Cuentos de error y mis tedios

Tiempo de morir

Apenas me dió tiempo a levantar la mano de donde estaba según le correspondía por el ritmo del andar; la primera palabra de la advertencia se enredó en el cielo de la boca y el claxon sus-tituyó todo ruido pues el quejido se quedó a medio camino entre el cerebro y los inútiles labios... ¿y cuanto quedaría en aquélla masa pensante ya no contenida en tres pares de huesos planos?... Dicen de la memoria regresiva, fugaz; antes de concluir se repasa todo, última gracia concedida... pero ¿le daría tiempo a aquél muchacho pensando en no sé qué cuando la nariz del carro distaba el asombro de sus ojos bajo el corte de cabello contemporáneo... quizás lo ayudara a tan apurada retrospectiva los escasos veranos de existencia o tener ya todo el tiempo a su disposición.

“No me dió tiempo a advertirle”, “no se dió cuenta a tiempo”, “no llegó a tiempo para salvarlo”:.. el tiempo siempre burlándose...

 

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar