Generalidades de la música cubana

Charros en Cuba

Siempre ha estado presente la música mexicana en el quehacer de músicos y cantantes cubanos. El aprecio por esta música, por mucho tiempo, estuvo el un lugar preferente en el campesinado cubano que la hacía propia. Antes del 1959 las emisoras radiales trasmitían programas de música mexicana dirigida sobre todo a los habitantes de las zonas rurales del país.

Arnoldo Varona en su artículo: "México y Cuba. Tras las huellas del mariachi", dice:

"cuando las fuerzas rebeldes campesinas de Fidel Castro bajaban de la Sierra Maestra en los primeros años de aquella entonces esperanza revolucionaria, descendían cantando no sones, ni otras melodías cubanas en celebración de su triunfo, sino una ranchera mexicana que en aquel entonces recorría el calendario musical continental. "La cama de piedra", que Cuco Sánchez, su autor, junto al filme dirigido por René Cardona, con Antonio Aguilar y David Reynoso, habían hecho famosa, y se había adentrando en los lomeríos revolucionarios cubanos prendiendo en la sencilla imaginación campesina con esa única y cautivadora interpretación musical de sus mariachis". "El día que a mí me maten/ que sea de cinco balazos /y estar cerquita de ti /para morir en tus brazos...".

Canción esta que me resulta muy conocida cuando en los tiempos de mi infancia se cantaba, porque en realidad era muy popular por aquellos tiempos.

Sin embargo el oír la música mexicana como cualquier otra música no cubana se torno difícil después que el gobierno revolucionario controló todas las radio emisoras del país, creándose el FIEL (frente independiente de emisoras libres) que no tenía nada de independiente y sí estableció la política de radiodifusión de la naciente dictadura. La música mexicana como toda música extrajera desapareció o se redujo a la mínima expresión. Eso si el gusto por la música mexicana permaneció en las poblaciones rurales del país.

Pero en realidad, ¿qué es un charro? el charro es un personaje popular que cumple las funciones de hacendado y de jinete en las zonas rurales del país. Icono de la mexicanidad, presente en el imaginario colectivo así como en la literatura, cine, pintura. No, no pero hasta aquí…, en esta definición el charro no canta. ¿Cómo que no canta? Se dice también del charro que es: "hombre de campo trabajador y diestro en sus labores, valiente y enamorado, que igual lanza la soga para atrapar una bestia, como toma el machete o dispara su arma, e incluso utiliza su labia para conquistar el corazón femenino más rebelde que pueda existir. Viste de pantalón ceñido y resistente para sus labores diarias, camisa fina con bordados o estampados en finos materiales, sombrero de palma galoneado, funda de pistola con su carrillera, espuelas, correón y botín. Su tradicional cinto piteado, con su funda de navaja o pistola también piteada, una hebilla de plata o acero con sus iniciales o su nombre de gran tamaño. Su soguilla de cuero trenzado o de ixtle es su principal herramienta de trabajo".

Entonces…, nuestro charro de definición no canta. En realidad lo que hace popular a este personaje es que junto a sus habilidades que demuestra en las así llamadas charrerías o charreadas; es un cantante, amante y hábil conquistador.

El asunto de los charros cubanos viene al punto cuando recientemente apareció un documental sobre el charro negro cubano, (debajo de este párrafo). Este otro charro negro cubano, Franklin Delano Smith, al ser entrevistado señala lo siguiente: "Dicen que nunca han visto un mexicano negro, pues ya lo estás viendo...", Me siento ranchero, me siento mexicano y doy mi vida por la música ranchera". Este es una persona relativamente joven, hijo de padre costarricense y madre jamaicana, vive y canta en un pequeño poblado al oeste de La Habana.

Pero este no es el único charro…, y negro en Cuba. Con más de medio siglo interpretando la música mexicana, Luis Rey Palmero, en el extremo oriental de la isla es sin lugar a dudas el intérprete que lleva más tiempo apegado a la música mexicana y también usa el mismo alias artístico de, el charro negro.

Aun cuando estos dos charros cubanos se hacen llamar, el charro negro, considerando su origen racial; lo cierto es que en México existe una leyenda sobre el Charro negro. Esto dicen de él…, en la leyenda por supuesto:

"Nunca supe su nombre, pero "el charro negro" era un hombre robusto, alto, moreno claro y siempre vestía como un charro. Traía un sombrero de esos redondos de dos pedradas y en sus botas tintineaban sendas espuelas de plata que refulgían con la luz del sol. Acostumbraba a ir los domingos por la tarde a la plaza pública municipal, ahí cantaba a capela y hacia resonar su látigo….,"
("Diez Leyendas de Cuauhtémoc" de: José Luis Domínguez).

Como para complicar aun mas este alias artístico, muy cerca de donde resido, en la ciudad de Dallas vive un cantante que se hace llamar: Timoteo el charro negro, este es un afro norteamericano que vive en la actualidad en Long Beach, California. En su empeño de interpretar música mexicana con el acento de un afro descendiente, Timoteo el charro negro ha sido comparado con Nat King Cole.

Tal vez el charro más original que apareció en Cuba, fue sin lugar a dudas el Juan Charrasqueado. De este personaje escribí hace algún tiempo un articulo con el titulo de: "El Juan Charrasqueado de La Habana". En esa nota dije sobre este charro, cubano y urbano lo siguiente:

"De éste Charrasqueado que vivió por mucho tiempo en la Habana y del cual no conozco su nombre de pila, sólo sabemos que como aquel ranchero enamorado, se hacía llamar El Charrasqueado; deambulaba por las calles de La Habana llevando de parranda permanente su insania. Vestía un atuendo que más que un charro mexicano, parecería un Cowboy tejano vestido de domingo. Pero él se sentía orgulloso y se mostraba como un charro mexicano, y así vivió siempre, con esta idea fija propia de un vesánico."

Charros cubanos los hay, a pesar de todo la música mexicana encuentra fuerte arraigo ente los cubanos. Aparecen jóvenes intérpretes que promueven en Cuba este género musical. En Cuba ha sido creada en Bayamo al oriente del país una escuela de Mariachis. Solo en el año 2007 se graduaron 120 instrumentistas y cantantes que interpretan la música tradicional mexicana. Hace unas semanas una periodista independiente desde La Habana me hizo llegar una nota con una foto donde aparece un grupo de mariachis cubanos honrando a la Virgen del Carmen en la Iglesia del mismo nombre en La Habana.

Pues bien en la próxima nota les hablare de los mariachis..., que para todo hay tiempo

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar