Aipiri

En tiempos remotos antes de la llegada de los colonizadores, había en la isla de Cuba, una india muy bonita llamada Aipiri.

Esta joven era muy dada a las fiestas y a las diversiones donde podía deleitar a todos con su melodiosa voz y con sus bailes.

Un día, Aipiri se caso y de esa unión nacieron seis hijos.

Pasaron los años, pero ella no lograba adaptarse a la vida de familia, echaba de menos las fiestas y las diversiones.

Un día, mientras su marido trabajaba en el campo, Aipiri se fue a una fiesta dejando solos a sus hijos en la casa, así, día tras día, ella se ausentaba más y más.

Abandonados por su madre y hambrientos, los hijos de Aipiri, comenzaron a llorar con un fuerte guao guao guao.

Mabuya, el dios del mal, los escucho y cansado de sus gritos los transformo en unos árboles que hoy día conocemos con el nombre de "Guao".

Este árbol es tan venenoso que solo su sombra es capaz de causar las mas graves intoxicaciones.

Cuando Aipiri regreso a su casa, encontró seis árboles en lugar de sus hijos y antes que pudiera recuperarse de su sorpresa, fue transformada en una "Tatagua", una mariposa nocturna, también conocida como, Mariposa Bruja.

Se dice que esta mariposa entra en las noches a las casas para recordarles a las madres que jamás deben abandonar a sus hijos.

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar