Cuba es un cuento, compay

Aquella flota nuestra. Década 1960-70 - 3

Tratar de hablar algo sobre la historia de nuestras flotas ignorando el paisaje político que se vivía en nuestra tierra, puede ser el peor crimen que cometa el mejor de los historiadores. La flota crecía a pasos agigantados y como expliqué con anterioridad, hubo necesidad de inyectarla con sangre nueva, la mayoría de ella sin antecedentes de tradiciones marineras en sus familias. La presencia de la militancia partidista era muy pobre aún a finales de esa década, sin embargo, dentro de la gran masa de jóvenes recibidos en la flota, se destacaba un alto porcentaje de miembros de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas) Estos muchachos pertenecieron a esa generación nacida poco antes de la “revolución” y fueron absorbidos inmediatamente por el sistema implantado. Lo recibieron con júbilo y puede considerarse un factor decisivo en la marcha de todo el proceso que se vivía. No podemos olvidar que todos aquellos barbudos bajados de las montañas, eran en su mayor parte de origen campesino y analfabetos. Las esperanzas para sobrevivir debían depositarse en manos jóvenes y así se hizo en todos los frentes del país. ¿Cómo seducirlos y conquistarlos? Muy fácil, siempre ha existido una palabra mágica que bien utilizada se convierte en una verdadera trampa, “El Futuro”.

Los barcos se vieron de pronto invadidos por esos bichitos que un poco más tarde se convertirían en los “militantes” que transformarían todo el escenario aún existente. La delación era transformada en un acto patriótico y se acudía a ella con demasiada naturalidad. Todo comenzó a cambiar radicalmente y fuimos perseguidos con saña por el fantasma de la CIA, quien según las versiones oficiales trasmitidas en cada reunión “importante”, se encontraba empeñada en captar a unos pobres marineros con un salario en el extranjero de 0.75 centavos de dólar diario.

Podíamos encontrar la presencia de la CIA en todas partes, bares, tiendas, plazas, ómnibus y hasta en los mismísimos prostíbulos. Cada mujer que contactara con nosotros disponía de medios electrónicos para espiarnos y arrebatarnos todos los secretos de estado que poseíamos. Cualquiera de ellas podía tener un micrófono instalado en la vagina, había que temerles y evitarlas. Todo el que se nos acercara era un potencial enemigo, así nos informaban. Hay que evadir los contactos, estamos viviendo bajo una constante amenaza, podemos ser secuestrados. ¡Mira que se comió mierda! Fue creado un estado de paranoia insoportable, hubo puertos donde se reforzaba la vigilancia, por ejemplo Rótterdam. Allí, era visto con mucha frecuencia al “Brother”, ¿alguien lo recuerda? Fue un marino cubano que desertó un día y de buenas a primeras se convirtió en un agente especial de la famosa agencia de inteligencia norteamericana. El fantasma del “Brother” fue visto en viajes a Holanda, Bélgica, Alemania, Inglaterra, andaba por toda Europa tratando de captar nuevos agentes entre nosotros, unos bobos divertidos.

En nuestras vidas todo adquirió un matiz ideológico con límites muy peligrosos de burlar, la forma de vestirse, pelarse, manifestarse. El consumo de la música extranjera, la asistencia a “círculos de estudios”, trabajos “voluntarios”, etc., podían determinar la posibilidad de continuar viajando hacia ese “futuro” maravilloso que nos prometieron.

En el año 68 se comete uno de los errores más graves producidos en la historia de nuestro país, se implanta la “Ofensiva Revolucionaria”. No dejan títeres con cabeza y el gobierno interviene todo tipo de negocio particular con la justificación del supuesto “enriquecimiento” de algunos y la “explotación del hombre por el hombre”. Un simple limpiabotas, sastre, vendedor de fritas, lavandero, zapatero, albañil, chapistero, etc., podía convertirse en “rico” y eso no estaba permitido dentro de los cánones de la nueva siciedad, el “Paraíso cubano”. Los pueblos tienen muy mala memoria y casi nadie recuerda aquello. Gente recogiendo colillas de cigarros en las calles porque el tabaco desapareció del mercado, mártires por ingerir alcohol metílico debido a la promulgación de una ley seca en un país de bebedores.

Incremento de la prostitución más barata del mundo, las abuelitas de las actuales “jineteras” se vendían por un jabón, pañuelo de cabeza, blumer, etc. Cuba tenía arrendada toda una flotilla de buques griegos con tripulaciones mixtas, ellos fueron los principales vectores de enfermedades introducidas en nuestro país, se repitió la historia de los indios cubanos y los conquistadores españoles.

Aún contando con un panorama tan negativo, las condiciones a bordo de nuestros buques habían sufrido pocos cambios y éramos considerados unos “privilegiados”. No tengo la menor duda de que era cierto, la población sufría y soportaba silenciosamente, pasivamente, todos aquellos cambios radicales realizados con la promesa tan empalagosamente explotada, “El Futuro”.

Termino esta década con algunas fotos de los buques adquiridos en esas fechas, desgraciadamente no poseo imágenes de los buques comprados para la Empresa Nacional de Cabotaje, Servicios Marítimos y todas las flotas pesqueras que existieron en la isla. Convencido estoy que sumaron muchas.

Esteban Casañas Lostal. Montreal.. Canadá. 2011-02-06

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar