Jinetero,... ¿y qué?

Misa por dos difuntos más

Nunca pensé que despediría yo su duelo. No me tocaba a mí decir las palabras finales de su entierro porque ellos son casi 20 años más jóvenes que yo.

He abierto uno tras otro los correos familiares que desde Cuba me piden averigüe qué ha sido de ellos. No queda piedra en Miami que no haya levantado con la esperanza de encontrarlos aferrados a sus 25 años.

No han llegado, eso es seguro. En algún lugar entre La Habana y La Florida descansan dos más, pasto del inmenso mar que nos encierra. En una tumba de 90 millas reposan.

Hoy no acepto réplicas culpando a unos u otros. Dejémoslo ahí. ¿A qué averiguar quién tiene la culpa de esto?

Los cubanos estamos atrapados entre uno y otro extremo de la cuerda. Yo lo tengo claro. Los gobiernos de Cuba y USA se han dado la mano para de Cuba, no dejar ni la sombra. Yo los acuso a ambos por igual, no hago diferencias.

Pero castigar al culpable no les devuelve a la vida. Ni a los otros miles de frustrados balseros.

Ahora yo no se qué coño decirle a su madre, como decirle que no los encuentro, que ha pasado más de dos meses y nadie sabe de ellos, que de un tirón perdió a sus dos críos.

¿Cómo decirle a mi Cuba que nacemos muertos?

Que alguien me diga donde está su tumba pa´ ponerle flores,

Que alguien me diga donde estaba Dios,

Que alguien me diga qué decirle a los santos que debían haberlos llevado a buen puerto…

Pero sobre todo qué decirle a los balseros de mañana. Es inútil llamar a la cordura a futuros balseros difuntos. ¿A qué decirle a los balseros por nacer que sólo uno de cada cinco llega. Temo que me respondan: ¿Y por qué lo hiciste tú?

Esto debe terminar. Cuba se está muriendo, los cubanos en Cuba se mueren, los cubanos en el exilio mentimos pues todos estamos muertos. La esperanza está muerta.

Descansen en paz primos míos. Donde quieran que estén ya son libres.

Me consuela creer que Dios no hace diferencia entre difuntos nacidos en Cuba, Europa o Norteamérica. No hay cielos en dólares y en moneda nacional. No hay que sacrificar la eternidad para construir un cielo más justo. Dios ya lo hizo desde el principio. Disfruten entonces la paz que ahora les llega. Ustedes ya se libraron del problema.

Descansen en paz

Amén.

Jueves, 28 de Abril del 2005

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar