largando por mi boca, asere

El cobarde

A él no le gustaban las fronteras ni los visados de la sin razón, y en los mapas se perdía.

Por la triste situación que estaba pasando se hacía ilusiones en utópicos sueños libertarios sobre su esposa. Sobre todo por el país en el que ella se encuentra.

“ El se encontraba atado de pies y manos”. Para eso es lo único que daba su atormentada imaginación.

A él le encantaría inventar un País donde estuvieran los dos, que su mundo sería donde viviesen juntos. En sueños le decía a su amada... --¡Cojamos el primer barco! ¡Nuestra patria será donde estemos tu y yo!

Pero la realidad es que su ser amado está en un país a miles de kilómetros de distancia, Cuba. Y el que ella salga por su propio pie, ese es otro cantar.

El salir de allí ha de ser tras una larga y tortuosa burocracia hasta conseguir la medida de gracia de sus gobernantes. “Medida de gracia que llevarás como una pesada losa, sin entender porqué té esta pasando a ti”

--En ese país no se respetan los matrimonios, ni cuantas alegaciones hagas en defensa de lo que te ha unido al ser amado. --Te han ido dando cuerda para que gastes aparte de dinero, tu esfuerzo hasta reventarte.

Poco importa que el funcionario notario de ese país diera fé y el consentimiento de esa unión. Es el inicio de la trampa. Y cuidado conque formas intentas demostrarles que lo único que pretendes es que te dejen vivir con tu ser amado.

El régimen allí imperante, ese consentimiento lo convierte en un martirio si ese ser decide salir del país. A partir de ahí, cualquier tramite se convierte en un inacabable laberinto de normas propias del poco valor que tiene allí el ser humano.

En tu desesperación, esos arcaicos tramites terminas por acatarlos en evitación de males mayores, convirtiéndote en un “cobarde”.

Él no es de los que por amor, se tuviera que encadenar ni montar una escena delante de ninguna embajada o consulado, por muchas cosas que hubiese oído a ese respecto. No es cuestión de montar ningún espectáculo. Es peligroso. Podrían acarrear más problemas al pretendido asunto.

Por actos así, él no iba a cortar las lejanas alas de libertad de su amor. Los actos de fuerza solo servirían para complicar las cosas en lo iniciado por la pareja hace tres años.

Él oía recomendaciones de todo tipo, pero no estaba para consejos, lo que se repetía era, si él estaba en su desesperación comportándose como un cobarde.

Era cobarde por amor, el riesgo de perder a quien se ama así le hacia sentirse. Él haría cualquier cosa por la mujer que no está. Muy gustoso pondría su cabeza en el cadalso antes que molestar a su antagonista carcelero.

Serían peor las medidas de fuerza que las pretensiones a conseguir, ante quien no sabe o no quiere entender lo que significa la palabra amor.

Su hombría casi inexistente, lo obligan a interpretar el papel de marioneta.

Por esas cosas que no entiende, ni entenderá nunca, le está pasando lo que no cree merecer, es un compendio de sin sabores tan agrios, que de vez en cuando su refugio es ahogarlos con alcohol.

No está preparado para algo que no comprende, para algo que no le entra en la cabeza, esas medidas a las que se ve sometido le tienen anulada su personalidad. Su valor no es más que pura impotencia, humo, escarcha, se considera carne de cañón.

Él se ve cobarde por amor.

No le importaba serlo, ante el temor de que ella sufriera la ira de un monstruo totalitario con medidas sin sentido. Su supuesta cobardía le hacía sentir un miedo que lo estremecía, no lo podía evitar.

Poco le importaba reconocer su cobardía diciéndose...

¿Pero allí quien no es cobarde por amor?.

Su particular lucha se había convertido en forzada espera de tiempos mejores, donde este era su pensamiento...

--Abdico y acato así mi rendición temporal de lo que no tiene más defensa que el lento sufrimiento al que mis temores me tienen atado de pies y manos.

Entiendo que mi silencio es aconsejable hasta conseguir mi objetivo. Para que no sea peligroso hacer cualquier acto de lo que a gritos me pide mi callada ira que haga... Y que solo silencia mi cobardía.

4 de Diciembre del 2006

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar