Opinando sobre Cuba

¡Joder con Yoani!

Yoani Sanchez

Este artículo se iba a titular "Yoanimanía", pero Colachito Pérez se me adelantó en el uso de la palabrita. Quizás sea mejor así, que "joder", en todas sus variantes (verbo, sustantivo, adjetivo) es una palabra de gran fuerza expresiva, fenómeno que no les explico porque ignoro cuál es el origen de tal expresividad.

El bochinche en torno a Yoani Sánchez me recuerda el jingle (anuncio cantado) de un detergente en la desaparecida República de Cuba: "En toda mi Cuba hay/ un arrebato con Tide". Veteranos profesionales de la política como Ileana Ros y Frank Calzón se han rendido ante el misterioso encanto de la bloguera. "Algo debo de tener", dijo Cecilia Valdés, otra cubana famosa; Yoani podría decir lo mismo. Otra Valdés, también famosa y cubana, arremete contra ella.

Pues bien, sorry con excuse me: a mí plin Yoani. No puedo compartir el fervor de Frank ni la animadversión de Zoé.

El fervor y la animadversión son sentimientos muy comunes entre los cubanos y yo cubano soy. Mis ocho bisabuelos y bisabuelas nacieron en Cuba, así como catorce de mis dieciséis tatarabuelos y tatarabuelas; más criollo que yo, hay que mandarlo a hacer. Sin embargo, las adoraciones a que tan propensos son mis compatriotas no se me dan bien. Dos ejemplos: ni en mis peores momentos de fervor revolucionario fui un adorador de Fidel Castro, y Camilo Cienfuegos siempre me pareció un mequetrefe. Para bien o para mal, yo soy como un animal que pocos cubanos conocen y que a ninguno de ellos les interesa, el que aparece en la portada de la Fiera del Libre. Como el wolverine, soy pequeño y solitario; como el wolverine, a nada le temo en el reino de este mundo.

Ahora, los planteamientos de Yoani:

Apertura: los regímenes totalitarios no pueden hacer apertura alguna porque se derrumban. La Unión Soviética, el más poderoso de todos, llevó a cabo una apertura y ello le costó la disolución del imperio creado después de la II Guerra Mundial. Hoy, a Rusia la gobierna un antiguo coronel de la KGB y el poder económico está compartido entre el gobierno y unos magnates que antes fueron jerifaltes de la propia KGB, del PCUS (Partido Comunista de la Unión Soviética), del Konsomol (Juventud Comunista) y del Ejército Rojo.

Transición pacífica: bajo el comunismo, el sistema político es inmóvil y su esencia es la tiranía ejercida por una camarilla a nombre de una ideología. No transita ni puede transitar a ninguna parte, mucho menos de una manera pacífica. La destrucción de la tiranía sólo se puede lograr por medio de la violencia.

Cambio: en 1982, antes de que Mijail Gorvachov intentara cambiar a la Unión Soviética, Deng Xiao-ping implantó cambios en la China comunista que propiciaron el enorme desarrollo económico que todos conocemos. Se le abrió camino a la iniciativa privada, pero sin perestroika ni gladsnots ni ninguna otra zarandaja. Treinta años después, en China abundan no dueños de "paladares" ni timbiricheros ni cuentapropistas, sino capitalistas multimillonarios. ¿Son libres? Dice Yoani que es libre quien no depende del Estado. Mucha internet y mucha informática, pero esta muchacha parece ignorar que China siegue siendo un Estado totalitario y el que quiera ejercer allí esa supuesta libertad termina en la cárcel, por mucha independencia económica que tenga.

Contactos pueblo a pueblo: alguien que no puedo recordar dijo que hay ideas tan estúpidas que sólo un intelectual puede creer en ellas. Yo puedo reconocer a un intelectual cuando lo veo. Yoani es, sin duda, una intelectual. Por eso es capaz de creer que los turistas van a incidir en la democratización de un país al que van a divertirse, a descansar, a dejar de lado sus preocupaciones y, en el caso de Cuba, a realizar actos que son delitos en el país de donde proceden. En cuanto a los participantes en actividades artísticas, musicales o académicas, todas ellos son simpatizantes irredimibles de la tiranía. Un ejemplo: a Yoani le pareció muy bien el llamado Concierto por la Paz llevado a cabo por gente como Juanes, Miguel Bosé y Olga Tañón en un país donde la única paz es la de los cementerios y que ha llevado la guerra a dondequiera que ha podido llevarla.

Levantamiento del embargo: eso de que la tiranía se quedaría sin pretexto con que justificar el desastre es un cuento para idiotas. ¿Qué se levanta el embargo y el desastre sigue igual? Los medio-hermanos Ruz y sus cachanchanes dirían que el desastre es la secuela de medio siglo de bloqueo imperialista; ya Esteban Dido dijo que Estados Unidos debería indemnizar a Cuba por los daños provocados por "el bloqueo". Dice Yoani que, de todos modos, Cuba no tiene dinero para comprar aquí. Sí tiene, porque compra, sólo que tiene que pagar inmediatamente por lo comprado debido a… el embargo. Si el embargo se levantara, las compras se harían a crédito, como se hacen siempre en el comercio internacional; luego Esteban, siempre fiel a sus principios, no pagaría, y el gobierno americano tendría que indemnizar a los exportadores… con dinero salido de nuestros bolsillos. Yoani no paga impuestos aquí; yo sí los pago. No quiero que mis dólares sirvan para hacerle regalos al Coma Andante y a la gentuza que lo rodea. Además, el levantamiento del embargo le daría acceso a créditos del Fondo Monetario Internacional, que tampoco pagaría. Como si esto fuera poco, y poco no es, lo que pide Yoani sería un gran triunfo político para esa gente; al enemigo no se le regalan triunfos.

Devolución del territorio que ocupa la base naval de Guantánamo: esa base ya no tiene importancia militar alguna, pero su entrega a la tiranía sería otro triunfo para ella. Francamente, no puedo entender por qué tanto empeño en alegrarle los últimos días o los últimos meses o los últimos años a un sujeto tan perverso como Fidel Castro.

Eso, en cuanto a Yoani. Los que aquí la han agasajado y entrevistado, ¿a qué se debe que ninguno de ellos le pregunte sobre su estadía en Suiza? En Cuba nadie viajaba al extranjero con permiso para regresar a menos que lo hiciera en misión oficial. El hijo del matrimonio Sánchez-Escobar ya había nacido en aquel entonces. ¿Lo llevaron consigo o permaneció en Cuba? El edificio en que viven ya estaba construido en 1992, cuando yo me marché con el letrero de "Salida Definitiva" en mi pasaporte. ¿Cómo fue que pudieron conservar su apartamento? ¿A qué se dedicaron en Suiza?

Para misterios, con los de Obama ya tengo bastante.

0
0
0
s2sdefault

Los comentarios están cerrados en este artículo