Luis Amador

Paleolítico viene de Palo

El amor contemporáneo es similar a los platos agridulces. Sus componentes básicos son: la miel hormonal del amor físico, que une al macho con la hembra, y el ingrediente agrio que los separa, la suegra.

Hace millones de años que los humanos tenemos dos grandes interrogantes sin resolver: # 1 ¿ Quien fue primero los huevos o las gallinas ?. # 2 ¿Quien fue primero el amor o las suegras?. La opinión de científicos alcachóficos como yo, es que existe una interrelación directa entre las dos preguntas. Se sabe que los huevos y el amor son partes de la misma cosa, están hechos unos para el otro, y que gallinas y suegras también forman buena pareja.. cacarean y escarban donde no las llaman. ¡Como envidio a los paleolíticos!. En sus tiempos gruñían fieras, no las suegras.

Epe (apodo cavernario de José) se asomó sigilosamente a la gruta y olfateo el ambiente. Un fuerte olor a bacalao le apachurró las glándulas pituitarias. (esperen, no protesten). Debo comparar el olor con algo conocido, se que entonces no hacían bacalao, pero el olor existía, porque tampoco habían inventado el bidet.

Sintió como el suelo cedía ligeramente bajo sus pies, después un ardor subió por sus piernas y lo obligó a moverse. Avanzó unos pasos e hizo bien, pues de seguir allí, las hormigas mierdifagicas lo hubieran comido conjuntamente con la piramidal cagada, sobre la que se encontraba parado. No obstante tener los pies melcocho-apestosos, continuó bramando de deseo. El olor a bacalao alteró el bombeo de su sangre y el hidráulico comenzó a molestarlo. Eso sucede cuando no se encuentra donde colocar el impulso.

No puedo describir a Epe; hace tanto tiempo que esta historia sucedió que puede ser mentira. Ni siquiera sé la edad. La aritmética estaba naciendo, Epe era un adelantado de su tiempo, sabia contar hasta el uno, sin embargo puedo asegurar que tenía pelos allá, y más para allá. Ademas, era chicuelo, rehecho, grueso de pecho y carichupado de nalgas. No era un prototipo de "gigoló" cavernícola, pero feto y raro no dejaba de ponerle énfasis a trabajar en la vía férrea, o lo que es lo mismo, tratar de colocar la traviesa.

La cueva vestida de penumbras, con gusto se hubiera encuerado frente a una bombilla de Edison. Allí entró Epe cauteloso, procurando no tropezar con ningún objeto. Las cavernas amplían el sonido, a tal punto, que suena como bomba un simple pedo. En territorio enemigo debía actuar con mucho cautela, si lo sorprendían husmeando perdería las bolas y después la vida. Era el orden lógico, primero se comerían las bolas de carne de antílope que llevaba atadas a la espalda, y de sobremesa se divertirían a costa suya. El jefe ordenaría que las viejas del clan (suegras paleolíticas) lo mordieran con sus encías sin dientes, tan duras como picos de papagallos, hasta dejarlo mas arrugado que trompa de mamut.

Afortunadamente la gruta solo contenía olores, que no voy a especificar porque el mejor era a caca. Al fondo un rayo de luz le indicó que existía otra salida, eso lo dedujo desde adentro, si hubiera estado afuera seria otra entrada. Se fijaron que sagaz era Epe. Algunos policías cubanos envidarían tal razonamiento. Raudo, como Ninja Turtle, esquivó las aristas cortantes de las rocas (igual a lenguas de suegras) para arribar a una explanada cubierta por un portal de piedra. Lo que quiere decir que penetró por la puerta de la retaguardia, donde lógicamente se concentra el olor a bacalao.

Frente a Epe, camino abajo, el valle explotaba en tonalidades de verdes tan variados, que para reproducir aquellos colores el pintor mas avezado se quedaría corto de paleta. Los gigantescos árboles hubieran sido paraíso terrenal para fabricantes de play wood y controversia segura con los ambientalistas. Atmósfera en calma y sol radiante, contradecían a los vientos Sureños de 25 klms. x hora y 60 % de posibles lluvias. Así fue pronosticado desde el observatorio de mentirologia por el brujo mayor (no piensen es Castro) en su parte del tiempo. Desde entonces andan equivocados, los rojos también.

- Via ma longa, o calu mi la mocala. Pensó Epe.

Como ustedes no son paleólogos, esos tipos que dicen saber leer lo que escribieron otros tipos que no sabían escribir, permitanme traducirlo.

-Me marcho de aquí, o me queman el trasero.

Pensando y haciendo. Descendió de la colina hasta meterse entre las malezas. (maleza = cómplice vegetal de amantes furtivos y gente con dolor de barriga.)

Epe portaba grandes jorobas en los dedos gordos de cada pie, que sin duda fueron antepasados trogloditas de los juanetes actuales. Esas protuberancias se trababan en las hierbas como las mentiras que meto en mis cuentos, y con la misma dificultad para avanzar que yo, batalló para llegar a la margen del río.

Se acomodó entre dos piedras, extendió las piernas y remojó los juanetes, que venían al rojo vivo por las rasaduras contra las hierbas. Una nube veló sus ojos, no del vapor de agua de los juanetes, sino de emoción cuando miró corriente abajo.

- Nalgula güena, cotejo polin. (hermosa muchacha, resuelvo problema) Comentó para sí.

Se soltó y suspendió las bolas (de carne de antílope) y como tigre dientes de sable, ¿ estoy zoológicamente en tiempo verdad? se escurrió entre los arbustos y dio un rodeo para bajar las faldas, (tranquilos, todavía no, esta falda es falda de la vertiente del río, ademas andaban en cueros) fue a situarse detrás de la caversicola, digo caver-SI-cola en vez de cavernícola, porque si no le caver-NI-cola para que la iba a usar.

La muchacha inclinada cabeza abajo y popa hacia arriba bebía agua del río. Permitanme aprovechar la posición de la fulana para aclarar que tenia pelos muy peludos. Epe, abobado en su observación, resbaló y cuando se dio cuenta de su desequilibrio, iba cuesta abajo como mala palabra después de un martillazo. En el descenso un tronco podrido le restó velocidad y evito que ambos fueran a parar al torrente del río.

Ella se volvió sobresaltada. Molesta lo increpó.

-Makuto katea larruta m`ijo. (coño mira por donde vas)

Él no respondió. Rebosante de testosterona, le arreó irreverente macanazo por el tronco de la oreja que la dejo chibirica, prácticamente bailando en una pata. Por fortuna todavía no existía acusaciones por acoso sexual, sino, ni con las bolas paga. (las de carne de antílope).

No podía perder tiempo, recogió las bolas, las tenia colgando (las de carne de antílope) en un árbol, y salió que chiflaba, dejando detrás de si un trozo de juanete en cada obstáculo.

Con la muchacha cargada en hombros, cerca de la nariz, trotó durante horas flotando en un mar de conjeturas sexi-estimulantes. Los humanos hemos cambiado, en un principio los olores eran esencia de vida, el olor a bacalao, o a bolas, nos mandaban a la gloria, pero hoy con esos olores nos mandan a la porra.

Entraba la noche envuelta en su manto de luto, (¿descripción poética o cursi-picuda?) cuando Epe, muerto de cansancio, llegó a su otro hueco negro y apestoso. Allí encontraría refugio seguro y al fin podría darle uso a las bolas (las de carne de antílope) de lo contrario, se le pondrían apestosas como las otras..

Su gruta constituía un precioso hábitat con vista al lago y entrada con puerta propia, (seboruco volcánico de poco peso) cocina de cas, (cascaras de palos) colchón de paja, ¿ cuantas? vaya Ud, a saber, juego de comedor de cinco piezas, (piedra plana y cuatro mas) aire acondisoplado, (de acuerdo a la intensidad y dirección del viento) en fin, un apartamento que era una monada sin mona.. hasta aquel momento.

Prendió la hoguera con su encendedor de chipa electrónica. (regalo Alien) El tipo estaba cansadisimo, no tengo tripas, para ponerlo a encender fuego frotando dos palitos. Acercó la muchacha al calor y comenzó a reanimar a su media mitad. Desde entonces por compensación se dice media mitad, lo que a uno le sobra abajo a la otra le falta, y lo que a una le sobra arriba al otro le falta. Así que, poniendo las partes en su lugar todo acopla de maravilla. Pasaron los siglos y se descubrió otra combinación: 23 x 3 = ¿..? una ecuación razonable y buenisisiiisima.

Volviendo al tema y dejando lo sicodélico, es de resaltar que Epe no sabia nada de como acomodar las mitades de la naranja, era casto, virgino, (muy macho) pero como adulto tenia un atraso sexual, que comía hasta cubano asado. Así, sin saber, recurrió a la madre natura que todo lo compone para que uno componga. En las tinieblas del tiempo se hizo el amor a palos, por eso paleolítico viene de palo. Hoy se sigue haciendo, lo que con variantes en el tipo de palo. Antes un buen garrotazo resolvía el problema, en cambio hoy, primero se promete resolver el problema y después se da el paletazo. El tiempo sigue haciendo posible el amor, los palos también.

Epe froto su nariz contra la de ella y alzó sus ojos al cielo rogando que no se le hubiera pasado la tranca, o sea el golpe. En lo alto, la luna brillaba estúpidamente sin tener nada que ver en este asunto.

Su vida había cambiado drásticamente. Recordaba sus días de infancia, cuando escondido entre las piernas de su madre lo embargaba el miedo al oír el trueno, aquel sonido aterrador igual al estruendo de la digestión de su padre. Recordó como huían de los animales comegentes y cuando un trágico tiranosaurio se almorzó a su familia. Por eso no había visto nunca amar físicamente, su saber llegaba hasta la experiencia del hacer de los animales salvajes.

De pronto le vino a la mente el amor entre lagartijas, pero lo desechó por enredado e incomodo. La caversicola dio signos de regresar del batacazo y él aprovechó para preguntarle:

-¿ Jama polín jaba jeva ? (Sabes algo de amor)

A lo que ella respondió:

-Uuuh, Jaba jeva manga polín polinesio. (conozco amor bailo go go)

Epe tuvo suerte, la profesión mas antigua del mundo ya disponía de ejecutoras. Como a veces pasa... Epe y muchos otros a través de la historia terminan su aventura por la vida, sin estrenar zapatos cero millas. Sin gozar de nada nuevo se conforman con andar en chancletas gastadas, cuyos huecos hicieron pillos de tiro rápido. Pero en fin, lo importante no es estrenar zapatos, sino que nos queden cómodos.. Como diría un viejo soldado amigo de mi padre: Cualquier hueco es buena trinchera.

Aquella noche nació el apellido, porque después que Epe conoció el amor físico la caversicola le dijo:

- Ta gueno.. sas.. Epe Entiquiti. (bien hecho.. pero.. José Escaso)

No obstante el apellido, Epe y la caversicola fueron felices. Para ella poco pero bueno y seguro, fue mejor que mucho inerte, y para Epe mujer física superó a beldad en la imaginación y su colchón de..

Nota aclaratoria:

Obviamente no me parió una cepa de plátanos. Aunque ustedes no lo crean tuve madre, amo a las mujeres, he tenido dos esposas, soy padre de mujer. Tanto las amo que admiro al único hombre con esposa creación de Dios, Adán Sin Suegra. A los otros el diablo les corto la cola pero les colgó las suegras. No obstante hay suegras malas y peores.. sin embargo.. a pesar de todo hay cuatro suegras perfectas:

  • Suegra perfecta # 1 Cuando nuestra esposa es huérfana.
  • Suegra perfecta # 2 Si es paralitica/ciega/sordo/muda
  • Suegra perfecta # 3 La de Epe, que indigestó a un saurio
  • Suegra perfecta # 4 La fabrica de plásticos, madre de la muñeca inflable.

Nota de agradecimiento:

Gracias a las suegras, tenemos adorables esposas.

Gracias a las suegras, viven muchos abogados.. del divorcio.

Gracias a las suegras, se aprende que yernos o nueras aceptables no han nacido todavía..

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar