Opinando sobre Cuba

¡Eso no lo sabe Raúl, deja que se entere bobo…!

Los cuentapropistas tuvieron que desfilar en un bloque especial que les preparó el MININT el 1ero de Mayo, tal vez algunos soñaban que, como serían "dueños de su destino" por trabajar para sí, pues podrían evadir el compromiso entusiasta y fervoroso del primer día. Se equivocaron de nuevo, esa "independencia" no la va a permitir la tiranía nunca, que no van a quebrar el poder tan estúpidamente, ni podrán abandonar la FMC ni la UPC sus hijos menores ni al CDR ni a las MTT ni al PCC ni a la UJC ni dejar de chivatear si lo hacen. De esto que dije no he leído todavía en ningún periódico de Miami. Un cantante clásico, "divo formado por Fidel", por tanto agradecido hasta la tambora, resolvió todas las licencias que necesitaba en La Habana y comenzó a operar un restaurantico de 150 sillas que "degeneró" en centro nocturno y lo adjuntó al Ministerio de Cultura como subvencionado por la dictadura, pero el local creció en importancia y sus empleados ganaban la" barbaridad" de entre 1,800-2,000 pesos cubanos, informados así para azorar al que se deje, en vez de hablar en plata equivalente a dólar, que significan 60 ú 80 miserables verdes,

Un espectáculo artístico con un grupo llamado "Opera de la Calle" (foto) animaba la oferta, considerado excelente según el patrón de medidas de la Cuba de hoy que exponía, especie de mosaico, la música y el baile de la una vez considerada Perla de Las Antillas.

Pero, para que nadie olvide la tradición comunista, para ratificar que, en el mundo "nada hay peor que un rico" menos la nomenklatura, en estos días irrumpió en el local un batallón de inspectores, encabezados por una miliciana militante y combatiente, con el objetivo de verificar cuánto de legal había en la forma de operarlo, por supuesto, las licencias les deben haber sido compradas a esos mismos inspectores y permitidas hasta cierto punto, que es el hecho de que se comience a ganar más que para desayuno, almuerzo y comida, si aparecen dos meriendas, ahí estuvo siempre, oyendo la conversación, el "enriquecimiento ilícito", que ha puesto en prisión con condenas de 20 y más años a cerca de 2,000 "cuentapropistas" desde 1981.

El manager, cantante operático que ha estado en Cancún en actividades propias de su profesión, destacó el hecho como "una invasión nazi" al local con el objetivo de asustar a los clientes y hasta al gato Pancho si estaba por allí.

El primer error fue comparar ese allanamiento a la fuerza con la forma de represión de los nazis y no llamarlo por su nombre, en vez de con quienes lo inventaron: los comunistas, por lo que se ve, tampoco está al tanto del acontecer en Cuba por efectos de la ceguera que produce la vida muelle allá y no conoce o se hace del progromo, a razón de, quizás, 50 ó 60 diarios.

Anoche vi a un abogado y a otro cantante denunciando los acontecimientos en El Cabildo, nombre del local invadido, fue en un programa de América Tevé y el presentador lo clasificó como "socio de negocios" del establecimiento.

Ni Ulises Castillo desde Cuba ni el abogado ni el otro cantante que hicieron de voceros aquí acusaron a la tiranía, sino a la burocracia y a "algunos que quieren impedir las reformas"; es decir, a los fantasmas de siempre. Yo no los voy a llamar comemierdas por pensar así, porque no lo son, sencillamente, son castristas a quienes acaban de pisarles un callo (tampoco creo que hablen así por miedo a lo que pueda pasarles si enfrentan la realidad, porque para deshacer todo lo otro no lo tienen), vamos a esperar, porque pudiera ser que mañana el tal Ulises esté de líder de algún grupo de los que "están allá adentro jugándosela" o aparece por aquí vía Cancún y pone un tablao para "intercambiados".

Tengo la impresión de que los dueños del Cabildo están aquí (sobre todo el partner cantante) y que el socio de allá lo corre o lo corría. Eso sí, deben tener mucho cuidado los dueños de paladares, de casas que alquilan sus familiares y de finquitas que producen para el mercado paralelo, porque tal vez la tiranía esté pensando adelantar la recogida de la nasa con unos cuantos "pejes" de valor aceptable.

Más que quitarles todo lo que invierten por la izquierda cada cierto tiempo, hay cubanos que merecen que los ahorquen por servirles de presa fácil a esa otra violación del embargo que produce el Ajuste Cubano, porque todo ese dinero, el de El Cabildo o el de cuanto timbiriche aparezca, es de aquí y eso lo sabe mejor que nadie la tiranía.

0
0
0
s2sdefault

Los comentarios están cerrados en este artículo