Misceláneas

Ser cubano es un privilegio

Es verdad que el gentilicio "cubano" se adquiere al nacer en la Isla del Jardinero de la Rosa Blanca, pero también es cierto que para merecer tan encomiable distinción es indispensable tener una actitud de respeto y amor a la patria que implica sacrificio y deber, que no se adquiere simplemente por haber nacido en la hermosa Isla del Caribe.

Ser cubano es sentir en el hondón del pecho el legítimo orgullo de haber visto la primera luz en el mismo suelo donde nacieron hombres y mujeres del calibre moral como lo fueron los patriotas de nuestras guerras emancipadoras en el siglo XVIII.

  • Si al escuchar el Himno Nacional sus notas no te hacen vibrar de emoción y nostalgia, entonces no eres un buen cubano.
  • Si no piensas que el "Martianismo" - doctrina filosófica y patriótica - del eximio apóstol de nuestras libertades José Martí Pérez debe ser la base ideológica para reconstruir la nueva República, entonces no eres un buen cubano.
  • Si no sientes una profunda admiración y respeto por el Titán de Bronce, el héroe de mil batallas, el valiente y pundonoroso oriental Antonio Maceo y Grajales, así como por el único Generalísimo de las guerras de independencias Máximo Gómez y Báez, nacido en la hermosa isla de Quisqueya, pero con una cubanía acendrada de acción y disciplina militar que tanto ayudó al triunfo de aquella contienda, entonces no eres un buen cubano.
  • Si te han engañado diciéndote con malévola intención que ahora es cuando la enseñanza es gratuita, así como también la medicina y no te has percatado de la falsedad de estas afirmaciones, entonces no eres un buen cubano.
  • Si no sientes indignación al ver el rostro del asesino Che Guevara en la Plaza Cívica - hoy mal llamada Plaza de la Revolución - profanando el ideario martiano, entonces definitivamente no eres un buen cubano.
  • Si te has olvidado de los alevosos crímenes de los valientes Hermanos al Rescate, del Remolcador 13 de Marzo, cuando le arrancaron de los brazos a las madres a sus pequeños hijos para que se lo devoraran los tiburones; si no te ha producido repugnancia el atropello llevado a cabo por los esbirros castristas contra las pacíficas y honestas Damas de Blanco en las calles de La Habana, entonces no hay duda que tu no eres un buen cubano.
  • Si te mantienes indiferente ante los asesinatos a opositores y disidentes que se han realizado por muchos años y que recientemente se han incrementado en la isla esclava y de la sangre derramada en los odiosos paredones de fusilamiento del satanismo castrista imperante en Cuba, entonces no le digas a nadie que eres un buen cubano.
  • Si usas la Ley de Ajuste Cubano para viajar a los Estados Unidos y poco tiempo después estás regresando a Cuba nuevamente, nos preguntamos cuál ha sido tu motivación para tal proceder. Como esa actitud nos parece sospechosa, entonces tenemos el derecho a pensar que tú no eres un buen cubano.
  • Si has venido a esta generosa y gran nación norteamericana solamente con el propósito de mejorar tu economía y te has olvidado de tu tierra natal, no eres un exiliado político, eres simplemente un emigrante. Entonces no eres un buen cubano.
  • Si 53 años de feroz tiranía te parecen aceptables, donde se han conculcado todos los derechos del pueblo, entonces no eres un buen cubano.
  • Si no tratas de estudiar la verdadera historia de Cuba y no sabes que para que nuestra patria vuelva a ser libre y soberana es indispensable la actualización de la legítima Constitución de 1940, por supuesto, con las enmiendas que fueren necesarias para enfrentar los retos de los nuevos tiempos, entonces no eres un buen cubano.
  • Por último, compatriota no olvides que ser cubano además de ser un privilegio también es un regalo de Dios y que el Gran Arquitecto del Universo está esperando por el valor y la entereza de todos nosotros, cubanos del destierro y de intramuros, para derrotar de una ver por siempre, con la ayuda misericordiosa del Señor que todo lo puede el engendro de Satanás que ha destruido nuestra hermosa nación.

Esperamos que este anhelo muy pronto se haga realidad y que un ejército de palomas blancas surque los espacios de la Isla del Silencio como símbolo sagrado de concordia y hermandad cristiana.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar