Cuentos de error y mis tedios

Herejía

Un hombre en nombre de Dios vivió toda una vida engañando y robando a la misma iglesia donde predicaba la justicia y propagaba el evangelio; habia comenzado aquello como un negocio cualquiera y le dio resultado; se hizo un perito en todas estas cuestiones de ministrar la fe.

No obstante finalizando, segun su criterio, su vida, comenzó a caer en un estado de sincero arrepentimiento, valga la redundancia, y con todas las culpas acumuladas y la ineludible presencia de Dios en su vida se le hizo pesada la existencia; de manera que consultó su modo de ver las cosas con un colega no sólo de oficio sino compinche de engaños y “travesuras”; pero quien, contrario a él, aun asumía su práctica religiosa de manera totalmente cínica y redunda la valgancia, práctica; asi que, tras escuchar a su amigo le dijo: ”mira, tu sigue sacándole la buena lasca a esto y cuando estés frente al Señor le dices que estas arrepentido… y estas salvo!”; “Pero ¿no crees que si El lo sabe todo sabe si verdaderamente estoy arrepentido o no?”; “Eso es cierto, pero mira, en realidad no estoy seguro que nos enfrentemos a nadie para un juicio final o algo asi, a lo mejor es puro cuento y estamos sufriendo arrepentimiento por gusto, la realidad, por ahora, es esta que palpamos y en ella yo estoy viviendo bien “Gracias a Dios”; “Sinceramente, compadre, no he adelantado ni un poquito hablando contigo… pensé que hubieras podido estar tan arrepentido como yo y asi compartir…”; “Aun si lo estuviera, no adelantarias nada, pero si de verdad estás arrepentido y segun la ley que conocemos “los ultimos seran los primeros”, tú estarás salvo y yo jodido, hasta ahora al menos que no tengo ningun cargo de conciencia”; “compadre, es que me acuerdo de cada cosa que hemos hecho y no puedo vivir con eso, no me lo perdono…” ; “…en eso consiste, amigo, tu verdadero arrepentimiento, me alegro por ti aunque yo no sienta lo mismo… si decidiste ser “buenito” a partir de ahora que Dios te bendiga, estás a tiempo de enmendar muchas cosas no sólo de tu vida sino en la de los demás, si aún por tu sola conveniencia pudiste llevar a la fe a muchos, dígame usted ahora… y a quienes te sientas en el compromiso de pedirles perdón hazlo y te quedará la conciencia tranquila, eso si, piénsalo bien, pues yo sé que eso atentaria contra tu trayectoria y podria afectar tu status…”; ”…mmm… no sé, veré; por el momento el lio es conmigo y Dios, en la práctica no solucionaria nada pidiendo perdón individualmente a quienes he dañado, yo necesito más bien el perdón de Dios… ese es mi conflicto”; “Dios todo lo perdona hermano… no sufras más”.

Se desarrollaba esta conversación mientras por delante del templo pasaba un tercer personaje, un hombre desprendido, altruista, inteligente además, alguien respetado en todo el pueblo a pesar de no haber asistido nunca a misa; algunos pensaban que alguna religión “rara” practicaría pues no es posible vivir sin algún Dios; pero quienes lo conocian personalmente sabian que Armundo no era ni siquiera un excéptico, estado al cual pasan quienes de alguna manera disienten de la fe que ya conocieron; Armundo era un ateo sin remedio, no tenia el gusto de conocer a Jesús el Cristo a no ser por lo que lógicamente es parte de la cultura universal; esto no estaba en ningún modo en contradicción con su humanidad en toda la extensión de la palabra, ayudaba a quien lo necesitara a la medida de su alcance y quizás por ello viviera mas modestamente de lo merecido de acuerdo a su puesto de profesor en la facultad universitaria, remanente del esplendor intelectual de aquel lugar en otra época. Quienes tenian el privililegio de conocer a Armundo de cerca también sabian de su hermano mistico que decidió vivir en Sri Lanka y estos amigos cercanos formaban parte de un muy selecto círculo con quienes Armundo solia sostener largas conversaciones donde Dios también era uno de los temas revisado y manifestado en multiples maneras.

Quiso el cuentista que los tres personajes de su historia murieran el mismo dia -como quiera que sea el artista es el pequeño Dios de sus creaturas- y se enfrentaran precisamente ante el juicio que los condenaría o salvaría eternamente…

En este juicio cada quien expone su criterio, tiene todo el tiempo del mundo más el adicional de la eternidad; pero como nadie le gusta estar en el limbo casi siempre se justifica en breves conceptos la corta vida… antiguamente existia un purgatorio para los indecisos pero a pesar de lo infinito del espacio este llegó hacerse intransitable, de manera que ahora era el todo o la nada…

El personaje cínico de este cuento, hizo, por supuesto, lo que tenia planeado aunque en este momento estaba incontrolablemente tembloroso, aterrado, y las palabras le salieron del alma -al fin de cuentas no habitaba ya en ningun cuerpo-; “Señor, yo he trabajado toda la vida para este momento, sólo he hecho lo que la fe en usted me ha inspirado, si alguna vez mi libre albedrio se impuso y me hizo errar o confundió mi discernimiento estoy sinceramente arrepentido…”

“todo estaria bien si no hubieras intentado culparme a mi de tus decisiones y yo sé que no estás arrepentido sino temeroso… te perdono hijo… la sabiduria es el temor a Dios como habrás aprendido de uno de mis mas selectos hijos…”`

Allá estaba el otro sacerdote gritando “señor yo no tengo tu perdón… soy un desdichado… un vil, he hecho mucho daño… no soy digno ni de amarrar tu calzado… ay Dios mio perdóname!”

“Hijo, por fin, ¿no tienes mi perdón o si?” De la respuesta a esta pregunta se derivó el camino de este otro….

Por ahi paseaba Armundo, no veia, no sentia, no manifestaba arrepentimiento ni gozo, no veia a quien tampoco habia visto en su existencia terrenal, no se le pudo juzgar por falta de presencia en el juicio; se propuso enviar su candidatura al infierno por hereje, cosa que no afectó su fusión con el universo pues tampoco creyó en demonios; el hermano en Sri lanka sigue escribiendo cuentos misticos donde hasta Dios es un personaje y por eso puede ser condenado.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar