Santería

El término "santería" fue utilizado por los españoles de manera despectiva para burlarse de la aparente devoción excesiva que mostraban los seguidores a los santos, en detrimento del Dios judeocristiano Yahvéh.

Los amos cristianos no permitían que sus esclavos practicasen sus diversas creencias animistas de África occidental. Los esclavos encontraron una forma de burlar esta prohibición, y concluyeron que los santos cristianos no eran más que manifestaciones de sus propios dioses. Los amos pensaron que sus esclavos se habían convertido en buenos cristianos y estaban rezando a los santos, cuando en realidad estaban siguiendo sus creencias tradicionales.

Los Santeros o Regla de Osha-Ifá es un conjunto de sistemas religiosos que funden creencias católicas con la cultura tradicional yoruba. Es, por lo tanto, una creencia religiosa surgida de un sincretismo de elementos europeos y africanos.

La santería fue practicada por los antiguos esclavos negros y sus descendientes en Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Panamá, Venezuela, Brasil y lugares con gran población hispana en Estados Unidos de América (Florida, Nueva York, San Francisco, Nueva Orleans, Los Ángeles, Miami y San Diego).

Fuente: Wikipedia


Vaticinio

0
0
0
s2smodern

No soy creyente, más de una vez lo he afirmado, soy ateo. Pero muy dentro de mí subyace un gran respeto hacia todas las religiones y sus ritos.

Hace unos días hablé sobre el arraigo del sincretismo religioso en la isla. En muchas ocasiones rozo el tema y no lo trato en profundidad para no agotarles, y que sin embargo, pasen un rato ameno y divertido

Pero ahora les voy a contar una historia que me marcó de por vida. Es seria y les ruego que lo tomen con seriedad, pues cuando la lean comprenderán por que lo digo.

Yo tenía 18 años, poco más o menos. Vivía en un barrio pobre de la periferia de la capital, El Calvario. Un reparto de casitas achatadas, remendadas, vetustas y calurosas. En ese barrio nací y me crié. Entre lomas y hierbazales, montando caballos robados y jugando pelota al duro y sin guante.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

La religión de Ocha

0
0
0
s2smodern

La Santería Cubana

La religión de Ocha o Regla Lucumí (Yoruba) es la religión cubana por excelencia. La llevaron consigo los africanos, de etnia predominantemente Yoruba, que convertidos en esclavos, llegaron a la isla y en la actualidad es la más practicada por la población sin distinción de colores. Dentro y fuera de Cuba es más conocida con el nombre de "Santería".

El sincretismo que se ha producido entre ambas religiones, Católica y de Ocha, atañe a la imagen externa de las deidades lucumíes, que se han asimilado a los santos católicos. Así Oshun es representado como Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, Changó como Santa Bárbara, Babalú Ayé como San Lázaro, etc. y a ciertos ritos como la misa. Asimismo las oraciones cristianas se incorporan al "corpus" de oraciones lucumíes .

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Orishas y ofrendas

0
0
0
s2smodern

Siempre ha sido muy supersticioso y creyente. En Cuba lo fue y acá en España todas esas creencias han tomado fuerza. Cuando salió del país se trajo todos los santos. No sé cómo hizo para lograr sacar del país todas aquellas imágenes. Creo que sobornó a unos cuantos aduaneros y policías para lograrlo. Adalberto Núñez, alias “El Nagüe” aterrizó un soleado día del mes de enero, hace unos tres años, en el aeropuerto de Barajas y lo acompañaba una retahíla de santicos, casi un ejército. Se trajo a todo el mundo, al menos, los que componían su corte protectora: Babalú Ayé, Changó, Ogun, Ochún, y muchos otros. Casi todos en yeso, muy bien envueltos en trozos de periódicos. Fragmentos de discursos, zafras inacabadas, planes quinquenales y fotos de Fidel, envolvían aquellas figuritas. La policía del aeropuerto madrileño lo tuvo retenido medio día, a su llegada, y a cada santo se le hizo una radiografía. Para detectar drogas. Creo que es la única vez en la vida de la santería cubana que sus santos cogen tantas radiaciones. Aquellas inocentes figuritas cogieron más radiaciones gamma que los japoneses de Hiroshima y Nagasaki. Pero era necesario para descartar que contuvieran algo más que no fuera mitología afrocubana. Cuando se convencieron, los polis, de que no había nada en ellas, se las devolvieron sanas y salvas.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

La madrina

0
0
0
s2smodern

La primera vez que la vi con un santo montado yo era muy chamaco, me asusté mucho al verla tirada en el piso y revolcada en sus espasmódicas convulsiones. Había adquirido una voz varonil y cada palabra era expulsada con un poco de espuma por la boca. Algunos de los presentes trabajaban duro para controlarla, no fueron suficientes dos hombres y requirieron la ayuda de otra pareja. Nunca comprendí aquel raro lenguaje acompañado de bocanadas de humo y ese rocío general de una colonia barata que venía en un pomito estrecho y alto. Una vieja tenía un sistema de regadío en sus manos y alcanzaba a cada uno de los presentes, hasta uno de mis ojos llegó una gota de aquel horrible perfume que usaban para espantar algo. No pude entonces contener lágrimas involuntarias, tal vez por los efectos del alcohol, quizás por el miedo sentido al ver a mi madrina postrada en el suelo y luchando contra cuatro hombres, su rostro totalmente desfigurado y con voz de macho, yo no comprendía nada.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

Comercio y religión

0
0
0
s2smodern

Una nota curiosa hoy en La Habana son los vendedores de objetos religiosos que ya pululan en todos los barrios populosos de la urbe. Se pueden observar entre los pequeños comercios privados abiertos en La Habana después de la autorización estatal que incrementó las licencias a nacionales para realizar actividades económicas privadas.

Entre las nuevas iniciativas emprendidas por los cubanos que se han arriesgado a establecerse “por cuenta propia”,  están las pequeñas tiendas de venta de objetos religiosos ligados a los rituales de santería, como es conocida la Regla  de Ocha, una religión sincrética fundamentada en tradiciones religiosas africanas.  Estos nuevos negocitos habaneros son, de hecho, la versión nacional de las llamadas “botánicas” que desde hace mucho tiempo abundan en Miami, “la otra capital de los cubanos”.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

El legado africano en Cuba

0
0
0
s2smodern

En este artículo se trata de la actividad religiosa, o parareligiosa, practicada en amplios sectores de la población de color de Cuba, que hunde sus raíces en su anterior vida en África y en la esclavitud. Porque los esclavos negros mantuvieron inicialmente el culto de sus antiguos dioses, y también de sus costumbres y asociaciones, que en alguna forma sobrevivieron y a la larga dieron lugar a varios sistemas religiosos en los que reestructuraron sus creencias. Y así las prácticas religiosas de la cultura yoruba cristalizaron en un solo cuerpo litúrgico al que denominaron la Regla de Ocha o santería; las procedentes del Congo y Angola en la Regla de Palo o mayombe, y en forma parecida nacieron los preceptos religiosos de la sociedad secreta Abakuá, procedente de Nigeria; las casas de babalawos, etc.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern

La madrina

0
0
0
s2smodern

La primera vez que la vi con un santo montado yo era muy chamaco, me asusté mucho al verla tirada en el piso y revolcada en sus espasmódicas convulsiones. Había adquirido una voz varonil y cada palabra era expulsada con un poco de espuma por la boca. Algunos de los presentes trabajaban duro para controlarla, no fueron suficientes dos hombres y requirieron la ayuda de otra pareja. Nunca comprendí aquel raro lenguaje acompañado de bocanadas de humo y ese rocío general de una colonia barata que venía en un pomito estrecho y alto. Una vieja tenía un sistema de regadío en sus manos y alcanzaba a cada uno de los presentes, hasta uno de mis ojos llegó una gota de aquel horrible perfume que usaban para espantar algo. No pude entonces contener lágrimas involuntarias, tal vez por los efectos del alcohol, quizás por el miedo sentido al ver a mi madrina postrada en el suelo y luchando contra cuatro hombres, su rostro totalmente desfigurado y con voz de macho, yo no comprendía nada.

Continuar leyendo

0
0
0
s2smodern
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10