Generalidades de la música cubana

Trova subterránea

Frank Delgado graba su nuevo disco en el estudio casero del garaje de su casa. Atropello, último disco del grupo de hip-hop Los Aldeanos, pasa de mano en mano. Aunque el grupo no es promocionado por los medios oficiales, los jóvenes tararean su música. Los Aldeanos, junto a otras agrupaciones musicales forman parte de la trova subterránea.

La Nueva Trova fue el fenómeno musical que acompañó a la revolución triunfante. Una música comprometida con el proceso revolucionario y sus aspiraciones de “internacionalismo y de construir un hombre nuevo”.

Entre los más emblemáticos de la primera generación de cantautores de la Nueva Trova están Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Noel Nicola y Sara González. Después surgieron otros como Osvaldo Rodríguez, Gerardo Alfonso y Pedro Luis Ferrer. Esos cantantes fueron fuertemente promocionados por el Estado, a través de proyectos como el Grupo de Experimentación Sonora y el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

No todas estas figuras se mantuvieron fieles al guión del régimen. Unos dejaron el carro de la revolución, como Osvaldo Rodríguez, autor de la Marcha del Pueblo Combatiente, himno y banda sonora de las muchedumbres que apedrearon a quienes se marchaban del país en 1980 por el Puerto de Mariel. Otros como Pedro Luis Ferrer, han criticado al gobierno y sus supuestos logros sociales y políticos, por lo que han estado condenados al ostracismo durante años. El 29 de diciembre de 2008, en España, Pablo Milanés hizo declaraciones muy críticas contra la dirigencia cubana, por lo que su música desapareció de las emisoras de radio.

Pero hay otra trova que no siendo respaldada por el gobierno, ni sus músicos publicitados por la radio y la televisión, es popular entre de la juventud. Su música es conocida dentro y fuera de Cuba y cuando pueden dar un concierto, se realiza a lleno completo, mientras centenares de personas quedan fuera de los teatros repletos.

Hablo de roqueros como Gorki, llevado a juicio por la dureza de sus canciones y a quien la movilización internacional impidió que fuera a la cárcel por segunda vez; de trovadores como Frank Delgado, con diez discos en su haber, grabados en condiciones precarias en un rudimentario estudio casero; de grupos de hip hop como Los Aldeanos, con una peña en el Club Barbarán de Nuevo Vedado, mantenida contra viento y marea, a pesar de las presiones de la policía política para que sean expulsados del lugar.

Son ellos los músicos de la Trova Subterránea, que hablan en sus textos del malestar social, de la discriminación racial y política y también del esa gran parte del pueblo cubano que se ha visto forzada a emigrar. Cantantes que asumen la función de voceros de la triste realidad y mensajeros de una esperanza que no está contemplada en las directrices del Partido Comunista.

Algún día estos músicos recibirán un reconocimiento especial por su valor y honestidad, por haber sabido mantenerse fieles a los dictados de su corazón y cantar para su pueblo, a pesar de la represión y el ostracismo oficial, a guitarra limpia y en las calles. Hasta que llegue ese momento, muchos jóvenes cubanos, como yo, seguiremos pasando de mano en mano los casetes y CDs de una trova que sí canta al verdadero hombre nuevo y que nos da la esperanza de un futuro mejor.

Fuente: CubaNet - Jueves, 12 de Marzo del 2009

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar