Cuentos de error y mis tedios

En Cuba es conocido como "tecnológicos" los centros para capacitación técnica donce un estudiante en vez de la universidad se encauza en una carrera que lo incorporaría la vida laboral más rapidamente y con conocimientos elementales al menos de electricidad, electrónica, mecánica automotriz, torno de metales u otras ramas...

Pero sucede que a veces estos tecnológcos se tornan algo ilógicos y como en otras muchas ocasiones se inventa el agua tibia; un ejemplo de ello es el "tecnológico de artesanía"... una actividad que surge en cualquier pais expontáneamente como parte del folklor se desmenuzada academicamente para enseñarse en las aulas y esto no tuviera la menor importancia si de esto no derivara la exigencia posterior del titulo de artesano para poder ejercer el oficio, ya sea en cualquier entidad estatal o en el esfuerzo de la imposible empresa privada vendiendo lo que se pueda hacer en La plaza de La Catedral.

Leer más: Jineteras

  • Visto: 12456

Un pájaro cucú marcaba con tedio el tiempo:
tantas salidas como horas fueran,
una vez a las y cuarto
otra a las y media...

aburrido de su tarea reunió fuerzas y a la una en punto salió disparado, bala de cañón, hacia delante]
arrancando la caja de la pared,

Leer más: Cucú

  • Visto: 6934

Un arcoiris quiso venir a la tierra, sólo existía después de la lluvia y aunque admirado por todos necesitó saber que tal eran las cosas por acá. Escogió la forma de una flor colorida para hacerse tangible, mas el estar en ese estado le ataba al suelo y era suceptible a los vaivenes del viento sin ni siquiera poder volar con él; también descubrió el sacrificio de la flor para ser admirada, pues si alguien la desea la desarraiga sin importarle verla morir en sus manos.

Leer más: Fábula

  • Visto: 5699

Su única responsabilidad, al final no asumida, era su vida; su, para muchos, equivocada existencia. En el fondo se sintió una especie de alivio o respiro: aquél impuntual sin remedio, fumador de cigarro ajeno de precaria o nula economía había, alguna bendita vez, decidido algo y era definitivo...

A muchos su presencia les proporcinaba tranquilidad, no porque transpirara paz sino al menos por tenerlo a la vista y saber lo que estaba haciendo -lo que planeaba, suponiendo que alguna vez tuviera planes, era impredecible-, no como en aquella ocasión cuando se pudrió en el cuarto recién alquilado “te lo dije Miguel, ese cuarto que alquiló el flaco sin tener dinero para pagar al otro mes me da mala espina...”

Leer más: El Flaco

  • Visto: 6156

Hace millones de años, en esa inenarrable era de la nada, un niño cultivaba estrellas en el infinito circundante, jardinero de luces las colocaba a capricho en anárquicos diseños sugerentes para futuros adivinos del por venir.

Entre las tantas gaseosas formaciones existia una cuyos nueve pétalos esferoides giraban a destiempo en torno al vivificante calor del centro. Una como tantas en el inmenso jardin fue fortuitamente escogida para ser observada detenidamente en uno de esos imaginativos juegos de su cultivador; se fijó especialmente en el tercer pétalo. Aguzó su poderoso sentido de concentración y palpando la superficie de esta especie de piedrecilla imaginó su textura como montañas y valles y hasta puso un poco de agua en el medio de ellas; aun más concentrado pudo ver colores verdes que nacian en la superficie y la hacia mas suave y viva.

Leer más: Jardinero de estrellas

  • Visto: 6798

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados