Generalidades de la música cubana

Abre que ahí viene el Cocuyé

Desde hace meses una música agita la capital. Las notas de la corneta china llaman al cubano a "luchar la vida" con la sonrisa más optimista. Si Carlota ya no va a la pelota, y Micaela pensaba que lo tenía todo resuelto, y sin embargo, le falta su conga, ése no es problema para los que viven en La Habana.

Al llamado de la alborotosa corneta se une el sonido de la más genuina conga del barrio santiaguero Los Hoyos, junto a los acordes de violines sinfónicos. La melodía que se escucha es agradable y contagiosa, ésa que le gusta al cubano de a pie o de limusina; un número musical que invita a la bachata porque es de los que pegan de verdad.

Su título: Añoranza por la conga. El intérprete: la agrupación santiaguera Sur Caribe, fundada en 1986 y poco conocida en el resto de la Isla, hasta que con su Añoranza llegó y pegó. El boom musical les ha deparado la fama de un día para otro, entrevistas y un vídeo clip de buena factura, que muestra el barrio de Los Hoyos y a su pueblo saludando con el orgullo y la gracia que caracterizan a los habitantes de Santiago de Cuba, en la región oriental del país, cuna del son, de la trova y la conga.

A la agrupación musical le ha llegado también la fama internacional y participarán en el carnaval de Londres, e interpretarán a los Beatles en tiempo de conga. Estos músicos han llegado para quedarse, y con su labor seria y profesional depararán al público nuevas sorpresas.

Los compositores e intérpretes cubanos han paseado por el mundo su amor por la música desde la primera mitad del Siglo XX. El maestro Ernesto Lecuona compuso su Comparsa, que aún recibe la ovación del público. El trío Matamoros convocó a la conga con sus cálidas voces y tumbao sin iguales; cada región improvisó cánticos para festejar sus triunfos a un compás cadencioso, con un fácil estribillo que permitiera bailar y cantar al mismo tiempo.

No es menos cierto que en ocasiones las letras han dejado mucho que desear, aunque se aprenden con facilidad y vienen a la mente sin que uno se lo proponga. No queda otro remedio que reconocer su encanto. Durante muchos años vimos en la pantalla chica o grande aquellas comedias y dibujos animados donde la gente se agarraba por la cintura y, en interminable fila, bailaban al compás de nuestros ritmos.

En la capital cubana han existido muchas irregularidades que trajeron como consecuencia la ausencia del carnaval de manera regular. El cambio de fechas le ha quitado presencia dentro de la población, Ya que no es lo mismo ponerse un disfraz, maquillarse, bailar con una temperatura fresca que con un calor insoportable.

Aunque el habanero, con tal de divertirse, se acostumbra a todo, y siente nostalgia por los carnavales, por desconectar de tantas tensiones un par de días a buches de ron o cerveza. El habanero es pariente de Micaela. Por eso, con la nueva conga fina y rica, se recrea en los éxitos de su equipo de béisbol, en sus sueños y añoranzas.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar