Jinetero,... ¿y qué?

Make money fast!

Mientras más me lo preguntan más alto lo grito: no estamos preparados para vivir fuera de la isla. Salir de debajo de la saya de mamá Cuba puede ser peligroso y hasta veces mortal para esos seres inválidos y sobreprotegidos que comúnmente se les llama “cubanos de Cuba”. Nada hay más peligroso para sí mismo -y lastimoso- que un cubano “de allá, recién llegado al más allá”. Con unas ganas inmensas de comerse el mundo, de crear una empresa, de hacer dinero, de empezar a enviar dinero a Cuba, de meter su nombre en el club de los cubanos triunfadores y directores de la Coca Cola. Cuanta para ello con todos sus títulos cubanos y la “maldá” traida de la isla.

Desgraciadamente esta no es una historia de ficción es tan real como dolorosa.

MLM

Todo ocurrió por el chat:

- Félix ¿te acuerdas de mí?
- ¡Coño asere, cómo no! ¿Qué bolá, cómo va la cosa?
- Pues muy bien. Estuve escachao un tiempo. Pero hace un par de años descubrí una oportunidad con una empresa americana y desde entonces me va de puta madre…
- ¡Coño, me alegro mucho asere! Yo, tú sabes… acabo de llegar. No me he terminado de bajar del avión y ya estoy en la búsqueda, a ver si cae algo y empiezo a chocar la bola. Es difícil, pero yo lo logro… yo le meto a cualquier cosa…
- ¡Coño…! Pensándolo bien, quizás tenga algo pa´ ti…
- Tira pa´ cá qué es lo que hay…

Al principio la conversación parecía la de dos amigos que se conocían desde Cuba. Pero nada más lejos de la realidad. Félix había abierto la trampa y la víctima (que en otro tiempo fue su amigo en Cuba) había entrado solita… o mejor dicho, empujado por las ganas de triunfar. Vino después la explicación exhaustiva. Una empresa recién llegada de USA, no se necesita experiencia, ni horarios, ni inversiones para empezar…

– Eres tu propio jefe chico ¡Trabajas cuando te de la gana! ¿El producto? Novedoso, sensacional. ¡Asere tú eres mi socio, esta son gente de verdad, yo las conozco… Mira, el mes que viene hay una presentación en tu ciudad a la que te puedo invitar… si te interesa claro. No pierdes nada con ir y oír…

Allí está nuestro héroe, en primera fila de un salón de uno de los hoteles más lujosos de la ciudad, junto a otro medio centenar de personas que han decidido tomar la misma oportunidad y eso no le desanimó. ¡Al contrario! La competencia es la madre del desarrollo capitalista. Hay mucho brillo, lujo, hombres vestidos de todo traje, palabras altisonantes que le hacen cosquillas en los oídos: negocio, ganancias… mercadeo en Red… las 500 compañías más poderosas del mundo… Pa´ rematar una tele conferencia proyectada directamente desde el cuartel general de la compañía en Estados Unidos los deja boquiabiertos “aquí hay dinero” piensa. Un grupo de personas desfila ante las hipnotizadas víctimas contando sus éxitos, lloran recordando cómo hace un año eran desempleados ahogados por las deudas y hoy gracias a esta empresa su vida… Allí está su amigo. Viste un hermoso traje azul oscuro y un enorme reloj dorado. Cuenta de su pasado en Cuba…

- ¿Te acuerdas Felito, cuando estábamos escachaos en Cuba? - dice desde la pantalla. Sí, cómo no se va a acordar si llegó como quien dice, ayer. - Hoy gracias a esta empresa soy un hombre nuevo… - y terminó repitiendo una frase de un tal Ford.

Su amigo es el único cubano en la compañía, pero es el más exitoso y el pecho se le hincha de orgullo ajeno.

- Felito, no te apures. – continuaron en el Chat- Piénsalo bien, tú eres quien pone tus límites. Puedes distribuir el producto y sacar 300 dólares al mes, que no están mal. Yo conozco quien sólo quiere sacar un dinerito extra y eso está bien… Pero caballo, aquí el dinero de verdad está en invertir en la compañía. Mira yo empecé hace un año y en part-time ya estoy haciendo dos mil y pico al mes. ¡Estoy pensando en dejar mi trabajo pa´ meterle el cuerpo a esto y retirarme a los 40!

Nuestro héroe se metió de lleno en la empresa. Recibió un paquete inicial, un par de revistas que leyó en la primera noche. Eso fue hace cosa de un año en el que ha perdido más de lo que ha podido distribuir y hoy ha sido sentenciado en un juicio, multado con 25 mil euros.

¿Y la empresa? ¿Y Felito? Desaparecieron como por arte de magia.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar