Noticias y entrevistas sobre Cuba

Ahmadinejad en Cuba

cuba

Ahmadinejad se reúne con Raúl Castro y ataca a EEUU

El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad, de visita en Cuba en la tercera parte de lo que un crítico llamó la "gira de odio a Estados Unidos", se hizo eco el miércoles de la predicción de Fidel Castro de que el capitalismo está en las últimas.

Ahmadinejad se reunió con el gobernante cubano Raúl Castro el miércoles y se esperaba que visitara a Fidel Castro, un fuerte aliado que declaró en el 2001 que "Irán y Cuba, en cooperación mutua, podemos poner de rodillas a Estados Unidos".

El presidente iraní está haciendo una rápida gira por América Latina, al parecer para atraer apoyo para su nación, cada vez más aislada. Ya visitó Venezuela y Nicaragua, y pasará 21 horas en Cuba antes de partir el jueves rumbo a Ecuador.

En un discurso tras recibir un título de doctor honoris causa en Ciencias Políticas en la Universidad de La Habana, Ahmadinejad atacó a Estados Unidos y repitió el argumento frecuentemente repetido por Fidel Castro de que el modelo capitalista está en decadencia.

"Estamos observando que el sistema capitalista está en decadencia, en un callejón sin salida", declaró, según reportes de prensa. "El mundo necesita de un orden o pensamiento nuevo que respete a todos los seres humanos basado en la justicia".

Atacó además repetidas veces a otros gobiernos occidentales, pero no habló de las crecientes tensiones en relación con el programa nuclear de Irán, que según él tiene propósitos pacíficos pero que otros países sospechan que está diseñado para producir armas atómicas.

La visita de Ahmadinejad a Cuba subrayó la larga y estrecha alianza entre las dos naciones. Ambos gobiernos surgieron producto de revoluciones, y ambos son fuertemente antiestadounidenses. Cuba e Irán están asimismo en la lista de Estados Unidos de naciones que apoyan el terrorismo internacional, junto con Siria y Sudán.

Las relaciones comerciales entre los dos países son mínimas, y al parecer Teherán nunca abrió realmente la línea de crédito a Cuba por $700 millones que Ahmadinejad anunció hace varios años. Los informes oficiales más recientes que están disponibles ponen el intercambio comercial total en $27 millones en el 2009, la mayoría aparentemente por 750 vagones de ferrocarril que Cuba compró a Irán.

Pero sus relaciones políticas siempre han sido muy estrechas, pues Teherán ataca regularmente el embargo de Estados Unidos a Cuba y La Habana defiende regularmente el programa nuclear de Irán y se opone a las sanciones internacionales a Teherán.

Fidel Castro ha escrito varias columnas en los últimos años pronosticando una guerra nuclear, la cual se vería precipitada por un ataque de Israel o Estados Unidos para destruir el programa atómico de Irán. Sin embargo, ha criticado al presidente iraní por negar la realidad del Holocausto.

Jaime Suchlicki, director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano Americanos de la Universidad de Miami, dijo que Ahmadinejad está de gira en América Latina porque "necesita países que puedan ayudar a Irán a sobreponerse a las sanciones".

"Está creando además un club para tratar de debilitar y atacar a Estados Unidos" utilizando tácticas terroristas, añadió Suchlicki. "No se trata de marxismo. Se trata de una ideología antiestadounidense y de un llamado a la violencia".

La representante republicana Ileana Ros-Lehtinen alegó el miércoles que Irán y Cuba intercambian información de inteligencia, "tienen claras intenciones de dañar a Estados Unidos y ambos apoyan a grupos extremistas dedicados a traer la destrucción a nuestra nación". Los dos países, agregó, "tienen que ser tratados como amenazas inmediatas a nuestra seguridad nacional".

Ros-Lehtinen mencionó además la venta de biotecnología cubana a Irán en la década de 1990, la cual provocó alegaciones de que podría usarse para producir y controlar la eficacia de agentes de guerra biológica. Tanto La Habana como Teherán negaron las acusaciones.

El representante republicano del sur de la Florida Mario Díaz-Balart bautizó el recorrido de Ahmadinejad por América Latina como su "gira de odio a Estados Unidos". Díaz-Balart urgió al presidente Barack Obama a reforzar las sanciones a Irán y Cuba y a "tratarlos como los enemigos que son".

La visita de Ahmadinejad a Cuba provocó incluso cierta crítica por parte de Arturo López-Levy, académico cubano de la Universidad de Denver, que ha sido un fuerte crítico de la política estadounidense hacia el gobierno de Castro.

López-Levy escribió en una columna que La Habana y Teherán difieren grandemente en muchos sentidos, como los derechos de la mujer y el Partido Comunista (ilegal en Irán), y que la visita de Ahmadinejad no era una buena idea debido a la publicidad que traería a Cuba.

"Cuba, como país bloqueado por la nación más poderosa del planeta, no puede darse el lujo de rechazar acercamientos de la potencia persa", escribió. "Pero debería balancear esa necesidad contra los costos de generar agravios en la opinión pública norteamericana e internacional con una relación cuyos dividendos son muy modestos".

"La visita de Ahmadinejad a Cuba debería entonces tener tan bajo perfil como sea posible", añadió López-Levy, destacando la cifra de relaciones comerciales de $27 millones. "Si quiere más, que lo pague".

En Cuba, el ex preso político Félix Bonne Carcassés, fundador de la ilegal Corriente Cívica Cubana, declaró que "al cubano de a pie no le interesa la visita del presidente de Irán porque más le preocupa luchar por su subsistencia".

René Gómez Manzano, abogado y miembro del Comité Cubano Pro Derechos Humanos y la Asamblea para Promover la Sociedad Civil, notó que, a pesar de los problemas internos que atraviesa Irán, es un país que cuenta con amplios recursos.

"Para el gobierno cubano, que siempre anda como mendigo y con la mano extendida por el mundo, la visita del Ahmadinejad podría tener aspiraciones para resolver determinados problemas internos", agregó en una entrevista telefónica desde Cuba.

Guillermo Fariñas, Premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2010, notó que "aunque sea doloroso decirlo Cuba forma parte del eje del terrorismo en el mundo".

Yoani Sánchez, fundadora del blog Generación Y, dijo que la visita "es un intento por tomarse la foto de familia" y "es como decir que Irán y Ahmadinejad no están aislados y hay intereses petroleros, especialmente con países como Venezuela y Ecuador".

En el caso de Raúl Castro, agregó, la visita "no le favorece políticamente, sobre todo a dos semanas del inicio de la Conferencia Nacional del Partido Comunista Cubano y cuando precisamente Raúl quiere dar una imagen de apertura y flexibilización".

  • Visto: 5599

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados