Generalidades culinarias

La tortilla voladora

Recuerdo con verdadera risa el día que haciendo una tortilla de papas en la Habana cogí un monumental cabreo.

En la casa que me encontraba alojado no disponía de buen menaje de cocina se conoce que los cacharros que al dueño de la casa se le iban estropeando los destinaba para la cocina del inquilino en este caso yo.

Recuerdo que le pedí en varias ocasiones paños de cocina y algún cacharro que me hacia falta que amablemente me dejaba, era raro que cada vez que salía por la puerta no me invitara a ese café tan especial y rico que preparan en Cuba con el azúcar ya dentro.¡ Toni ya tomó café?, siempre aceptaba, yo siempre me he dicho ¿ y al que le guste con menos azúcar que?.

En fin que los cacharros que disponía les faltaban las asas o los mangos para un buen agarre esto lo solucionaba con los paños de cocina para no quemarme, en una ocasión vino a cenar un medico con su esposa y trajo un conejo que le había regalado un paciente y para trocearlo le pedí un cuchillo tipo hacha y me dejó el hacha de cortar las ramas de los árboles del jardín que había en el patio de la casa.(un desastre)

Y un buen día Jesús el botero quería conocer la tortilla española que tanto había oído hablar de ella, puse a la mujer de la limpieza y al botero a pelar las papas estaba mi novia presente por lo que les iba explicando los pasos a seguir nada en especial tiene le receta pero yo me deshacía en explicar los pormenores para que ellos probaran en sus casas ya que no es un plato nada difícil de preparar les explique que hay quien la prefiere con cebolla y en un momento que mi novia se fue a llamar por teléfono yo me cabree por que estaba hasta los cojones de quemarme con los cacharros aquellos sin asas a base de sujetarlos con los paños etc.

Por lo que cuando vi que ella no estaba con el interés que yo estaba poniendo la llamé ¡¡ yo aquí jodido para que aprendas y te vas a llamar por teléfono!! Un momentico que estoy hablando con Raquel !! ¡ a mí que coño me importa Raquel!! ¡¡Es que no lo puedes hacer más tarde!!. ¡mijo calla la boca que se te oye tó!.

Ante mi enfado momentáneo caras largas el botero, la mujer de la limpieza y mi novia serios, yo seguí diciendo, no lo puedo evitar soy así para decir las cosas bastante impetuoso pero se me pasa enseguida disculpadme.

Como estoy diciendo era por el estado de los cacharros aquellos, llegó la hora de darle la vuelta a la tortilla los tres mirando y cogí un plato para darle la vuelta no me fiaba de la sartén aquella, pues tenia el mango (rabo) que se le movía estaba algo flojo o suelto, pero el botero me dice ¡Toni ! ¿ es que no le vas a dar la vuelta en el aire? (buena cosa me has dicho a mí, je je je)

Abre echo cientos de tortillas españolas, de echo cuando empezaba algún pinche nuevo en la cocina los más veteranos para reirnos le decíamos a la hora de darle la vuelta ¡ chaval salte al patio con un plato que por la chimenea va a salir la tortilla y tu pon el plato para cogerla! Cosa que el piche hacía eran bromas propias a los que empiezan el oficio.

Llegó la hora de darle la vuelta lanzándola al aire. Y claro yo todo un cocinero¿ no le iba a dar la vuelta a petición del personal ?, empecé toc, toc, toc en el canto de un apoyo que había justo al lado de la cocina de esas que tienen 4 fuegos y cuando hice el esfuerzo para lanzarla al aire dándole la inercia suficiente para que cayera del otro lado ¡ zas ! me quedé con el mango (rabo) en la mano y la sartén con la tortilla al suelo. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ ME CAGO EN TÓ,!!!! ME CAGO EN LA LECHE PUTA!!! ME CAGO EN CRISTO REY ¡¡¡¡ SERA POSIBLE QUE ME PASE ESTO AMÍ!!! solté por mi boca el terno mas grande de mi vida, el mango de la sartén que se me quedó en la mano ¡¡lo lancé contra el suelo y se hizo trizas !!yo no se de que material estaba echo el mango aquel que sujetaba la sartén, los vecinos de la casa después me enteré que se oyó mi gritería .( ¡dijeron como se puso el gallego! ¿ que le pasó?)

Los tres “aprendices” ocasionales de la tortilla española se quedaron mudos al verme trasformado pero a mí se me pasa enseguida y es que tenia el cabreo de que mi novia por la llamadita en vez de estar pendiente, mayormente lo hacía por ella, yo estaba caliente de tener que trabajar con aquellos cacharros de cocina que tenían que estar en la basura, que solté por mi boca aquellos exabruptos por querer agradar la petición del botero.

Como era la hora del almuerzo nos pusimos a comer menos mal que teníamos más cosas para comer, al principio caras de circunstancias en la mesa y de pronto dice Jesús el botero ¡¡ oye Toni ven acá, ¿ quien es Cristo Rey????. Nos miramos un momento y nos entró el descojone recordando detalladamente como pasó la desastrosa clase de la tortilla voladora nombre que le puso el botero a aquel desaguisado, desde entonces Jesús me recuerda de vez en cuando entre risas la anécdota de la tortilla voladora.

Siempre comiamos los cuatro juntos, era la antesala de la partida de Dominó.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar