La bolita

La adicción de los cubanos a los juegos de azar ha estado presente desde los inicios de nuestra historia. Solo así se explica que al cabo de medio siglo de ojeriza totalitaria el juego de la bolita se mantenga más lozano y enérgico que nunca antes.

A partir de las ocho de la noche, cuando son anunciados los números ganadores por la onda corta radial, se inicia toda una comunicación entre los pobladores de la ciudad. A veces entre balcones opuestos de una misma calle las vecinas se anuncian los números premiados y así va la noticia de uno a otro y de boca en boca, viajando en los ómnibus, sobre el mostrador de las bodegas o en los asientos del viejo parque de la vecindad.

0
0
0
s2sdefault

Los perros mudos de mi tía

Hoy tropecé con un articulo, que hablaba de los perros mudos* de las América, uno de los tantos animales encontrados en este nuevo mundo por los españoles en su conquista y tenia razón, mi tía llevó a casa estos perros cuando yo era una niña.

La segunda vez que regresé a Cuba con mi hermana que vive en Italia como yo, con un vecino y amigo nuestro nos pusimos a hablar de los tiempos que fueron.

Estábamos sentadas las dos hablando de las fiestas en la calle. Se acuerdan? Esas de los anos ochenta cuando la música la ponía un vecino con las bocinas pa’ afuera. Adentro estaban los amigos invitados, que uno conocía y afuera el que llegaba bailaba en el portal y si la fiesta estaba buena, pues se llenaba la cuadra, te acuerdas, que tiempos…

0
0
0
s2sdefault

Cafunga

Cafunga era un esclavo liberto que vivía en la zona de Cienfuegos, en la provincia de Las Villas, en Cuba. Se dedicaba a una profesión muy riesgosa y poco remunerativa: cortaba palmiche. El palmiche, como muchos recordarán, es el fruto de la palma. Crece en forma de bellotas y forma ramos o racimos, como usted quiera llamarles. Es un excelente alimento para los cerdos, dándole a su carne un sabor muy agradable.

Pues bien, Cafunga cortaba palmiche. Escalaba las altas palmas machete en mano y auxiliado de una cuerda o soga, bajaba los racimos hasta el suelo para evitar que se dañaran con la caída. Pero he aquí que cierto día en que Cafunga realizaba su habitual y peligrosa faena, perdió el equilibrio y se precipitó al vacío muriendo inmediatamente por el impacto.

0
0
0
s2sdefault

Abre, que ahí viene...

La cabeza no puede ir delante de los pies.
Proverbio yoruba

Difícil encontrar a un cubano que no pueda completar la frase que le da título a estas líneas. Sería imperdonable, algo así como olvidar la hora en que mataron a Lola, el nombre de la criolla que trascendió por sacarle brillo al piso, o desconocer que las distancias en nuestros campos se miden por el “cantío de un gallo”.

Tan sencillas palabras, la vasta riqueza de nuestro refranero popular, son parte también de la memoria, de la identidad de esta nación. Con el abre que ahí viene el Cocoyé han arrollado por las calles de la Isla varias generaciones de cubanos. ¿Quién no ha “echado un pie” a su paso? Tanto ha pegado el viejo estribillo de la Conga de Los Hoyos que en la zona occidental del país la centenaria agrupación, oriunda de la provincia de Santiago de Cuba, se le conoce más por la comparsa de El Cocoyé, o el Cocuyé, como equivocadamente le dicen muchos.

0
0
0
s2sdefault

13 curiosidades cubanas

¿A que no conocías estos datos de nuestra bella isla?

He aquí 13 curiosidades de nuestra querida y añorada Cuba, Perla De Las Antillas, la tierra más bella que ojos humanos vieron. Son datos que nos enorgullecen y que nos llenan de nostalgia pensando en lo que pudo ser y no fué. Compártelos con tus corresponsales. Que ellos también conozcan un poco de nuestra tierra y el orgullo de ser CUBANO!

1 - El primer insecto oriundo de Cuba fué el ätihcaracüc anitram, hoy extinto y que en la lengua taína quiere decir bicho azúl volador. El único ejemplar en existencia está en exposición en el Museo Antropológico de Paris.

2 - El primer hombre en escalar el pico Turquino fué un cubano hijo de padres immigrantes italianos, el señor Agapito Cuore en 1826.

0
0
0
s2sdefault

Las peleas de gallos

El domingo habría peleas de gallos, una pasión de tantos cubanos desde los tiempos de la colonia. Ningún cartel las anunciaba. Imposible, porque están prohibidas oficialmente, aunque no para todos, sólo para los cubanos de a pie.

Al final, quedaron suspendidas las peleas. Nadie dio demasiada importancia cuando se supo que la policía de Guanabo había quemado varias vallas. No es la primera vez que ocurre.

A partir de 1733, por cruzamientos continuados de una raza de Canarias con otras, se logró el belicoso gallo fino cubano, muy demandado. El Gallo, desde la colonia, ha sido componente esencial de la cotidianidad y la cultura nacionales. Vistas por muchos como una cruelad contra los animales, las peleas de gallos podrían ser el equivalente cubano de las corridas de toros en España; controversial parte de nuestra identidad cultural.

0
0
0
s2sdefault

El árbol de Navidad

Nada más apropiado para este tiempo que hablarles del árbol de Navidad. Siento desanimarlos, no voy a escribir un devocional sobre la Navidad, ni haré un breve discurso sobre el espíritu navideño. Voy a superar la tentación de sumergirme en las frecuentes especulaciones sobre el origen no cristiano del árbol de Navidad. Lo único que pienso hacer es contar una historia entretejiendo algunas anécdotas.

0
0
0
s2sdefault

La Luz de Yara

Esto que les cuento, sucedió hace muchísimo tiempo en Yara en la parte de oriente, según dice la leyenda en una tempestad cayó sobre un templo que allí se encontraba un rayo inmenso que destruyo a muchos ídolos de aquellos altares y según se ha conocido estos ídolos adorados por algunos religiosos del lugar no eran aceptados por la inmensa mayoría de cubanos.

0
0
0
s2sdefault

El epitafio de Dolores Rondón

A pocos metros de la entrada del Cementerio del Santo Cristo del Buen Viaje, de la ciudad de Camagüey, se encuentra una supuesta sepultura en la que aparecen inscriptas estas rimas a modo de epitafio, que según historiadores locales, aparecieron allí en 1833.

Aquí Dolores Rondón
finalizó su carrera
ven mortal y considera
las grandezas cuáles son:
el orgullo y presunción
la opulencia y el poder
todo llega a fenecer
pues solo se inmortaliza
el mal que se economiza
y el bien que se puede hacer.
0
0
0
s2sdefault

El Cocuyo

Este hecho que le narro ahora ocurrio en una zona muy apartada de nuestros campos, le sucedio a un trovador anciano, que acostumbraba a viajar hasta pueblos muy distantes, a todo tipo de fiesta y jolgorio que los vecinos de esos lugares organizaran, estas actividades duraban hasta altas horas de la noche, muchas veces podian durar varios dias.

0
0
0
s2sdefault

La Charada Cubana

La charada es un acertijo en la que se trata de adivinar una palabra, haciendo indicaciones sobre su significado. En Cuba la charada es una tabla compuesta de 100 número consecutivos del 1 al 100. Los primeros 36 número están tomados de la llamada charada china o chiffá, los restantes son producto de la imaginación popular.

Los sueños se relacionan con los números de la charada y éstos sirven de cábala para jugar a la lotería o la "bolita".

0
0
0
s2sdefault
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6