El Carnaval

Entre los cubanos, el carnaval es la fiesta más popular. De un extremo a otro de la Isla participan de la vorágine hombres, mujeres, niños y ancianos. Es la apoteosis de la alegría, en la tierra del perenne choteo, la jarana, el desenfado y el buen humor.

Aunque las celebraciones varían de fecha en dependencia del lugar, ellas abundan en los meses de verano, cuando están de vacaciones los jóvenes estudiantes y gran parte de los trabajadores.

Los elementos comunes a todas las fiestas suelen ser los desfiles de carrozas, las competencias coreográficas entre comparsas, la presentación simultánea de grandes orquestas de música popular, los bailes multitudinarios y el expendio de comidas y bebidas.

Para muchos, los más famosos de todos los carnavales de la Isla son los de Santiago de Cuba. La fiesta de la capital del Caribe se distingue por su tono eminentemente espontáneo y popular.

Por unos días, la música inunda todos los rincones de Santiago. Suenan las tumbadoras, las trompetas, los cencerros, las cajas de madera, los sartenes, las latas... y ¡la corneta china!, un instrumento emblemático de la ciudad, cuyo sonido particular convoca a los bailadores.

Unos pocos vecinos comienzan la conga en sus barrios, a varios kilómetros del centro de la ciudad. En el recorrido, las personas se van sumando al baile, y la conga se alarga más y más. Quien intenta disfrutar de lejos, mirando con curiosidad, termina contagiado por el ritmo y entra al jolgorio amorfo y tumultuario. En el carnaval de Santiago no hay espectadores. Ante el llamado de la corneta china ni los forasteros se resisten a la tentación

Los carnavales de Santiago de Cuba

SantiagoenCuba.com

A fines del siglo XVII una procesión recorría las calles de los alrededores de la Catedral para celebrar el día de Santiago Apóstol (julio/25), patrono de la ciudad. Con el tiempo las procesiones se extendieron a los días de San Juan (junio/24), San Pedro (junio/29), Santa Cristina (julio/24) y Santa Ana y San Joaquín (julio/26). El aporte africano y franco-haitiano abarca todas las expresiones de la fiesta y se hace notar sensiblemente en la danza, la música, el vestuario y otros de sus elementos plásticos. La incorporación de los mamarrachos (personas fantaseadas con colorido e irregular vestuario) y los enmascarados al final de la procesión, se convertía en una fiesta popular. Luego se incorporaron los cabildos y grupos de parranderos que, acompañados de tamboriles, sonajas, bándolas y chachás, entonaban sus cuartetas y estribillos pegajosos para ambientar la fiesta de los mamarrachos. Esta manifestación popular se convirtió en el embrión de los actuales carnavales santiagueros.

El carnaval cristalizó como tal al principio del siglo XX, y desde entonces las celebraciones se realizan sólo en el mes de julio.

Las congas son verdaderas procesiones en que un mar de pueblo marcha bailando y cantando estribillos improvisados por diferentes calles de la ciudad, al son de los tambores, la corneta china y de otros instrumentos de percusión. Los músicos, que comenzaron al frente de la "concentración", son como tragados por la misma en la medida que el pueblo se incorpora.

Previa o posteriormente a las congas desfilan los mamarrachos y muñecones para deleite de grandes y chicos. Los muñecones son personajes de la literatura y el mundo infantil en forma de grandes muñecos portados por hombres (el lobo, la caperucita, Pinocho, Elpidio Valdés, etc.).

Otro elemento del carnaval son las comparsas, en las que decenas de bailadores con un colorido vestuario, representan coreografías relacionadas con las tradiciones caribeñas y con la vida del santiaguero. Las comparsas incluyen carros alegóricos, bellamente engalanados y fantaseados y con efectos de luces, sobre los que también danzan varios bailarines. El desfile pasa por diferentes calles y el pueblo lo disfruta desde los corredores y balcones. En la Avenida Garzón, una tarima provisional acoge a miles de personas y al Jurado que se encargará de seleccionar a las comparsas más destacadas.

Finalmente, en varios espacios abiertos de la ciudad, los mejores conjuntos musicales del momento deleitan con diferentes músicas (son, tradicional, salsa, merengue, rock, pop, disco y otras), a la población, que se mueve contenta de un lugar a otro en busca de la música de su preferencia.

Próximos a estas áreas varios establecimientos venden alimentos ligeros, la refrescante cerveza y deliciosos cocteles hechos a base de ron cubano.

Actualmente el carnaval es festejado durante 7 días del mes de julio, alrededor de los días festivos 25, 26 y 27. La Avenida Garzón es el área principal para el paso de los desfiles. Este año se celebrará entre el 21 y el 27 de julio en saludo al 495 Aniversario de fundación de la villa de Santiago de Cuba.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar