• Inicio
  • Generalidades de la literatura cubana

Generalidades de la literatura cubana

Una novela de clases sociales en la Cuba castrista-leninista.

Ronaldo Menéndez escribe en 'La casa y la isla' una crónica de las desigualdades, el desencanto y la resistencia al individualismo en La Habana de su adolescencia.

No hay escritor cubano en el mundo que no está seguro de que su adolescencia, da igual si fue en los 60, en los 70, en los 80 o más acá, coincidió la pérdida de la inocencia revolucionaria. A Ronaldo Menéndez, la edad del pavo lo encontró en el año ochenta y tantos "y tengo datos objetivos para pensar que yo sí que viví ese momento histórico, ese derrotero de la felicidad colectiva que fue la pérdida de la inocencia. El derrumbe del campo socialista fue el desengaño definitivo". La casa y la isla, la nueva novela de Menéndez (editada por Alianza de Novelas) es, entre otras cosas, una crónica de aquella juventud rebelde que entró al instituto con el pañuelito de pionero al cuello y salió obsesionada por las canciones de Queen y el sabor de la Coca-Cola.

Leer más: La casa y la isla

  • Visto: 4490

Irrupción y consagración en las letras cubanas

En el centenario de su nacimiento y a los veinte años de su muerte, Soler Puig permanece vivo en el rico anecdotario de sus coetáneos y, en especial, en su obra diversa.

Este año la cultura de Santiago de Cuba, personificado en su ilustre escritor, está enaltecida por la celebración del centenario de este personaje raigalmente cubano y santiaguero, en síntesis inmanente e indefectible, cuyo nombre irrumpió algo tardíamente, a los cuarenta y tres años de edad cumplidos, en la literatura nacional y latinoamericana. Y es que José Magín Soler Puig (Santiago de Cuba, 10-11-1916, 30-8-96) entró, quizás sorpresivamente, en la historia literaria del país y el continente gracias a la puerta que abrió la Revolución a través de la Casa de las Américas, y su primer concurso en 1960 titulado entonces Primer Concurso Literario Hispanoamericano.

Leer más: Soler Puig

  • Visto: 4670

El poeta ama el orden y por eso escribe de su contrario. Habla de Cuba porque Cuba le duele.

Sergio García Zamora tiene muchas cosas…; tiene a Alma y tiene a Alba, que son sus hijas. Sergio tiene el amor de Lily y habla con orgullo grande del cariño que le ofrece su familia. Aunque solo cumpliera treinta años tiene catorce libros publicados y otros inéditos entrarán en imprentas cubanas y extranjeras. Sus textos han sido leídos en España, Estados Unidos, Colombia, México, Puerto Rico… Resulta que tiene un don enorme: la poesía.

Leer más: Cuba le duele

  • Visto: 4446

''Cuba, la más grande y rica de las islas del archipiélago de las Antillas ocupa el centro del Mediterráneo del Nuevo Mundo, como llamó RECLUS a esta región privilegiada''.

Con esas palabras comenzó Lydia Cabrera (1899-1991) el prólogo al libro del etnólogo Pierre Verger, contentivo de 196 fotografías, editado con el título CUBA, por la Casa Belga establecida en la calle O'Reilly 59, Habana Vieja, dedicada a la venta de libros y revistas extranjeras, y centro de promoción cultural desaparecido por los fuertes brisotes de 1959.

El prólogo escrito por Cabrera resulta una exposición a la vez concisa y profunda sobre nuestro país. Comienza por presentar la geografía como a vuelo de pájaro y compararla con un cocodrilo, un arado rústico, una lengua de pájaro y hasta con un tiburón. Y añade: ''El pequeño estudiante de Geografía aprendía en Cuba a recitar de memoria sus lecciones”.

Leer más: Lydia Cabrera y el prólogo olvidado

  • Visto: 5291

Una historia vieja de marginados

A Mezclilla lo enterraron una mañana lluviosa en el Cementerio Viejo de Guanabacoa. Fue allá por 1971. Un año muy especial para Cuba y para sus escritores y artistas. Mezclilla era un icono de la contracultura habanera de la época. Era hippie, y por esa razón, entre otras, fue confinado a un campo de concentración, la Noche de las Tres P.

Esa noche fue justificada por un selecto coro de voces intelectuales. Las posiciones duras a favor de la revolución aullaron su lealtad desde el Caimán Barbudo e incluso desde la UNEAC. Tales voces conservan aún la pastosidad, el brillo y el timbre vibrante de aquel momento. Unas siguen al servicio de la revolución, otras cambiaron de rumbo y servicio, pero ahí están. Siempre listas y al servicio de algo.

Leer más: Mezclilla

  • Visto: 4377

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados