Santería

Yemayá

Las aguas del mar brillarán este siete de septiembre más que nunca. El sol descubrirá sobre sus olas, el movimiento tierno de la madre de todos. Te bendeciremos, al pie de los altares y a golpe de tambor rezaremos por ti, Yemayá de nuestros amores.

Los negros brillosos con pañuelos azules en la cabeza, arrancarán a los cueros de sus tambores el canto sagrado del mar. «Iwo kan ayba Orisha, yulo yanfé nitori gbogbo na Orisha, bawo ri dagba Oloddumare na agbara iwo kilodo Olugba, ni gbogbo omi laiye iwo iyami dudu dara na ayaba kini yokotá nilekun iya tichó ni abuku kuelú na meye, acho wiwo omi lokun gbogbo omo Orisha babá loricha ati iyá loricha nibinle durode iwó ati kunle ni lese ti fenukune gbogbo awa omo iwo feri yo ati funikueyi yikan na yubelo duradera, ni gbogbo na ariyayo Orisha oni balo nitori omi korin duque Yemayá

Es la voz de los ancestros arrancadas de las entrañas africanas, es el susurro del mar metido en nuestras vidas. Es la imagen de la santa que adoramos y que nos protege con su encanto maternal. Yemayá, madre de negros y blancos, severa y sensual, complaciente y furiosa, hoy tus hijos se postrarán pidiéndote la bendición y la fortuna y rezarán en cualquier lengua que se acerque a tus oídos. «Usted, Reina santa muy querida por todos los santos como cabeza mayor, Dios la mandó a usted que fuera la dueña de todas las aguas del mundo, usted, madre mía, negra linda, Reina que tiene su asiento y tronco en su casa el mar, Madre que cuida de lo malo con sus siete sayas y el agua del mar, todos estamos en casa esperándola para arrodillarnos a sus pies y rezar y todos sus hijos queremos verla bailar, girar de alegría, en el baile de la fiesta de santo más linda donde la acompañaremos para darle las gracias, Yemayá.»

En este instante quisiera andar como tantos caminando las calles de mi Habana, cruzar la bahía con mis siete monedas como ofrenda y llegar hasta el Santuario de la Virgen de Regla, rincón predilecto para los adoradores de la Diosa. Hoy se seguirán cumpliendo cinco siglos de sincretismo que enorgullece a un pueblo entero y tú madre querida, Yemayá de olas y cantos o Santísima Virgen Negra de los altares, seguirás cuidando de mi gente.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar