Músicos por la letra H

Heidi Igualada

Heidi Igualada nació en la Ciudad de La Habana en abril de 1964. Es graduada de Nivel Elemental de Guitarra en el Centro de Superación Profesional Ignacio Cervantes y de Nivel Medio Superior en la especialidad de Canto en el Centro de Superación Provincial Félix Varela.

Esta trovadora acumula diferentes conciertos en varios escenarios del país, así como en Guatemala y Nicaragua.

Durante su carrera, Heidi Igualada ha compartido el escenario con importantes artistas, entre ellos Marta Valdés, Luis Enrique Mejía Godoy, Sara González, Anabel López, Marta Campos, Rita del Prado, Jorge García, Gerardo Alfonso, Lázara Ribadavia, Ariel Díaz y el Cuarteto de Cuerdas del ISA.

Entre las grabaciones en las que ha participado se encuentra el disco homenaje a Teresita Fernández Vamos todos a cantar (1999). Además, sus obras están incluidas en la Antología de la Nueva Trova, Volumen IV (1998) y en Songs of the hearts of Cuba (1998), de la disquera norteamericana Global Disc Records. También participa en Cuerda joven (grabado en vivo en el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau en 1999); en la Antología 1 (1999) y La impúdica es la guitarra (2000), también producidos por este Centro.

Heidi no se acompaña del violento andar de esta era moderna (¿o post?) ni de la metáfora hermética, llena de cerrojos. Su poesía es clara, encontrando las ternuras diarias que a veces, de tanto diario, ya no vemos.

Su guitarra, discreta pero presente, lleva de la mano hasta su voz que nos hace volar y llena toda la escena. Y su canción (esa nube blanca, ese desafío que siempre termina en nido, para recordar sus propios versos) está hecha de simple ternura, de buen alimento para lo sensible. Es un lindo regalo para el alma, un muy breve volver a nacer, recibir a Heidi Igualada en concierto. Desde este patio siempre coronado de trinos y gorriones, propongo escucharla (y ahora otra vez uso su voz en verso) como si nos fueramos descubriendo; como si desde cada canción, salvando todas nuestras lejanas historias, el amor nos llegara.

escrito por: Antonio López Sánchez
tomado de "A Guitarra Limpia"

FORMACIÓN ACADÉMICA

Graduada de Preuniversitario.
Graduada de Francés.
Graduada de Nivel Elemental de Guitarra en el Centro de Superación Profesional "Ignacio Cervantes".
Graduada de Nivel Medio Superior en la Especialidad de Canto en el Centro de Superación Provincial "Félix Varela".
Seminario "El autor y su entorno", impartido por el profesor y compositor español Cheni Navarro, auspiciado por SGAE.

PREMIOS

  • Festival "Los Días de la Música"
  • Premio del Museo Nacional de Bellas Artes
  • Premio del Centro Nacional de Música de Concierto
  • Premio de la Emisora Radial Progreso
  • Mención Concurso Adolfo Guzmán [Canción Luna] Ano 2002.
  • Ha realizado música para teatro.
  • Laboró como asesora musical del Consejo Nacional de Artes Escénicas.
  • Se ha presentado en programas de radio y televisión.
  • Miembro de la Asociación "Hermanos Saíz".
  • Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)
  • Miembro de la SGAE.
  • Pertenece al Centro Nacional de Música de Concierto.

Fuente: TrovaCub

La belleza de su serenata

La trovadora Heidi Igualada no es una artista que arrastre multitudes, pero puede sentirse dichosa porque quienes hemos seguido su quehacer desde hace ya unos cuantos años lo hacemos con absoluta fidelidad. Ello se comprobó una vez más en su reciente concierto celebrado en la sala teatro del Museo Nacional de Bellas Artes. La ocasión fue propicia para la presentación oficial del primer disco grabado por la cantautora, titulado Serenata, y que saliera al mercado bajo el sello Unicornio varios meses atrás. Respaldaron a la protagonista del recital, el guitarrista Luis Manuel Molina, la multiinstrumentista Lucía Huergo, la también trovadora Marta Campos y los integrantes del grupo de Sara González, dirigidos por la pianista y arreglista Teresita de Jesús Rodríguez.

Si bien la excelente función merecería por sí sola un comentario, prefiero concentrarme en hablar del debut fonográfico de Heidi que aunque tiene un año y medio de haber sido grabado en los Estudios Abdala, apenas ha recibido atención por nuestros medios de comunicación, como casi siempre tan despistados a la hora de promover lo mucho y bueno que en materia sonora acontece en la actualidad entre nosotros. He ahí una de las razones que explica el porqué a pesar de lo grato que resulta escuchar los 13 temas compilados en el álbum Serenata, rara vez son programados en la radio cubana. Una atenta audición de este CD pone de manifiesto que el estilo composicional de Igualada se inscribe en la gran tradición de la cancionística nacional y recoge distintos modos de hacer del arte trovadoresco.

En correspondencia con lo antes expuesto, en el fonograma se encuentran piezas que transitan por los senderos de la guajira, la tonada, el danzón, el bolero, la trovada y la canción. Asimismo, un rasgo que unifica toda la propuesta es el marcado acento lírico de las creaciones de Heidi, aspecto que además se refuerza en virtud de las características que reúne como intérprete y que la llevan a otorgar una especial dulzura a las melodías que canta. Esto se corrobora desde el corte inicial que abre el disco, titulado Bolero, un género al que se vuelve a acudir en Cuando me mece la altura, ambos hechos desde la renovadora poética que en el presente le trae un fresco aliento a tan popular manifestación de la música cubana. Véase un fragmento del texto de dicha composición:

Me he dado cuenta que es mejor flotar
que inventan el miedo
que el silencio me vuelve a dar
su estocada de anhelo
que la tarde va por mí
que el milagro se nos va
que me gusta estar sin ti
cuando me llega la bruma.

Voy estrujando una verdad
sin querer tal vez
dejo una huella nada más
sobre lo que fue
y descorrí la cortina de mi atardecer
por esa luz que ya se ve
dejaré alguna estrella en tu vagar
para alumbrarte el mundo
y si me pierdo sabes bien
que solo quiero ese rumbo.

Otra cualidad de Serenata viene dada por el altísimo nivel de los músicos que acompañan a Heidi. Para que se tenga una mínima noción de ello, mencionaré los nombres del violinista Alfredo Muñoz, Alejandro Valdés a la guitarra, Jorge Reyes en el contrabajo y el flautista Alberto Corrales. Dos figuras que registran un particular destaque a lo largo de toda la grabación son Teresita de Jesús Rodríguez, responsabilizada con el piano y encargada de varios arreglos en el disco, y Lucía Huergo, que asume la dirección musical del álbum y ejecuta algunos solos de saxofón, en verdad cautivantes en su brevedad, como por ejemplo sucede en Bolero o en el tema que da nombre al CD.

Un aspecto que me llama la atención es la inclusión en el repertorio de la grabación de un par de piezas no acreditadas a Igualada. Son los casos de las muy conocidas Rabo de nube y En espuma y arena, originales de Silvio Rodríguez y Pedro Luis Ferrer. Resalto este hecho porque no es común que los cantautores asuman temas que no sean propios, algo que a veces realizan para un espectáculo pero en muy contadas ocasiones a la hora de hacer un disco. Como idea me parece estupenda la incursión de Heidi por la obra de otros creadores, aunque en el caso de En espuma y arena, la elección no me resulta feliz pues si bien la inclusión de un corte como este persigue subir dramatúrgicamente el ritmo del fonograma, los aires del son y la guaracha no se avienen al estilo vocal de la intérprete.

Entre los momentos más logrados del álbum, además de las ya aludidas Bolero, Cuando me mece la altura y Serenata, hay que mencionar el danzón Canción al viento, Danza (una de mis favoritas), Tradicional no. 2 y Hoy quiero regresar. Portadora de una fina sensibilidad y de un lirismo que nos toca en lo profundo, Heidi Igualada nos ha brindado un CD que no ha de figurar en las listas de éxito (tan llenas de productos de dudosa valía artística), pero cuya audición reconforta a todo aquel que posea una buena dosis de espiritualidad.

Fuente: Joaquín Borges-Triana TrovaCub

La ternura como estrategia de guerra

Por Mavy Padrón

"Venga pues la trovada a dejar su huella en la prisa de esta tarde y espero que sepan perdonarme los que no creen en la ternura como estrategia de guerra", rezan las palabras finales de la nota para el programa de mano escrita por la propia Heidi Igualada para el concierto que, en la tarde del pasado viernes, ofreció en la sala Manuel Galich de la Casa de las Américas.

Concierto sin prisa decidió Heidi nombrar su primera presentación individual en la Casa. Y bien escogido estuvo el título aunque también pudo haber sido Ternura+Poesía+Canción=Heidi Igualada porque así, sin prisa, pudimos apreciar su gran sensibilidad y buen gusto, la sencilla claridad de su espíritu, su capacidad para "del más pequeño sentimiento saber tejer una bella canción", como afirmara María Elena Vinueza, directora de música de la Casa al introducirla al público que no cupo en la sala.

"Todas las canciones son de Amor –dice la cantautora- pero todos los amores no son iguales". Tampoco lo son todas las canciones, Heidi; ¡todas las canciones no son como las tuyas! Aún recuerdo una frase de Romanza del camino, estrenada en la ocasión: "Soy la paloma que ama los ríos y cuando pueda me iré". No deberías irte nunca, muchacha de la guitarra.

Heidi estuvo muy atinada cuando invitó para su concierto a la poetisa Lina de Feria y al trovador Juan Carlos Pérez, autor de Tema del ángel y Cantata, tema este último cuyos versos aún nos remueven el alma, luego de tantos años de haberlo escuchado por primera vez: "Camino detrás del hombre y descubro el mundo. Camino porque me espera la vida." La interpretación a dúo de ambas canciones, con el acompañamiento a guitarra del propio Juan Carlos, marcó uno de los momentos climáticos del concierto.

Y Lina de Feria reinó con la palabra, con el dominio del verso. Comenzó tímida y avanzó segura hasta el final de lujo: "Creo que nunca acabaré de comprender la vida ni esta noche espléndida para morirse." Para morirse, Lina, sí, pero de ternura, escuchando una poema tuyo y una canción de Heidi.

Según decía María Elena Vinueza al presentar el concierto, la cantautora, un minuto antes de iniciar cada presentación, asegura siempre que será la última, que no volverá a pararse frente al público, pero vuelve a hacerlo porque no puede prescindir del aplauso ni de la comunicación que establece con la canción. ¡Qué bueno que siempre hay una próxima vez, Heidi, porque creo que yo tampoco podría prescindir ahora de tu música!

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar