Opinando sobre Cuba

¡Ahora sí van a construir el socialismo en Cuba!

Como siempre, utilizando su sucursal en Miami de alcance nacional, los Herald, la tiranía cubana dio a conocer que "decidieron romper el bloqueo" de 50 años que le impusieron a un sector productivo nacional, al autorizar a los "cuentapropistas agrícolas" a venderle directamente a los hoteles.

La noticia, dicha así, es una ridiculez de alto voltaje, porque ¿Qué importancia puede tener que los "usufructuarios de otros intermediarios" le vendan a hoteles directamente?

Sin embargo, es Cuba, donde nada que signifique operaciones económicas se conoce ni se maneja como algo normal. A fin de cuentas, algunos "beneficiados" han dicho que "hay menos trabas para cobrar", es decir, el casi trueque es en vivo y directo: yo te doy y tú me das, contante y sonante.

Pero nadie ha dicho si estos "vendedores en vivo y directo" pueden, además de venderle a la hotelería, disfrutar de la misma como clientes junto a su familia, digamos que por una o dos semanas de vacaciones; para cualquier "suspicaz y contradictorio', eso es más importante que venderle directamente a un hotel de Sagua la Grande, porque está por verse si los ex grandes de la República también recibirán por la puerta de la cocina a este nuevo viajante de plátanos, tomates y calabazas.

¿Cómo lograron que los que creen ser dueños de pequeñas parcelas lleguen hasta la hostelería? Eso es otro detalle que nunca van a decir, pero se supone.

Dentro de las legiones de oficiales (en Cuba solo hay de teniente hacia arriba) retirados, existe un buen grupo a cargo de varios renglones de interés para enriquecerse, por lo que pudiera ser que Raúl Castro haya iniciado la rotación de estos elementos para que se salpiquen y la agricultura es una rama útil; además, los únicos que quizás puedan disponer de recursos amplios, como el transporte asegurado para mover los productos, deben ser estos señorones que, quizás, sean los usufructuarios verdaderos en mayor cuantía de la tierra laborable, incluso de la baldía con carácter totalmente gratuito, por la exención de impuestos o de otros gravámenes que quedarían para quien no esté en la crápula.

Porque son sicarios y genízaros del MININT a pesar del retiro a que "los acogieron", es que tal vez les hayan aprobado el intercambio comercial directo con clientes de, para la Cuba de hoy, un lujo exagerado y sui-generis como la hotelería.

Por cierto, el Travel Channel de la televisión por cable de aquí inició desde noviembre pasado la propaganda sobre la supuesta cocina cubana privada de paladares (propiedad de otros oficialistas del MININT o del PCC) y la de empresa mixta o gubernamental en hoteles de primera, con la grabación en la Isla de un programa de Anthony Bourdein y de otro de Andrew Zimmerman, emitidos más de 10 veces cada uno en fechas y horarios diferentes.

Bien, ya le quitaron el bloqueo al cuentapropismo de nueva ola; por lo que se oye o se lee, todo el mundo contento, a fin de cuentas, allí "solo hace falta que alguito caliente te caiga en el estómago" y a seguir asistiendo a la Plaza, huyéndole al opositor que te puede hacer daño si te ven hablando con él, pero, eso sí, buscando la forma de enviar por lo menos a un miembro de la familia "pa' Miami" que asegure los dólares y lleve el plasma, el IPod y la ropa para los 15 de la niña, por lo demás, todo tranquilo y bajo control.

0
0
0
s2sdefault

Los comentarios están cerrados en este artículo