Jinetero,... ¿y qué?

Frijoles negros

¡Mira que yo he intentado veces hacer unos frijoles negros en condiciones!

Pero ni atrás ni alante. Siempre me pierdo echándole esto o lo otro y aunque sabían bien, no encontré nunca ese olor que salía de la cocina de "Mamita la Santera" cuando preparaba sus mejunjes para un toque de tambor. Tampoco había experimentado más esa sensación de "casi orgasmo" al probar un platico que la negra me separaba del convite pa´ sus santos. Porque cuando pruebas algo salido del fogón de "Mamita" no sabes si tragar... o venirte.

Anoche mientras dormía me despertó el olor. Venía directo de la Habana, del solar. "Mamita" debió haberme enviado ese aroma vía satélite o que se yo, pero me sentó en la cama de un tirón. Fui el único que lo sintió, el único que saltó de la cama en esta ciudad con la boca echa agua por el olor de unos frijoles negros recién hechos.

Cuando sonó el despertador me propuse darme el gustazo del siglo. Hoy es un día especial: es 27 de marzo, día de... ¿Qué pasó un día como hoy? ¿!Na´!? No importa. ¡Así que a celebrarlo!

Pasé por la tienda de chino e hice algunas compras. Me encantan las tiendas pequeñas. Esas en las que el empleado recuerda tu nombre o al menos tu cara. Donde pesa cada onza y trata de robarte con una sonrisa en los labios. Donde la gente grita: chino prepárame un bocadillo y ponme también una cristal!... (Na´ esta no es la Habana).

De vuelta a casa he sacado de su estuche mi gran tesoro: Un libro de Nitza Villapol que se cae a pedazos, el mismo que uso siempre mi madre en Cuba. Paso mi dedo por el índice, tienen que estar aquí: ¡Ah! aquí están: Frijoles negros.

En mi cocina empieza a oler a Cuba, se desprenden de mi fogón los mismos aromas de antaño en mi vecindad. Cierro los ojos y veo a los fiñes corretear en el patio... afuera hay una bronca por el dominó... Alguien le grita algo a "Mamita" que prepara el condumio de sus santos. Y mis negritos empiezan a dar vueltas por la cocina como leones aecchando su presa...

Me decido... pruebo... Uhmm! La misma sensación, un corrientazo me sube desde las plantas de los pies, estremece mis rodillas, entra por las entrepiernas y sigue dirección norte a estrellarse al paladar. ¡Dios mío!

Los chamas se pelean por un pedazo de carne, ella tiene su cara feliz. Le gusta que me meta en la cocina (!claro no tiene ni puta idea de que es cocinar, pero es tan bella!) y yo... yo me bebo un plato a secas, sin arroz, sin carne, sin na´: Frijoles negros pela´os. Dormidos para más señas. Dios mío este es el sabor de Cuba.

Y Eliades Ochoa me llena la sala de música y la mesa de botellas de Cerveza Cristal.

He llamado a "Mamita La Santera" para contarle de mi triunfo culinario. Me ha dicho que hoy es mi aniversario de santo, realmente yo no me acordaba.

Ella sabía de mi olvido, por eso me ha mandado una nota en medio de la noche...

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar