Largando por mi boca, asere

Gracias a Cuba

Hoy me crucé con una vieja amiga abogado. Nos contamos como nos va en la vida después de varios años sin habernos visto. Estaba en un hotel de la ciudad de coordinadora de un curso de relajación, de los que tienen que ver con hacer calidad de vida dada la situación de estrés que se vive hoy en día. Que eso le llenaba, el derecho lo ejerció por esas cosas de hacer una carrera que más bien era por exigencias de la familia y por complacer a sus padres...

Al despedirme de ella me dio que pensar en mi vida y...

Yo también tengo que dar gracias de mi viaje a Cuba, sí analizándolo bien yo he vuelto a nacer...

Levaba una vida bastante ociosa y como pago a excesos pantagruélicos me llevaron de urgencias al quirófano. Donde sin avisar una Peritonitis gangrenosa casi me cuesta la piel.

Los días que siguieron a la intervención durante el post operatorio hice propósito de enmienda de la vida que llevaba. Corté de raíz las comilonas con los amigotes y demás excesos. El médico me dijo que con aquella panza y con las dificultades en las llegué al hospital estaba con vida de milagro.

Yo estoy reñido con el ejercicio. Una vez me apunté a un gimnasio y lo dejé rápidamente, esos lo tienen difícil con migo. Je,je,je.

Fue a base de quitarme cantidad en las comidas, empecé por el postre, fuera chocolate y dulces y los platos que mi madre me servía colmados hasta el borde, a partir de ahí fueron raciones normales. Yo me dije, lo que no te quieras ver en la barriga no ha de pasar por la boca. De esa forma me quité al tiempo y sin darme cuenta unos veinte kilos.

En el año 2003, a los meses de pasarme todo esto viajé a Cuba y fue lo que ahora me motiva más la vida. Dándome cuenta que sí tenía deseos de cambio en la vida ociosa que llevaba. El viaje fue determinante en esa pretendida calidad de vida de la que hoy hago gala.

Son cuatro años desde ese mi primer viaje y le han seguido siete más.

Reconozco que ahora estoy inmerso en más quebraderos de cabeza que antes de visitar la Isla, pero contento.

En la actualidad mi preocupación es traerme a mi esposa de allá. Ella es de la salud y eso es una especie de hipoteca en vida por haberle dado una carrera su gobierno.

Antes o después y con el paso del tiempo se “pagará esa carga” que pesa sobre su ansiada salida y el laberíntico ajetreo que hoy nos ocupa dará a su fin.

Me entretengo en llevar a mis familias lo mejor que puedo, la de aquí asumiendo con asombro eso de que aún siendo mi esposa no la dejen salir, y la de allá con mis viajes cada cierto tiempo y ayudándolos en lo que puedo.

Algo tengo que hacer, todo este embrollo de que ella pueda viajar me tiene ocupado y entretenido. ¿Si no que haría?

Como digo las comilonas de amigotes las corté. Ahora las conversaciones de teléfono, e-mails, foros de temática cubana y todo lo que huele a cuba, son lo que me entretiene y la verdad es que me encuentro bien aunque en momentos no entienda ciertas cosas de lo que le pasa al que estudia una carrera en cuba y por ello le pongan todas las dificultades del mundo para poder viajar.

Es lo que hay y lo asumo, pero de lo que estoy seguro es que nunca me arrepentiré de haber viajado a Cuba. Allí volvió a mí la ilusión de vivir por lo que le estaré eternamente agradecido diciendo— ¡GRACIAS CUBA!

Toni.- Julio de 2007

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar