Noticias y entrevistas sobre Cuba

2.800 millones para agente anticastrista

Una jueza de Florida ordenó a Cuba pagar 2.800 millones de dólares a un ex agente de la CIA que ayudó a perseguir al líder revolucionario Che Guevara, un premio que abogados dijeron es el más grande en una demanda civil contra el Gobierno comunista de la isla.

cuba

Gustavo Villoldo, quien nació en Cuba, dijo en su demanda que el Gobierno cubano lo torturó y lo despojó de los bienes de su familia después de que Fidel Castro llegó al poder en Cuba en 1959.

La jueza de circuito de Florida Beatrice Butchko determinó que Villoldo fue torturado durante cinco días y que agentes cubanos habían intentado asesinarlo en varias oportunidades desde que dejó Cuba para vivir en el exilio en Estados Unidos.

Documentos de la corte también dicen que agentes cubanos llevaron al padre de Villoldo a suicidarse en 1959, después de que lo detuvieron en varias oportunidades y amenazaron con asesinar a toda su familia si no cedía sus propiedades.

El otorgamiento de 2.800 millones de dólares supera fallos civiles anteriores contra Cuba en cortes de Estados Unidos, dijo el abogado de Villoldo, Andrew Hall. Pero no está claro cómo su cliente podrá cobrar su compensación ya que los activos cubanos confiscados en Estados Unidos sólo alcanzan los 200 millones de dólares.

Villoldo, de 72 años, se unió al Ejército de Estados Unidos en la década de 1960, poco después de que dejó Cuba. Como operativo de la CIA ayudó a capturar a la mano derecha de Castro, el ícono revolucionario argentino Ernesto "Che" Guevara, en las montañas de Bolivia en 1967.

En el 2007, Villoldo subastó un mechón de pelo de Guevara que cortó como prueba después de que el guerrillero marxista fue ejecutado. El mechón se subastó en 100.000 dólares a un único ofertante en una subasta en Texas.

En el 2009, una corte de Florida otorgó 1.200 millones de dólares a Villoldo por la muerte de su padre, en una demanda contra el Gobierno cubano.

Pero la compensación fue descartada después de que un juez federal determinó que los abogados de Villoldo no habían dado a Cuba una oportunidad de recurrir a un arbitraje, violando las condiciones legales para demandar a un gobierno extranjero en cortes estadounidenses.

En esta oportunidad, los abogados de Villoldo buscaron un arbitraje internacional, pero no obtuvieron respuesta del Gobierno comunista. El Gobierno de Cuba se rehúsa a representarse a sí mismo en el caso de Villoldo.

(Editado en Español por Ricardo Figueroa)