Generalidades

La historia del Cawy

Recientemente he leído varios escritos que me han inspirado a redactar estas palabras que vienen del corazón y que dejan clara la historia de los comienzos del refresco Cawy en Estados Unidos.

Mi padre, Néstor Machado Rovira, no fue solamente un esposo y padre ejemplar, sino también un triunfante y prestigioso empresario.Era el dueñode los refrescos Cawy en La Habana, Cuba. Cawy había empezado en la década de los 40 en Santa Clara. Mi padre fue el que estableció el refresco en La Habana, originalmente con una planta embotelladora en El Cerro, otra en Matanzas y con distribución a otras provincias.

El Cawy constituía una marca de un delicioso refresco con sabor a limón que poco a poco fue acogido calurosamente por el público y resultó en un éxito en Cuba. Todos nos conocían como los “Cawy” por la gran dedicación de mi padre al éxito del refresco. En 1954 mi padre construyó una nueva fábrica cerca del Aeropuerto de La Habana, en la avenida de Rancho Boyeros, con la más moderna maquinaria que adquirió en Liquid Carbonic Corp. de Chicago.La planta embotelladora de Cawy constituyó un orgullo en el ámbito empresarial de La Habana.Cawy llegó a ser una de las marcas de refrescos de mayor venta del país.

En 1961 nuestro padre tuvo que abandonar su patria y emprender el camino del exilio junto a nuestra familia, con el corazón destrozado al haber abandonado su querida Cuba, sus raíces y su empresa. No obstante, con ese espíritu indomable del que estaba dotado, presentó la marca a la Oficina de Patentes de Estados Unidos el 13 de agosto de 1962, donde quedó registrada bajo el número 753,759 a nombre de Néstor Machado Rovira d/b/a Cawy Bottling Co. Luego, con la fórmula que había traído de Cuba, y la ayuda de tres socios, pudo realizar su sueño de empezar el refresco de nuevo en Miami.Desgraciadamente, le sorprendió la muerte el 12 de marzo de 1965.Después de su fallecimiento, nuestra querida madre Hilda López-Muñoz Rosales vendió a los socios su participación en el Cawy en Estados Unidos.

Como la mayor de cinco hermanos, en memoria de nuestro querido padre, quiero dejar clara la historia de mi padre, y del Cawy, para nuestros hijos, nietos y las futuras generaciones de nuestra familia.

En La Habana, decir Cawy era decir Néstor Machado Rovira.

Gilda Machado de Plasencia

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar