Jinetero,... ¿y qué?

Por El Yoyo

El Yoyo no es rico, al menos en dinero. Las únicas cosas que ha logrado acumular en su vida son amigos y experiencias. En cada uno de los disímiles empleos que he tenido fuera de Cuba he aprendido algo. ¡Coño! ¡No vean cómo se aprende desde un cibercafé, calentado viejas en una línea erótica o de sobrecargo en una línea aérea! Cada uno llenó con creces mis entrañas con historias. Historias que andan dando vueltas por allá dentro y trataré de sacarlas como sea para compartirlas con ustedes.

 

 


Las razas en Cuba

Este es un tema sensible… bueno no para mí: Soy negro, nací en Cuba ¿qué bolá?

Pero a veces leo cosas sobre el tema de las razas en Cuba que me hace pensar que yo soy chino. No hay que dejarse engañar, por todos aquellos empeñados en demostrar que Cuba es el infierno, donde todo y todos son malos. Pero no tan calvo que se le vean los sesos. No es raro encontrarse en la Red gente que te dice: En Cuba hay racismo, los negros son discriminados, son esto y son aquello en Cuba… Incluso aportan estadísticas para demostrarlo, sacadas de un país donde cualquier cosa es confiable menos las estadísticas.

0
0
0
s2sdefault

Desempleo e inmigrantes

Mi madre, me toca el brazo y me dice entre incrédula y sorprendida: ¡Oye, ese señor bien vestido que va delante de nosotros, el del traje gris; acaba de pescar una botella del latón de la basura y algo así como un pan a medio comer que guardó en el portafolio…! No lo puede creer, porque no caminamos por La Habana sino sobre la cima del mundo. Este señor no es un buzo criollo, harapiento y maloliente. No, este lleva un traje de segunda, pero traje al fin y la denominación de origen tatuada en el culo: Made in La Yuma.

0
0
0
s2sdefault

La tortilla de 10 huevos

Un septiembre a principios de los 90 estuve por primera vez en las tierras orientales. A los orientales les ha tocado bailar con la más fea. Pero el período especial ha sido especialmente cruel con ellos: Fidel les dio la espalda y hasta Dios se ha olvidado de enviar lluvia regularmente para calmar la sed de esa tierra herida por una sequía sin precedentes.

Me dio por visitar por esos días una jevita que había conocido en La´bana. Precisamente porque estaba más buena que el carajo, me decidí a dejar La Poma y coger el tren lechero hacia el “lejano oriente”.

En el comienzo de la Sierra Maestra hay unos paisajes bellísimos. El pueblo llamado bueycito es un encanto y ya cuando llegué a Buey Arriba me parecía estar en el paraíso. ¡Qué paisajes coño! Miles de tonos de verde vegetales y azules de cielo se entremezclaban entre el salto de una catarata en miniatura pero seductora. Yo no había visto nunca una catarata, pero pensé que nada tendría que envidiar a cualquier otra de este mundo.

0
0
0
s2sdefault

Calentando viejas

… EMPRESA LÍDER NACIONAL DE OCIO Y TELEMARKETING EN PROCESO DE EXPANSIÓN SELECCIONA TELEOPERADORES ENTRE 15 Y 35 AÑOS. ACTIVIDAD COMPATIBLE CON CUALQUIER HORARIO, TRABAJO O ESTUDIOS. FORMACIÓN A CARGO DE LA EMPRESA. INGRESO SEGÚN DEDICACIÓN...

“6 meses coño y no he conseguido pincha. Me he jama´o la mitad de la tierrita que traje y lo peor es que no veo ninguna luz en el camino.”

“. Es una pincha, buscar pincha…” No hago más que saltar de un periódico pa´ otro. De una entrevista a otra, de una promesa a otra. Pero ya son demasiados meses. En el fondo lo que estoy es caga´o.

Esos y otros pensamientos me embargaban aún, mientras aguardaba en aquel vetusto salón de espera de la supuesta “empresa líder nacional”. Junto a mí hay como 60 personas de todas las edades y nacionalidades: Andinos, negros, algún que otro gallego y quien sabe si otro cubano tapiña´o. El calor y el ansia de encontrar un puesto de trabajo hacen sudar a más de uno. Eso hace la espera más irresistible.

0
0
0
s2sdefault

La obra maestra del Comandante

La crisis de los balseros de 1994 desencadenó una desconocida explosión popular de agosto 5 de 1994. Estaba yo en La Habana. Arreglaba un Chevrolet del 54 parqueado en la calle pa´ buscarme unos pesos, cuando pasaron como diez tipos gritando: !Se cayó Fidel!

- ¿Qué dijo ese tú?

El dueño del carro me dijo: -Negro, deja esa mierda que esto se jodió. Mejor sale de abajo del carro y vamo´a ver que pasa

Llegamos a la esquina y la gente seguía corriendo, sin saber en que dirección. Llegamos hasta el Paseo del Prado, casi a la entrada del túnel. Por momentos crecía el número de gente gritando y corriendo de un lado para otro. Pasaron varios camiones policiales que hicieron caso omiso a la multitud. Su objetivo estaba al parecer en el puerto pues casi nos pasan por arriba sin siquiera mirarnos.

0
0
0
s2sdefault

Esto le Zumba

Desde que he descubierto Internet me deleito leyendo historias aquí y allá. No sólo porque es más barato que los libros, sino porque también me mantienen más al tanto de la actualidad de los cubanos de la de la isla y los de allende los mares. Otra cosa son los foros, esos lugares que me trasladan a La esquina caliente de 23 y 12 junto a la cafetería La pelota o la Peña del Parque Central de La Habana donde llegué a ser asiduo visitante y donde muchas veces quedé afónico por defender a grito pelao a los industriales. He llegado a leer la historia de un gallego que dice haber encontrado nada menos que a Tyra Banks en la barra del Habana Libre… Pobre gallego :-)

0
0
0
s2sdefault

Desertar

A propósito de los deportistas que han desertado en estos días de la delegación de Cuba a los panamericanos, me vienen a la mente los miles, quizás cientos de miles de cubanos que, en algún momento de su vida, han tomado esta difícil decisión: Desertar. De entrada y aunque se llame a esto deserción, la palabra estaría mal usada en un país normal, pero en Cuba donde lo que no está prohibido es obligatorio, pareciera ser que la nacionalidad y el derecho a vivir en nuestra tierra se nos convierte en una obligación, en una especie de membresía, o peor aún en pertenencia a una dotación de la cual sólo se puede salir mediante la muerte o la compra a muy alto precio de nuestra libertad a nuestro amo.

Aún así, no es fácil tomar esta decisión. Los cubanos amamos nuestra tierra con amor irracional. No importa si alcanzamos la gloria en otras tierras, esta no sabe igual.

0
0
0
s2sdefault

Entrevista con un ex-jinetero

En días pasados conocí un cubano especial. Uno que se han abierto paso “a pinga limpia” literalmente hablando y que no se avergüenza de decir que “jineteando fino” logró hacerse ciudadano del viejo continente.

Reproduzco aquí nuestra conversación. No he quitado ni coma ni adjetivo. Sé que es un tema escabroso, que molestará a muchos y otros me regalarán cuanto epíteto les venga la mente. Soy conciente de que puedo herir sensibilidades y que hasta alguien pudiera sentirse asaltado en su privacidad. Salvo mi responsabilidad pues tengo su autorización para publicar su historia, el parecido es pura coincidencia.

Mi compromiso, el del Yoyo, es con Cuba y más que eso, con los cubanos donde quiera que estén. Soy cubano hasta la muerte, a pesar de vivir en otra tierra. A pesar de lo que diga “La oficina”, no me he divorciado de la isla ni de sus problemas. Por otro lado habría que ver de qué sería capaz un ciudadano del primer mundo en las condiciones de la Cuba actual, ¡qué no haría con tal de salir de la desesperanza!

0
0
0
s2sdefault

Bajo otro sol

Esta es una historia real, los nombres y los lugares están cambiados para no herir a mi amiga "EMMA"

Pedro siempre fue un tipo integrado, un revolucionario de verdad. Nunca escatimó esfuerzo para ayudar a la revolución. A pesar del esfuerzo y la convicción con que mantuvo a su familia su pequeña tomo otros caminos: Emma se empató con un gallego. El viejo jamás supo que su pequeña Emma era una de las más conocidas jineteras de La Habana.

- Ella estudió en la universidad, está integrada. Mi Emma se enamoró de un gallego, pero eso no quiere decir nada

En algo tenía razón el viejo Pedro, Emma era una chica inteligente, fuera de serie. Emma sabía lo que quería. A pesar de su diploma de abogada la pobreza le quedaba pequeña.

0
0
0
s2sdefault

La bella del Alambra

… y tenía un lunar,
en la rodilla,
que me hacía exclamar,
que maravilla…

Uno de los mitos de mi generación fue Beatriz Valdés: La bella del Alambra como la conocíamos en Cuba tras su éxito en la película del mismo nombre.

Con ella soñé cada día, miles de veces me dormí mirando su cara en el póster de la película que tenía pegado en la parte de debajo de la cama de arriba de la litera que compartía con mi hermano.

Dormía en la parte de abajo por eso podía mirarla mientras me vencía el sueño. Además no podíamos darnos el lujo de pegar un póster en una pared de un cuarto de solar de 4 por 4 por 6. Siempre hay algo más urgente que colgar: ya sea una silla, o una cazuela.

0
0
0
s2sdefault

Darwin, las vírgenes y los vibradores

Acomodado en el fondo del asiento del metro leo la siguiente anécdota que ocurrió en una sesión de la Academia de las Ciencias rusa. El agrónomo Denisovich Lysenko (1898-1976), fundador del llamado darwinismo creativo, daba una conferencia sobre la herencia de los rasgos adquiridos. Al concluir, el físico Lev Landau le preguntó:

- ¿Así pues, usted argumenta que si cortamos una oreja a una vaca, a su descendencia y así sucesivamente, tarde o temprano nacerán vacas desorejadas?

- Sí, es correcto.

- Entonces señor Lysenko, ¿cómo me explica que sigan naciendo vírgenes?

0
0
0
s2sdefault
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9