Santería

Deidades y firmas en la regla palera

A diferencia de la santería en la cual las deidades son denominadas por un nombre propio (aunque poseen variantes o caminos), en el palomonte las deidades pueden tener diversos nombres o sobrenombres, todos relacionados con sus poderes reales. Asimismo, los vocablos son de origen español, no en lengua derivada del africano (yoruba) como sucede con los orishas y todo el lenguaje ritual de la santería.

En la regla del palo no existe tampoco un panteón de dioses con una estructura jerárquica rígida, sino que se basa en las diversas esferas de acción de cada deidad o dios.

- SAMBIANPUNGO:

Es el principal creador, apropiador de los poderes benéficos, equivalente al Olofi de la santería. Se invoca pero con él no se opera directamente, se le pide permiso para dar inicio a cualquier actividad o ritual pero con él no se trabaja directamente. Se relaciona con el Dios católico. Vive alejado de los hombres por lo que es muy difícil participar directamente en los oficios.

- TIEMBLA TIERRA:

Dueño de la tierra y del universo, controla los cuatro puntos cardinales y ejecuta los designios de Nsambi (representante de los principios benéficos), no se le puede invocar mucho por ser irascible, se le iguala con Obbatalá.

- LUCERO MUNDO:

Es quien abre y cierra los caminos (Elegguá) para los mayemberos está en la puerta del cementerio y es el guardían de la luna.

- SARABANDA:

Dios temido y respetado, dios de los hierros (Oggún). Deidad muy fuerte que no puede faltar en ninguna prenda. Está muy vinculado a Siete Rayos por su carácter bélico y agresivo.

- SIETE RAYOS:

Dios guerrero para trabajos de brujería difíciles y rápidos. Se relaciona con el orisha Changó de la santería. Entre sus atributos se encuentra la utilización de dos pañuelos terceados como ropa y otro morado para hacer alusión a los rayos.

- SIETE SAYAS:

Baluande o madre de agua, dueña del mar y de la entrada de los ríos. Posee atributos similares a los de Yemayá. Santera de la maternidad, de la unidad del mundo, de lo que fluye. Muy conocida y venerada en el mundo de los paleros.

- BRAZO FUERTE:

Entidad guerrera. Lleva sobre sus hombros la bola del mundo, cruza y bordea los ríos tempestuosos, a veces se le conoce como cabo de guerra, es una deidad bélica pero vencedora. Se equipara con el Aggayú de la santería.

-CHOLA:

Dueña de las corrientes dulces y del oro, comparable a Ochún.

- TATA PANSUA / TATA EMAGA:

Dios de los enfermos, el curandero o milagroso. Se le conoce como Azuance o Lucero. Equiparable con Babalú-Ayé.

- CENTELLA:

Dueña del relámpago y de los remolinos. Equiparable con Oyá.

- KSIMBA /KABANGA:

Deidad sabia, dios de la adivinación. Se equipara con Orula.

Existen otras deidades no consideradas exactamente como dioses. Son poderes maléficos o benéficos que pueden radicar en diferentes objetos creados o no con tales fines. Existen prendas que han trascendido las casas de los paleros para convertise en cuidadoras de poblados o zonas enteras. Por ejemplo: buey suelto o zapatico malacó son prendas buenas (consideradas cristianas), el infierno mundo, el campo santo son prendas maléficas (llamadas judías).

Los paleros adoran también a los astros (lo cual es secundario en la santería) el mismo nivel de importancia que a los dioses, estableciéndose con ello una relación más estrecha entre la adoración a la naturaleza y la explicación de la realidad. Para ellos: la luna es madrina de los brujos, niño que nace en creciente será macho, los partos en menguante son lentos… etc.

La adoración a las plantas en los paleros adquiere una significación muy especial. Es una de las esferas fundamentales de ofrendas además de los animales, invocan a los dioses para ayudar el conocimiento que posean de determinada planta. Los paleros poseen un gran prestigio como conocedores de los poderes de las plantas, tanto en su aspecto mágico-ritual como curativo.

Se destacan dentro de la adoración a las plantas la ceiba y la palma, las cuales, al igual que en la santería, son consideradas sagradas.

LAS FIRMAS:

Las firmas de la regla del palo monte, constituyen trazos de variadas significación según su uso. Entre los paleros, son utilizadas para la decoración de prendas, para trabajos de brujería o para invocar o llamar a un santo.

Pueden ser trazadas en dos colores, con yeso (blanco: firma para hacer el bien) o con carbón (negro: firma maligna), se aplican en el suelo o sobre el objeto de culto para atraer el santo o ente sobrenatural. Cada santo posee una firma característica, aún cuando pueden existir variantes derivadas de cada uno de ellas.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar