Humor cubano

Ruego que no haya malos entendidos con lo que voy a decir, pues solo es una opinión personal y generalizada, pues en todos los países hay todo tipo de gentes y entre ellas se encuentran muchas excepciones.

A mí, como extranjero, me resulta muy difícil entender el sentido del humor cubano, ese sentido del humor del que tanto presumen.

Miren, para mí el sentido del humor consiste en reírse de todo, siempre y cuando comiences por reírte de ti mismo, que te levantes por las mañanas, te mires al espejo y pienses que eres digno de risa, sin que ello se convierta en ningún tipo de complejo, pues ¿quién es perfecto en este mundo?. Después sales a la calle, te encuentras con alguien de confianza y te ríes de él, siempre sin maldad alguna y con el respeto que te merece,  y te resulta hasta gracioso que se ría él también de ti. Nunca he encontrado problema alguno con eso.

He observado, que muchos cubanos no tienen el mismo concepto, les gusta bromear con todos, pero no entienden cuando bromean con ellos, es más, por regla general lo consideran hasta un ataque. Es por eso que la convivencia a veces se enrarece, no por culpa del cubano, no por culpa nuestra, solo es por diferencia de conceptos.

Y, cómo no, hay cubanos muy graciosos, así que lo mejor que podemos hacer es reírnos todos, ¿no les parece bien?.


¿Temba yo?

En efecto ya soy una temba, pero ¡¡¡¡¡NADIE ME QUITA LO BAILA'O!!!!!

Mis escuelas al campo, 7 en total porque yo sí que me gradué de 13 y además,¡¡¡en el pre del Vedado!!!!!, las colas para comprarme los zapatos en "Primor" con la libreta que era C4, los turnos por teléfono para comer en el Emperador, la durísima sin igual Playita de 16, y las vacaciones en Varadero, de niña con mis padres en las cabañas del Sol, de "grande" con mis amigos en Atabey y Siboney (hasta 15 en una habitación de 18.00 PESOS la noche) o en la casa del médico retirado frente a la entonces Terminal de ómnibus que nos costaba 20 pesos, son un dulce e imborrable recuerdo.

0
0
0
s2sdefault

Los cascañales del negro

“…Yo soy el negro Potoco
Que tengo de bueno y malo,
Que siempre etoy en el palo
Que canto, que bailo y toco…”

Fernando Ortiz. Los negros curros. Ed. Ciencias Sociales. La Habana, 1995.

Domingo, cinco de la tarde. Recibo la llamada telefónica de una amiga cubana que anda por la bota del mundo. Hablamos de cosas banales, el amor, las drogas, el sexo y el rock and roll. Estupideces que embadurnamos de mierda por el simple placer de reírnos a carcajadas sobre las últimas vivencias acaecidas que son ninguna. Sacamos la conclusión de que el amor es lo más lindo del mundo y de que uno tiene que enamorarse mientras la explico que yo lo hago diariamente pero que por esa rapidez sentimental que poseo no me da tiempo a expresarlo y que para cuando quiero decirlo ya me enamore de otro y después de otro y ¡¡cojones!! mi vida es un tiovivo que sube y baja sin encontrar el equilibrio perfecto.

0
0
0
s2sdefault

¡Ser cubano, que grandeza!

Los cubanos somos “el pueblo elegido”…., por nosotros mismos.

Nosotros los cubanos somos la candela, los que inventamos el mantecado, el café con leche y el sandwich cubano.

Nosotros no nos morimos, nosotros "cantamos el manisero".

Somos "el pueblo elegido"... por nosotros mismos.

No venimos de una islita sino de la Perla de las Antillas!

Sabemos exactamente por donde le entra el agua al coco.

0
0
0
s2sdefault

Los chistes de la Cuba de Fidel

Mientras hay humor, ¿hay esperanza?

A veces el sentido del humor es la única manera de sobrevivir a la tiranía. A veces, también, hay pueblos tan bañados por el humor que ni siquiera los tiranos se lo pueden quitar. No es fácil saber en cuál de las dos situaciones se hallan los cubanos, pero el hecho es que, desde hace años, en la Cuba del castrismo ha surgido una inagotable veta de humor popular. Los chistes sobre Fidel y el comunismo se cuentan por millares. Los que aquí traemos son sólo un botón de muestra. Algunos son realmente desternillantes. Pasen y lean.

0
0
0
s2sdefault

La resurrección de Cecilia

El hogar de ancianos huele a lejía. En la puerta, un banco con cuatro viejos, miran con pena a la familia que acaba de llegar: El hijo de doña Cecilia, su esposa, un niño de unos seis años. Las empleadas los esperan, con esa expresión que aprendieron a poner cada vez que hay una mala noticia que dar a los familiares:

-Hoy no se levantó. En una persona como ella, es muy extraño….

Luego, la empleada, apretando los dedos con abatimiento, dictamina:

-Creemos que va a morir.

Allí esta doña Cecilia, la madre. Es un bultito diminuto en la cama, cubierta por varias colchas. No se mueve, parece que no respira. Existe una única evidencia de que está viva, y es notada sólo por la nuera:

-Pero ella tiene las mejillas tan rosadas….

0
0
0
s2sdefault

Delirium tremens

Hectico, uno de los más representativos personajes de Jaimanitas, es el recolector de basura de la playa Los Marinos. Como todos los lunes, convertido en una máquina de recogerlo todo, Hectico carga un saco de yute conteniendo todo tipo de latas, botellas que encallan en la orilla, y que luego él recicla para sacarle unos pesos a la “pesca”.

Yo miraba el mar azul y leía un artículo sobre la desarticulación del Partido Pro Derechos Humanos en el año 1988. Un pedazo de historia de la disidencia en Cuba, con entrevistas y acotaciones de varios escritores de la oposición, casi todos residentes en los Estados Unidos. Se me ocurrió la idea de escribir un libro, cuando Hectico me hizo una confidencia que me puso a pensar.

0
0
0
s2sdefault

Ares

El cubano Arístides Esteban Hernández Guerrero es un caricaturista, ilustrador y pintor, apodado Ares.

Nació en la ciudad de La Habana (Cuba) en 1963.

Estudió medicina en la Universidad de La Habana graduándose en 1987. En 1993 terminó sus estudios en la especialidad de psiquiatría.

Publica su primera caricatura en 1984, en la revista Opina. A partir de esa fecha sus trabajos han aparecido en las principales publicaciones cubanas y numerosas publicaciones de todo el mundo.

0
0
0
s2sdefault

El cubano y el infierno

Un cubano, que fue en vida muy bueno, al morir, como era de esperar, fue al Cielo. Llevaba más de mil años disfrutando de la eternidad cuando un buen día le dijo a Dios:

'Dios mío, quisiera que me permitieras conocer el Infierno por una noche, para saber cómo es ese lugar'.

Dios, en su infinita bondad, le dijo: 'Si es tu voluntad, que así sea' Nuestro buen hombre se fue esa noche al Infierno.

Bajó hacia su entrada por unas escaleras de mármol blanquísimo.

0
0
0
s2sdefault

El corpiño gallego

Se le ocurrió preguntarme cuál era mi nombre mientras me arrinconaba con empujoncitos hacia un lugar más oscuro, justo en el momento en el que el dj cambiaba de tema dejando sin música todo el local que, acto seguido, miraba a la gritona como si una loca se acabará de escapar del psiquiátrico y la estuvieran buscando. Él sonrío sin ganas, forzando una mueca para hacerme sentir menos ridícula y no quedó otro remedio que confesarle que era española.- Si española de Madriz, ya tu sabes, con el Río Manzanares y patitos y patatas - Y la primera en la frente, porque poniéndome simpática soy aún más odiosa.

- Respira - me decía a mí misma - respira, respira profundo y relájate e intenta arreglarlo, pero pensándolo mejor, no respires tan profundo que las presillas del corpiño se te clavan en la columna vertebral y al final vas a terminar rompiendo el modelito de Purificación García que te compraste con la idea de que unos ojos como los que tienes enfrente te miraran.

0
0
0
s2sdefault

Cubano

El primer pecado del Cubano fue su inigualable Constitución.

El segundo pecado fue su "Standard" de vida y progreso.

El tercer pecado fue que su moneda nacional valiera más que el dólar americano y como si fuera poco - HACERLE LA MÚSICA AL MUNDO.

Pero el peor pecado fue el hacer de un pantano de la Florida "El Puerto de Las Américas". ¿Son malos, regulares, pésimos o muy buenos?

El hijo de Dios Jesucristo dio una alternativa para la conducta humana cuando dijo "por sus obras los conoceréis". Así que si eres Cristiano, ya tienes una regla para medirlos.

Yo no soy de ascendencia Cubana, ni creo que ninguno de ellos lo sean.

0
0
0
s2sdefault

Con buen humor

Pregunta una maestra de música de La Habana:
- ¿Qué es un cuarteto?
Un alumno le responde:
- La sinfónica de La Habana, despues de una gira por Europa.

¿Por qué en Cuba no hay piscinas?...
Porque todos los que saben nadar se han ido a los EEUU.

Un cubano quería escaparse de Cuba y se le ocurrió irse con el circo de Moscú que visitaba la mencionada isla. Para realizar su plan se disfrazó de mono y se metió en la jaula de los animales. Estaba ya por salir de la isla con el circo, cuando llega el domador y mete a los leones a la misma jaula. El tipo, desesperado, empieza a tratar de quitarse el traje de mono y se pone a gritar:
- ¡AUXILIO, AUXILIO!
En eso, uno de los leones le dice:
- Imbécil, quédate callado o nos jodes la salida de la isla a todos.

0
0
0
s2sdefault
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5