• Inicio
  • Experiencias viajeras

Experiencias viajeras

Desde Santa Clara, la icónica ciudad cubana donde descansan los restos del Che, hasta el cayo Santa María, hay un pedraplén sobre el mar. Una vez allí, las playas se encargarán de justificar el viaje y confirmar que es el camino que lleva al paraíso.

Decir vacaciones, para nosotros es pensar en playas; mencionar el Caribe, remite automáticamente a palmeras, arena fina, sol, mar cálido y colores vibrantes, y esto es sinónimo de la mayor parte de los destinos playeros de esa región.

Pero si me veo obligado a elegir una, como me pasó recientemente con un amigo que me “exigió” que me definiera, no dudo: de todas las playas caribeñas que conozco –y no son pocas– las de Cuba se llevan el premio mayor, por cantidad y calidad.

Leer más: Por el pedraplén al paraíso

  • Visto: 5722

No es nada fácil desentrañar el verdadero objetivo de disfrazar la realidad en Cuba

De todos es bien conocido que las apariencias suelen ser engañosas. Las hay muy simples, como por ejemplo cuando un boxeador hace una "finta" y amaga con golpear a su contrincante en un punto muy diferente del que éste esperaba.

También han ocurrido simulacros monumentales en la historia. Según cuentan, en 1787, antes de una visita a Crimea de su soberana Catalina la Grande de Rusia, el gobernador general Grigori Alexandrovich Potemkin hizo edificar fachadas a lo largo de la ruta de inspección de la zarina, para presentar pueblos idílicos y así encubrir su desastrosa realidad. Total, la monarca no se dignaría a descender de su carruaje y estar con la plebe.

Leer más: Las apariencias engañan

  • Visto: 5827

Mi primera noche en La Habana

Nunca olvidaré la noche que llegué a la Habana. Después de pensármelo mucho tiempo, aunque un amigo me incitaba constantemente por mi afición a los puros habanos, que él me suele traer cada vez que va a la Isla, pues tiene allí una empresa mixta.

Un buen día.¡ Quiero conocer saber todo del tabaco habano!.

Decidí hacer el viaje que siempre posponía y dejarme de excusas que siempre ponía como pretexto del trabajo etc.

Fue a raíz de lo que me pasó una tarde jugando la partida de dominó me sentí con un ligero dolor en el Vientre marché para mi casa no me encontraba bien y la familia lo propio ¿ llamamos al medico?. Resultado rápida intervención de una Peritonitis Gangrenosa. Cuando me dijo el Doctor el riesgo que pasé que me salvé de milagro hice balance de mi vida y decidí viajar a Cuba.

Leer más: Mi primera noche en La Habana

  • Visto: 5506

"Los americanos son los mejores clientes: siempre pagan, dejan las mejores propinas, no molestan y son amigables"

El escándalo de pitos y sirenas rompió los sonidos habituales de la avenida Carlos III, una de las arterias más transitadas de la ciudad, y los transeúntes se detuvieron para descubrir la causa de tanta algarabía.

Una flotilla de viejos automóviles descapotables, los célebres "clásicos de lujo" de los años 50 del pasado siglo, desfiló ante la vista de los habaneros sudorosos bajo la tarde tórrida de este noviembre ardiente. Sobre la media docena de lustrosos autos, puñados de turistas sonrientes y felices saludaban a la gente agitando las manos, mientras tomaban fotografías y filmaban todo a su alrededor. Las banderitas acompañantes del desfile no dejaban lugar a dudas: eran "americanos", y parecían fascinados con el escenario jurásico de una ciudad mitad ruinas, mitad leyenda, que hasta hace muy poco tiempo les estaba prohibida. Tras el paso del inusual jolgorio rodante que siguió su ruidoso curso avenida arriba, hacia la boscosa Quinta de los Molinos, la rutina cubana retomó su ritmo sin más variaciones.

Leer más: La fascinante atracción de la miseria

  • Visto: 5671

Paseo de maletas

Recuerdo del último viaje que hice a la Isla, que cuando llegué al Aeropuerto de La Habana, fui a coger un carrito para llevar el equipaje, que digo equipaje, parecía una masa compacta ambulante, entre el bolso de mano con bandolera de los grandes, la bolsa que pasa justo por el pasillo del Avión (hay que aprovechar) la cartera de los documentos tipo portafolios, alguna javita y dos maletas.

Me dirigí a coger un carrito para aliviar mi carga y ¿eeeh?. Sorpresa, estaban enganchados junto a una pared en una especie de artilugio donde había que echar un dólar para sacar uno.

Leer más: Paseo de maletas

  • Visto: 5083

© Copyright Conexión Cubana®  Desde 1998 . Todos los derechos reservados