Largando por mi boca, asere

La ranita y yo

La noche era la propia de la familia reunida alrededor de la mesa después de la cena. Esa sobremesa familiar cubana en un reparto de Pinar del Río estaba acompañaba de Berta, la presidenta del Cdr.

Berta en una prieta de unos 40 años, con una viveza que se le ve a la legua. Se nota en ella que no se le escapa nada, sabe cada vecino “del pie que cojea”.

Ese reparto rebosa de vegetación, su verdor llama la atención, el milagroso liquido elemento abundante en esa zona es el que obra ese color tan agradable para la vista del extranjero que viene de zonas más áridas.

Esa noche como tantas otras que en el patio de la casa y sobre la mesa etc. Se ven a los camaleones(lagartijas) como cazan las moscas, ves como las ranitas saltan por doquier, ves como cualquier insecto hace de las suyas si no hay apagón. Resumiendo que allí el tema de los animalitos “sueltos” está a la orden del día...

Estando en animada charla. De pronto sonó el croar sonoro de una rana, un croar con “¿sordina?”... Al principio ninguno de los allí presentes reparó en esa disonancia...

Al poco tiempo volvió a oírse el canto aquel y cada poco rato más de lo mismo. De la forma que “se quejaba la rana era poco corriente”

Allí nadie decía nada, hasta que yo dije, ¡qué raro suena ese croar?!

Bertha la presidenta del Cdr. Dijo. ¡ Esa rana está en él deposito del agua!... Ese que hay en el patio de las gallinas, está dentro y no puede salir... hay que sacarla sino pudrirá el agua...

Los allí presentes pusieron caras de Poker, pero nadie dijo nada. Yo al oír aquello, me ofrecí a entrar al deposito a sacar a la rana.

Rápidamente. Me puse pa´ las cosas en presencia de la presidenta del Cdr. Era la máxima autoridad allí presente y me puse manos a la obra. ¡Me dispuse a bajar al deposito del agua a salvar a la rana, sin equipo de hombre rana, valga la redundancia jejejejeje!

Tremendo alboroto causó mi osadía raneril. A la gran gesta por mi parte la llamamos “Operación Rana”

Toda la cuadra se dispuso pal evento, con miradas de escepticismo, oyéndose los siguientes comentarios. ¡ El gallego se volvió loco! Otros decían.¡ Que blanquito está! ¡ Esas patas no cogieron sol!

Y tras mucho palpar en él deposito no encontré a la rana, la prueba más evidente fue, que la siguiente noche volvió a croar, pero ya sin el sonoro eco de cuando estaba dentro del deposito. ( se había dado él piro)

¡En mi osadía ranil, no estuvo presente la prensa ni la televisión, tampoco ninguna unidad de la salud móvil por si había problemas.

Si me hicieron fotos pa ver de conseguir meritos en el citado reparto, por si me dan una plaza de bodeguero. ¡¡Allí los tabacos están a un peso cubano jjjjjjjjjjjj!

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar