Generalidades de la música cubana

Carlos Santana y los cubanos

Nadie se asombró demasiado cuando, allá por 1971, prohibieron la música de Santana en Cuba. Luego de prohibir una década atrás a Elvis y los Beatles, los dirigentes cubanos, a raíz del Congreso de Educación y Cultura, elaboraron un listado de artistas proscritos que incluía a cantantes como José Feliciano, Roberto Carlos y Julio Iglesias, entre muchos otros.

Ya se había hecho habitual que los comunistas prohibieran todo lo que gustaba: la Navidad, el Día de Reyes, los pantalones estrechos, las misas, la lotería, la langosta, las melenas, el gogó, Micky Mouse y el Pato Donald.

No obstante, recuerdo que sufrí con la prohibición de Santana. Su guitarra de hechizo, el contagioso ritmo afro latino de las pailas de Chepito Arias y las congas de Mike Caribello sumado al órgano Hammond de Gregg Rollie, me volvían loco por aquellos días.

Santana, con Blood, Sweat and Tears y Chicago, llegaron justo a tiempo para consolar a los que pensábamos que el mundo se iba a derrumbar cuando se separaron los Beatles.

Pero donde ordenan mandarines no hay rockeros ni diversionismo ideológico que valgan. Los cargos contra Santana eran graves. Además de estar prohibidos por “decadentes y fumadores de marihuana”, los acusaban del saqueo indiscriminado del patrimonio musical latinoamericano al servicio de las grandes disqueras yanquis.

Por entonces, la prensa cubana refería solidaria que el régimen militar del general Velasco Alvarado (un amigo de la revolución) había impedido que Santana realizara un concierto en las ruinas de Macchu Pichu. Los expulsaron del país porque los gorilas patones y zurdos del general Velasco (que no querían capitalismo ni comunismo y tampoco bailar al compás de “Oye como va”) pensaban que la presencia de Santana en Perú era más nociva que una invasión de los marines.

Más de 35 años después, sorprende la tormenta de repulsa de exilados cubanos contra Carlos Santana. La motivó la invitación que le hizo la cantante cubano americana Gloria Estefan al famoso guitarrista para que participe en su disco 90 Millas.

Carlos Santana se lo buscó. El exilio cubano se ofendió cuando, hace un par de años, el músico apareció en la premiación de los Oscar con una camiseta de Ché Guevara, para tocar junto a Antonio Banderas la canción Al otro lado del río, tema de la película Diarios de motocicletas.

No quiero hacer de abogado del diablo, pero de cierto modo me siento en deuda con Carlos Santana por los buenos recuerdos de la juventud y por la excelente música que todavía hace (aunque Supernatural y Shaman ya no sean la maravilla que fueron Abraxas o Caravanserai).

No hay que exagerar con lo de Carlos Santana y su camiseta. Dicen que los cubanos o no llegamos, nos pasamos. Por algo será. Sería el colmo que nos dé la manía de organizar mítines de repudio por el mundo contra todos los musulungos atrapados por el mito y la mercadería guevarista.

¿De veras alguien se cree que con tanta marihuana y meditación trascendental y metido en la música hasta el cuello, el Devadip Carlos Santana sabe algo sobre Ché Guevara?

Igual pudo usar una camiseta con el rostro de Chano Pozo (lo he visto en TV) o del Zunzún Kurda. Concedamos a Santana que se ponga la camiseta que desee usar y a Gloria Estefan el derecho a escoger los invitados para su disco. Por no tener alma de inquisidora, la cantante no va a dejar de ser una buena cubana. La Estefan siempre ha demostrado serlo con creces. ¿Para qué exigirle combatividad al estilo cederista, pero al revés?

En caso contrario, los que repudian a todos los que no piensan como ellos –o no saben elegir a quién llevan en la camiseta-, acabarán pareciéndose asombrosamente a los comisarios políticos que una vez prohibieron a Santana (qué casualidad), las Navidades, los Beatles y al Pato Donald.

Lunes, 16 de Abril del 2007

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar