Jinetero,... ¿y qué?

Las razas en Cuba

Este es un tema sensible… bueno no para mí: Soy negro, nací en Cuba ¿qué bolá?

Pero a veces leo cosas sobre el tema de las razas en Cuba que me hace pensar que yo soy chino. No hay que dejarse engañar, por todos aquellos empeñados en demostrar que Cuba es el infierno, donde todo y todos son malos. Pero no tan calvo que se le vean los sesos. No es raro encontrarse en la Red gente que te dice: En Cuba hay racismo, los negros son discriminados, son esto y son aquello en Cuba… Incluso aportan estadísticas para demostrarlo, sacadas de un país donde cualquier cosa es confiable menos las estadísticas.

Por eso, pongo mi vida de ejemplo. ¿Por qué a mí no me cerraron las puertas de la Universidad? ¿Cómo es que en el claustro de profesores habían tantos negros, algunos de ellos doctores en ciencias técnicas? ¿Cómo es posible que el mejor profesor de cálculo en mi época de la Cujae era un negro que incluso no se había graduado aún? ¿Cómo pude yo sin ser hijo de papá, ni tener conocidos influyentes llegar a ocupar un puesto de muchísima responsabilidad en el Ministerio del Turismo? ¿Cómo es que vi trabajando tantos negros en los Hoteles? (Esto no niega que las plazas se vendieran, pero así y todo, se vendían a quien pagara) Sobre todo porque el boom hotelero de los 90 fue hecho por compañías extranjeras en su mayoría para las que todos los cubanos éramos esclavitos por igual. Podría hacer muchísimas preguntas y no creo que las respuestas me convenzan, porque yo viví en Cuba y jamé cable como el que más y si hubiera sido verde, habría jamado el mismo cable.

¿Quién tiró la tiza?

Muchas veces he sido testigo del victimismo de ciudadanos que achacan su precaria situación económica-social a la supuesta desventaja de ser negros. Pero cuando les pregunto: por qué no estudiaste, qué sabes hacer; las respuestas son vagas y deformes. Cuando yo estudiaba en la Universidad y tenía que pasar noches enteras dibujando proyectos o memorizando libros, veía pasar a esos mismos que hoy se quejan en pos de una fiesta y los veía regresar ebrios, casi al amanecer. Después los vi años pegados a la mesa de dominó de la esquina y hoy reclaman el derecho a un puesto para el que sencillamente no están preparados.

Es verdad que hay sólo un par de ministros negros en Cuba. Y si promovemos solo negros a Ministros y al parlamento… ¿cambiaría algo? ¡Si el problema de mi isla es que el poder está concentrado en una sola persona! Da igual que el Ministro sea blanco, negro, verde o no tener Ministros ni parlamento porque las decisiones las ha tomado siempre el rey: eso es lo que hay que cambiar, no el color del bufón.

Cierto es que en USA hay televisoras de y para negros. Yo, que vivo en Europa, me imagino qué pasaría si se me ocurre lanzar la idea de crear una televisora de y sólo para negros. Sería de entrada acusado de racista. USA es un país con su propia historia, libre de resolver sus problemas como le plazca, lo mismo que Cuba. Una televisión para un solo grupo poblacional, al menos en Cuba solo instigaría el odio racial y fomentaría la división entre los cubanos.

Adelantar la raza: uno de los temas favoritos.

Me han dicho muchas veces que en Cuba nadie quiere tener un negro en la familia, nadie quiere que su hija se case con un negro y otro montón de cosas que haría la lista infinita y que no niego, (aunque eso de que “nadie”puede llegar a ser una exageración al ver tantas parejas mixtas en la calle y porque hablar de blancos en Cuba, después de vivir en el norte de Europa, me parece una burla. Pero dejémoslo ahí pa´ no herir sensibilidades). Pregunto: ¿Es racista una mujer porque no le gusten los negros? ¿Está obligada a acostarse conmigo sólo porque el color de mi piel sea oscura? ¿Y donde quedan las preferencias? No es secreto que el ser humano persigue la diferencia, ama lo diferente. En Cuba el ideal de belleza es un rubio, alto de ojos azules; no es secreto. Lo que muchas veces desconocen mis compatriotas es que, en un país como en el que hoy vivo, donde todos son rubios altos y de ojos azules, los cánones de belleza se giran hacia otro lado y la gente va a los solariums a tostarse para oscurecerse, las mujeres se hacen trenzas africanas y un latino/negro/chino lo encueran con la mirada en la calle (so pena de ser acusadas de acoso sexual) y que los negros a los que nadie mira en Cuba no les da tiempo a ponerse el pantalón. Y todo por ser diferentes. Recuerdo ahora el día que se me ocurrió enseñarles a mis colegas el video “El Kilo” de Orishas en Youtube. Se formó tremendo revolico y poco faltó para que las rubias, altas y de ojos azules que trabajan conmigo se pajearan ante el ordenador (otra cosa sería en casa) al ver el pecho desnudo de Youtel.

Más doloroso aún es la historia del disidente Dr. Elias Biscet quien guarda prisión por disidir. Mis respeto para este compatriota, pues ha tenido los huevos de mantenerse fiel a lo que cree. Pero desgraciadamente, aunque admire su entereza, no puedo estar de acuerdo con sus planteamientos que creo están errados desde el principio. ¿Por qué? Abogar por el derecho de los negros en Cuba es sólo parte del problema. Inconscientemente su teoría divide a los cubanos en momentos en que estos deben unirse. En Cuba, lo único verdaderamente democrático en la tiranía, dicho en otras palabras: la decadencia se reparte pareja para todos: negros blancos, chinos; mujeres y hombres; religiosos y ateos. Nadie escapa al drama nacional que destruye a la nación. Por eso, en este momento me parece inoportuna una línea de pensamiento que sólo defienda una parte de la población y que desconozca al resto. Porque si un negro tiene bajo salario, un blanco también. Los problemas de vivienda, falta de derechos, prohibición de movimientos afectan en la misma medida a cada cubano sin importar qué color lleva en la piel. Viví en un solar de La Habana Vieja donde nos hacinábamos un arcoiris de razas, todos con el temor de morir aplastados bajo los escombros de un edificio de más de 150 años en estado calamitoso.

Escribo con conocimiento de causa. Viví más de 30 años en Cuba y llegué a ser un profesional respetado (en los límites que deja la isla).

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar