Humor cubano

Entrevista a Cubano 100%

En exclusiva para Conexión Cubana

Si el brazo de la Revolución Cubana es largo, más puede serlo el del equipo de periodistas de Conexión Cubana. Nuestros muchachos están dispuestos a acudir al fin del mundo si de una exclusiva se trata.

Previa concertación de una cita con Cubano 100% llegamos a su casa. Una humilde vivienda situada en La Habana Vieja, en ese lado del casco histórico que aún no ha sido tocado por la mano del andador e historiador de la Habana, el señor Eusebio Leal.

Vive en un vetusto edificio construido en la última década del siglo XIX. Su apartamento es el último del piso siete. No hay ascensores y en muy poco tiempo no habrá escaleras para acceder al inmueble, pues éstas se caen a pedazos ,y a pesar de estar declarado inhabitable, sus moradores no se deciden a abandonarlo. Hacinados como ratas, subsisten en sus angostas cuevas que eufemísticamente llaman apartamentos. Cubano 100%, o mejor, Emeterio Fernández Angulo se prepara para cuando no exista la escalera, usará una hecha de soga. Es un hombre muy previsor. Nacido y criado en ese cubil se ha acostumbrado a la putrefacción y la maledicencia que le rodea, según él.

Tiene 63 años, es negro, alto y barrigón. Su piel brilla, suda. Nos invita a pasar y nos sentamos en unos viejos taburetes. Carece de muebles. Lleva 35 años casado con una negra gorda y enorme que apenas habla, pero que hace todo lo posible porque nos sintamos bien en su casa. No podemos negarlo, Emeterio es un hombre hospitalario.

Conexión Cubana: Buen café, Emeterio.

Cubano 100%: Muy bueno. Especial pa ustedes.

CC: Gracias.

Cubano100%: ¿Cuándo empezamo?

CC: Cuando esté listo.

Cubano 100%: Yo siempre estoy listo, compay.

CC: ¿Dónde trabaja?

Cubano 100%: Ahora estoy en una oficinita chiquita y me dieron una computadora pa que les contestara a ustede, es que han cogido una fuerza tremenda tú. La gente en la calle está contrabandeando con los escritos que publican ahí. No hay ninguno que hable bien de Fidel, ninguno.

( Se rasca una barba de tres días. Y rastrilla un viejo kalashnikov que mantiene sobre sus piernas, desde que llegamos)

Esto es pa volarle la cabeza al gusano que la asome, deja eso...

CC: Háblenos de su infancia. Dicen los psicólogos que la infancia es definitoria en la vida de una persona.

Cubano 100%: Todo lo psicólogos son maricones. No he conocido ninguno que sea hombre. Así que no te crea la vuelta esa que te cuentan. Mira cuando niño en mi casa éramos 25 de familia. Vivíamos en un batey, en la provincia de Oriente. Por la noche dormíamos en unos sacos que poníamos en el suelo de tierra y mientras mi madre singaba con mi padre, mi abuelo se la metía a mi abuela. Imagínese compay, todo el mundo revuelto por el suelo aquél de tierra. Yo padecía de parásitos en los intestinos, me salín del culo unas lombrices blancas y me arrebataba metiéndome los dedos por el culo, entonces una prima mía me ayudaba y me metía una tuza de maíz por el fondillo, sin vaselina, pero no me acostumbré, qué va compay, yo soy duro de pelar, así que una noche me viré, le di la cara y le dije, está bueno ya cojones de meterme esa mierda por mi culo, ahora me toca a mi y me templé a mi prima...

CC: ¿Qué edad tenía cuando eso ocurrió?

Cubano 100%: Pues unos nueve años, sí polque tengo 63 ahora, y eso fue por el año 1951, antes del asalto al cuartel Moncada.

CC: Tiene buena memoria.

Cubano 100%: Sí, esa etá buena. Yo me alzé con los rebeldes en el año 58. Ya era un cochinón, pero con esa gente me volví más cochino todavía, y ladrón. Robaba y templaba todos los días. Lo de templar es herencia de familia. En el vara en tierra donde nací y me crié, mi abuelo se signaba todas las noches a mi abuela. Todas las noches oía los forcejeos entre mis abuelos, la vieja le gritaba al viejo: << Sácame ese trasto del culo, cabrón>> Mi abuelo no le contestaba, sólo se le oía jadear y decir entre dientes: << A esta hijaeputa me la sigo yo>> Pero cuando llegaba el día todos íbamos a lo nuestro.

Yo desde los tres o cuatro años me hago pajas y empecé a singarme gallinas, palomas y yeguas a los ocho. Todo el día detrás de los animales, hasta las moscas me las templaba.

CC: ¿Las moscas? Puede explicarnos eso..

Cubano 100%: Muy fácil, compay. En el campo lo que se sobran son moscas, mosquitos y guasazas, pues yo cogía un pomo de compota y metía el rabo dentro, pero antes lo untaba con un poco de miel y me acostaba en medio del patio, boca arriba, y metía también en el pomo cuarenta mosquitos, treinta moscas y dieciocho guasazas, pues iban para donde estaba la miel encima del toletón, ah, no quiero ni acordarme, tremenda paja, imagínate todos esos bichitos haciéndome cosquillas con sus paticas. Na, y cuando quería gozar más, metía cinco cucarachas, eso era pa los días de fiesta. Era lo máximo. Que ricura caballeros. Es que na ma de imaginármelo me caliento y me pongo a mil, mira ya cómo estoy ( Y se señala para la entrepierna).

Pues si, en la casa se templaba mucho. Eso es herencia, compay. Cuando me uní a los rebeldes, tenía unos 17 años, Allá arriba en el monte no encontraba mucho pa templar y metía el rabo en el cañón del escopetón, era una escopeta vieja lo que me dieron al principio y engrasaba con manteca de maja el interior del cañón y allí mismo metía mi herramienta y dale que te dale, hasta que un día el Ché me sorprendió y me dijo: <<Guajiro, ¿qué estás haciendo? Na, mi comandante, estoy limpiando el fusil, le respondí>> Y el tipo se fue, pero creo que no se lo creyó. A mi no me importó mucho, coño tenía que hacerme mi pajita, eso no es malo.

CC: ¿Bebe mucho usted?

Cubano 100%: Depende, dos litros de chispaetren todos los días, cuando se puede, claro.

CC: Debe padecer un montón de enfermedades, ¿no?

Cubano 100%: Muy pocas, las normales pa la edad que tengo: dos úlceras en el estómago, y cuatro en el duodeno, cirrosis hepática, tres infartos que me han dado, ocho trombosis cerebrales, psoriasis, hongo en la pinga, sífilis avanzada, tuberculosis pulmonar, 52 heridas de balas, no veo por el ojo izquierdo, ve, por eso cuando me habla tengo que virar la cara y mirarlo con el ojo derecho, como las cotorras, es como tener los ojos a los lados, me viro así y lo pinto completo, ¿me entiende, periodista?

CC: Sí, le entiendo. ¿Algún otro padecimiento?

Cubano 100%: Otras cosas, pero no tienen mucha importancia: cáncer de intestino y cuatro operaciones de hernia, se me salían los huevos pa los lados, pero con las operaciones y una sábana que me enrosco como un pañal vamos tirando.

CC: ¿Cómo lo trata la gente en la cuadra?

Cubano 100%: Yo no me trato con nadie. Hay mucha hipocresía. Además he tenido problemas con algunos.

CC: ¿Problemas? ¿Cuáles?

Cubano 100%: Cosas sin importancia, lo que pasa es que la gente hace un drama de cualquier cosa, por ejemplo la mujer de la esquina se quedó viuda y dice que es por mi culpa, y to polque un día yo venía medio tomao de la unidad y el marido estaba vendiendo maní en la esquina, unos cucuruchitos de maní tostado , y cuando lo fui a detener se resistió al arresto y le vacié la makarov en la cabeza, le metí el peine completo, parecía un colador la cara, depué el otro vecino se puso a leeer un librito en el palque sobre un tal Valga Yosa y como yo sabía que era un gusanón le metí mano y me y le metí dos tiros en la tabla del pecho, a mi me joden esos sigaos leyendo y que no van a coltar caña, ¿me entiende? Pue ya ve, me tienen roña polque he cumplido con la patria y Fidel. Ah, y como soy el presidente del CDR pue he tenido que llevatr una libreta donde apunto todo, y ahora con las nuevas medidas anunciadas voy a tener que buscarme bastante papel polque todo el que vea carteándose, saludando o na ma haciendo una señita lo apunto y le hago una advertencia, a la segunda le meto un balazo y lo tiro pa la cuneta, más ahorro. Hay más gente en la cárcel que estudiando y eso gasta mucho al estado.

CC: Oiga, pero todos los revolucionarios cubanos beben demasiado, ¿ qué me dice de Raúl castro?

Cubano 100%: El compañero Raúl no toma mucho, dos o tres litros de güisqui y eso es como tomar refresco, beber yo, que me meto el alcoholifán sabroso y sin destilar. Un día fui a detener un tipo y le escupí la cara y le provoqué una quemadura de trecer grado, le abrí un boquete, lo que solté fue como un lanza llamas. A veces, pa jugar y entretener a los niños les hago numeritos de solatar llamaradas por la boca, nos divertimos mucho. Cuando se va la luz y no hay luz brillante pa encendel el farol, le echo dos o tres escupitajos dentro y se prende mejor que con lo otro. Soy tremendo cabrón.

CC: Ya veo, ya veo... ¿Y sus hijos, qué hacen?

Cubano 100%: Bueno, tengo tres y son militares. Trabajan de manicuras.

CC: ¿Cómo, en una peluquería?

Cubano 100%: Na, sacan uñas en Villa Marista. Les gusta eso, se parecen mucho a mi. Son tímidos, de poco hablar y sacan uñas, ojos y desprenden bracitos a los detenidos.

CC: Oiga, pero eso es asesinar, torturar, vejar...

Cubano 100%: Es un trabajito pa ir tirando. Todos los meses le dan sus jabitas. Si sobre cumplen y se van por encima del nivel, les dan un viajecito de estímulo.

CC: ¿Al extranjero?

Cubano 100%: Qué extranjero, ni ocho cuartos, hombre. Los llevan a la casita donde nació Fidel, a donde está enterrado el Ché, a donde el partido ordene.

CC: Ah, bueno, le agradecemos su colaboración. Oiga, entre nosotros , ¿desde cuándo no se baña?

Cubano 100%: hace como un mes, la cáscara guarda el palo.

CC: Bueno, gracias por todo y siga participando en el foro. Allá la gente goza con usted.

Cubano 100%: Porque no me conocen, deje usted que los deje huérfanos a ver si van a reírse tanto. Me los voy a signar a todos. Partía de gusanos, cojones...

(Y agarra el fusil como si fuera a pegarme con él. He salido como bala por tronera)

Ahí tienen la entrevista.

Miércoles, 02 de Marzo del 2005

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar