Historia de Cuba

El golpe de Batista

Del golpe de Estado castrense al golpe de facto castrista. El New York Times tenía razón

Vale la pena conocer bien nuestro pasado. Por aquellos días de principios de 1952, seguramente Fulgencio Batista leyó las graves denuncias que envió Fidel Castro al Tribunal de Cuentas, publicadas en el periódico Alerta, dirigido por el periodista Ramón Vasconcelos, fuerte admirador de Fidel. Era la continuación a las mismas denuncias que comenzara Eduardo Chibás, poco antes de morir.

Contundentes acusaciones, donde el joven de Birán responsabilizaba al presidente Carlos Prío Socarrás de cometer, entre otros delitos, el robo de cincuenta millones de dólares al tesoro público.

0
0
0
s2sdefault

El hongo de Fidel

América ha padecido numerosos dictadores. La mayoría fueron brutales y viles con sus pueblos, no obstante, muy pocos pretendieron extender su poder más allá de las fronteras de sus países, entre esas excepciones esta Fidel Castro, que mientras destruía a Cuba, intentó ensanchar su dominio a otras tierras causando también devastación y muerte.

Fidel siempre tuvo una visión mesiánica de sí mismo. Se creyó el salvador de Cuba, después conjeturó serlo de América y por ultimo pensó que el mundo precisaba de sus servicios para progresar y ser feliz, pero como nunca fue tonto, concluyó que necesitaba un aliado, un país poderoso al cual servir, a la vez que se hacía de su propia tajada.

0
0
0
s2sdefault

La Habana se quedó sin metro

Cuba no estuvo presente en la asamblea anual de representantes de más de cuarenta sistemas de transporte subterráneo de España, Portugal y países de Latinoamérica, a efectuarse en noviembre del 2011 en Monterrey, México, por la obvia razón de que Cuba no tiene metro ni lo tendrá quién sabe por cuanto tiempo.

Hace unos años parecía que la capital cubana tendría metro, cuando en la década de 1980 los estudios de geología y finanzas realizados por especialistas cubanos y soviéticos iban muy adelantados.

En la prensa se mostró el proyecto de construcción, y hasta el supuesto recorrido, enlazando municipios y barrios capitalinos. Cada kilómetro de vía estaba valorado en un millón de dólares.

La caída de la Unión Soviética obligó a archivar el proyecto, y con él la esperanza de más de dos millones de capitalinos de disponer de un sistema de transportación masiva ágil y confortable.

0
0
0
s2sdefault

Breve historia del exilio cubano

Maquiavelo y Bonaparte, dos figuras de la historia , establecieron por pensamiento y acción las bases de la agenda mesiánica contemporánea. El estadista florentino enunció en sus obras del siglo XV la separación tangible entre el mundo moral y el arte de obtener y mantener el poder: “El Príncipe (término usado en el Renacimiento para designar a un caudillo militar o político) siempre debe preferir ser temido a ser amado”. El notorio soldado-emperador aplicó el aforismo del burócrata toscano con indudable éxito entre fines del siglo XVIII y pricipios del XIX.

En el presente ámbito americano, ¿quién podría negarle tal herencia política al absolutismo totalitario de Castro? La realidad histórica es que el ritmo constitucional se interrumpe violentamente en marzo de 1952, culminando en la tiranía que avasalla a Cuba desde 1959. Esto fue lo que animara a tantos cubanos de muchas vertientes ideológicas y grupos sociales y económicos diversos a oponerse a la violencia con la violencia. Es curioso que sólo el Partido Socialista Popular se retrajera de tales actividades, denunciando oficialmente las acciones de otros grupos como el Directorio Revolucionario Estudiantil, la Organización Auténtica, la Triple A o el 26 de julio. Curioso, aunque no sorprendente para quien conozca las relaciones mercenarias existentes entre el caudillo de los golpistas del 52 y los corruptos jerarcas del socialismo cubano.

0
0
0
s2sdefault

Las guerras internas

Aquel 12 de marzo de 1899, si hubiera existido un frente patriótico con un plan de acción común, la historia habría sido otra.

Hay un hecho ocurrido en los albores de la independencia de Cuba que nos recuerda cuán propenso somos los cubanos a la dispersión y a las guerritas internas cuando no se colocan el orgullo y los méritos alcanzados a merced del sacrificio de éstos y la humildad que exigen ciertos momentos donde la cohesión es una condición básica en la política para negociar y obtener resultados favorables.

Aquel 12 de marzo de 1899, la Asamblea de Representantes del Ejército Libertador aprobaba la moción, propuesta por Manuel Sanguily, de destituir del cargo de General en Jefe al Generalísimo Máximo Gómez y Báez, tras la decisión de este último de aceptar la dádiva de 3 millones de dólares ofrecida por Mr. Robert Porter (enviado especial del Presidente McKinley) para licenciar y pagar una compensación a los miembros del Ejercito Libertador. Un ejército pobre y harapiento que se debatía en la miseria tras varios años de sangrienta lucha contra las fuerzas coloniales.

0
0
0
s2sdefault

Historia de los años 60

Yo vivía en un batey. El bateicito ese se llamaba Silva. Vivíamos en una casa de tablas, todas las casas eran de tabla con el techo de zinc. Mi papá era carretero de caña y yo lo ayudaba en todos los aspectos. Le hice mucho de narigonero, que era lo que más hacíamos allí, halando y esas cosas.

Tenía cuando aquello como siete hermano. La mayor parte del tiempo me la pasaba con mi papá. No había juegos prácticamente allí. Los juegos eran las bolas y la quimbumbia y eso, y el juego de los escondidos por la noche, y la prenda escondida, también. Pero yo casi nunca jugaba, no tenia tiempo, o sea, no estaba en la casa.

Cuando la caña, cuando la zafra, nos levantábamos tempranito, a las cuatro de la mañana, por lo menos, nos llevábamos almuerzo y café y para allá para el cañaveral. Lo que yo hacia era tirar, mi papá la carreta, el cargaba una carreta y entonces lo ayudaba a arrear la yunta, mientras la carreta se estaba llenando, lo ayudaba a recoger cogollo para lo bueyes.

0
0
0
s2sdefault

Las penurias de Fidel Castro en prisión

"Dormimos con la luz apagada, no tenemos recuentos ni formaciones en todo el día, nos levantamos a cualquier hora (…) Agua abundante, luz eléctrica, comida, ropa limpia, y todo gratis"

Este 15 de mayo se cumplen 60 años de la excarcelación de los moncadistas. El ataque al cuartel Moncada es calificado por muchos como un acto terrorista. Más allá de los calificativos, siempre discutibles, quienes se han encargado de loar a la generación levantisca y denigrar a los oficiales del ejército de entonces, nada dicen de los soldados ultimados esa madrugada de carnaval. Fueron 19 los militares caídos, pero sus nombres no cuentan para los historiadores oficialistas.

¿Qué pasaría si hoy un grupo de cubanos, hastiado de la discriminación política y los abusos, ataca una unidad militar? ¿Recibirían sanciones tan benignas como las aplicadas a los moncadistas? ¿Les permitirían estar unidos en la cárcel y apartados de los presos comunes? ¿Serían amnistiados? La "cruel" prisión de los moncadistas

0
0
0
s2sdefault

El mosquito

Es el testimonio de un testigo y protagonista de los sucesos del Mariel

Les cuento sobre El Mosquito. Me voy a referir exclusivamente a los días entre el 11 y el 15 de mayo de 1980 porque son los que viví. Sé que se mantuvo hasta el final del verano cuando llegó el último bote a Cayo Hueso, pero si algo cambió en ese lugar, lo desconozco. Han pasado 25 años, la mitad de mi vida, pero aún después de tanto tiempo los recuerdos que narraré a continuación han permanecido inalterables. Comprenderán por qué.

El Mosquito parece haber sido un club privado antes de la revolución. Queda aproximadamente a uno o dos ¿o tres? kilómetros del puerto del Mariel. La entrada da acceso a una especie de promontorio altísimo de puro "dienteperro" que remeda a "Papillon". Una vez allí, la única salida es por donde entraste, de lo contrario habría que saltar desde una gran altura para caer de seguro no en el agua, sino encajado en las letales rocas que rodean su base. Perfecto para un pequeño campo de concentración, que es lo que crearon en el lugar.

0
0
0
s2sdefault

Marcados para morir

Nadie muere en las vísperas, esta es una frase recurrente y la he encontrado en algunos textos; no deja de ser impresionante. Pero no es así que pienso adelantar esta nota. La muerte no es sorpresa cuando viene acompañada con los temores del cambio, envuelta en los harapos pestilentes de una Revolución rencorosa, con el hedor del desquite y marcada por la rabia acumulada. Eso he visto y nada hay de extrañeza en las pasiones que trae consigo la victoria nauseabunda de los homicidas y su afán de venganza que convierten en cadalsos improvisados y repentinos, cualquier escenario donde van a parar no pocos infortunados.

0
0
0
s2sdefault

Testimonio sobre los fusilamientos en Cuba

París, 2 de septiembre de 2016.

Querida Ofelia:

Don Miguel Rodríguez me envió ayer desde los EE.UU. este impactante testimonio: “Prohibido olvidar”, del Comité Internacional de ex presos políticos cubanos. Te ruego que lo hagas circular allá en San Cristóbal de La Habana.

“Miami, agosto de 2016.

0
0
0
s2sdefault

Madrid y el Che

Ernesto Guevara cumplió en varias oportunidades su sueño de visitar Madrid. Se ha había criado con las vivencias familiares de la Guerra Civil. Conocía sus lugares, como si ya hubiera transitado sus calles.

Pocos meses después del triunfo de la revolución, el Comandante en Jefe Fidel Castro, decide que era necesario que una delegación cubana presidida por el Comandante Ernesto Guevara, realizara una larga gira por distintos países de Asia y áfrica. El fin era dar a conocer la revolución cubana e iniciar los primeros contactos, para el intercambio comercial.

0
0
0
s2sdefault
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6