Cuentan que en los tiempos remotos, en Cuba, antes que llegaran los colonizadores españoles, había una india muy bonita llamada Aipiri.

Esta joven era muy dada a las fiestas y a las diversiones donde podía deleitar a todos con su melodiosa voz y con sus bailes.

Un día, Aipiri se casó, y de esa unión nacieron seis hijos, pero a pesar que los años habían pasado, ella no lograba adaptarse a la vida de familia, y echaba de menos las fiestas y los guateques.

Pero un día, mientras su marido trabajaba en el campo, ella se fue a una fiesta dejando solos a sus hijos en la casa, y día a día ella se ausentaba mas y mas.

Leer más: Tatagua

  • Visto: 8599

Antonio Alegrías, prior de la Orden de San Francisco escaló con sus feligreses el cerro más alto de Holguín (275 metros), el 3 de mayo de 1790. Cargaba una pesada cruz de madera que colocó en la cima. Ese día hubo juegos de cintas, equitación, peleas de gallo. Se bebieron refrescos y aguardiente y se comió cerdo asado. Nacían así las Romerías de Mayo.

Bayamo, fundada el 5 de noviembre de 1513 por Diego Velázquez, tuvo también desde la época colonial su Fiesta de las Flores, desaparecida innecesariamente, se intenta ahora revivirla.

Una gran ceiba sustituta de la original frente al monumento El Templete en La Habana Vieja marca el lugar en que, según las Actas Capitulares, se fundó la villa San Cristóbal de La Habana (1519) y se ofició la primera misa, como era la costumbre.

Leer más: Pérdidas folclóricas

  • Visto: 5458

Esemble

Terminada la segunda gran guerra de este siglo, cambiaron muchas costumbres en Cuba y en el resto del mundo. Los hombres dejaron de usar sombreros y sobre todo aquellos curiosos sombreros de "pajilla", que cuando los volaba el viento rodaban por las calles con vertiginosa rapidez perseguidos por sus apurados dueños.

Aparecieron por aquella época los ensembles. Los ensembles eran unos trajes de dos piezas compuesto por camisa y pantalón del mismo color y de la misma clase de tela. Eran hechos, generalmente, de una tela que llamaban "frescolana" y también los había de seda. Se completaba el atuendo con un fino cinturón del mismo género de tela con hebilla de metal.

Leer más: Esemble

  • Visto: 4878

En el lugar que hoy ocupa el Teatro La Caridad de la ciudad de Santa Clara, en el centro de la Isla, existió en otros tiempos la Ermita La Candelaria. Según cuenta una leyenda, el lugar anida una trágica historia de amor: las aventuras y desventuras de un apuesto fraile y una bella muchacha del lugar.

Los encuentros casi diarios de los dos jóvenes provocaron la suspicacia del superior de la orden, quien amonestó severamente a su discípulo. El fraile enamorado acató en silencio la reprimenda. Pero el sufrimiento que le provocaba el no poder ver más a su amada bullía en su interior.

Leer más: Tirar piedras a un árbol

  • Visto: 5105

Reliquias que el tiempo dejó

Las tradiciones que ya no existen están en la memoria de los vivos. Tanto que ellos, empeñados por una vindicación a los recuerdos, que marcan el tiempo de los lugareños, tratan de hacer regresar esa tradición que se dejó morir y llaman a recuperar ese festejo de identidad.

Me refiero a las romerías, una tradición cuyo arraigo se hizo sentir mayormente en ciertas regiones del occidente y centro de país, específicamente en las provincias de Pinar del Rió, La Habana y Las Villas, donde inmigrantes de Islas Canarias y el norte de España se asentaron profusamente en el primer cuarto del pasado siglo, para incidir con sus costumbres en el cubano en ciernes.

Leer más: Las romerías

  • Visto: 5374

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados