Generalidades de la literatura cubana

Roumain, Guillén y Lamming

A tres grandes intelectuales los unió el Caribe gracias al sol y los corales que los aferraban a estas islas flotantes. Jacques Roumain (1907-1944), haitiano, autor del clásico de la literatura haitiana, Los Gobernadores del rocío, también político, fue uno de los lazos de unión de Haití con el cubano Nicolás Guillén desde su encuentro en París en 1937. Ambos, estaban influenciados por la tendencia vanguardista del negrismo en las artes y por los poetas del llamado Renacimiento de Harlem, aunque en los dos casos, vinculaban la reivindicación racial con la causa política.

Nicolás Guillén había escrito West Indies Ltd. en 1934, expresión de una búsqueda de la auténtica voz caribeña. Se identificó en esta obra con la liberación social, económica y política del negro antillano como fuerza de trabajo en las plantaciones de azúcar y banano. Se integró, al reconocer sus raíces de negro y caribeño, con el resto de las poblaciones de las islas menores donde se desarrolla una cultura mestiza y la reconoció como propia. Pero su condición política lo llevó a alejarse de ese camino, y escoger otro en sus libros posteriores, marcado por la revolución latinoamericana.

Por su parte, el barbadense George Lamming publicó en 1953 su novela En el castillo de mi piel, un texto en el que la búsqueda de la identidad y la esperanza se unen para rechazar las huellas del colonialismo en los individuos.

A pesar de las diferencias de su diversidad, las poblaciones del Caribe conforman un todo unido en la búsqueda de la identidad antillana. Si contemplamos al Caribe literario, hallaremos la expresión de una misma voz. Los textos de los tres autores que nos ocupan rastrean en lo esencial las raíces sumergidas en el fondo del Mar Caribe que intercomunican las poblaciones que habitan las islas.

En los textos de estos escritores, la voz auténtica del antillano se encuentra en la presencia del lenguaje popular, en la riqueza de los mitos ancestrales, en la descripción de personajes muy particulares, en el reconocimiento del mestizaje como punto de partida para rechazar la alienación y el desarraigo humanos.

Tres escritores caribeños, con recorridos existenciales diferentes, pero con el signo común de voces auténticas del Mediterráneo americano, el Mar Caribe, nos pueden servir como pauta a seguir ahora que todos estamos más cerca.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar