Historia de Cuba

Golpe frustrado

Durante 1977, el ejército de ocupación cubano en Angola afrontó la guerra irregular impuesta por los patriotas. En un territorio de más de un millón de kilómetros cuadrados, cada día las acciones cobraban más fuerza y organización. El 27 de mayo de 1977, una facción pro soviética del Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA), intentó tomar el poder mediante un golpe de estado. Los soldados cubanos intervinieron una vez más, pero ahora por ignorancia.

Encabezaba la sedición contra el Presidente Agostino Neto, Nito Alves, la más influyente de las figuras del Gobierno. Le acompañaban otros líderes de las fuerzas armadas y el MPLA. Para los sediciosos, Alves era más radical y fue el principal conductor de la guerra anticolonialista. Además, expulsó y derrotó al FNLA de Luanda, antes de la proclamación de la independencia, y fue el ideólogo de la organización de comités populares.

La URSS consideraba que Neto no era confiable, y que una vez consolidado en el gobierno se acercaría a Occidente y pactaría con el jefe de UNITA, Jonas Savimbi, y razonaban que para enfrentar a ese líder carismático era necesario un hombre fuerte como Alves. Los verdaderos propósitos del golpe quedaron enmascarados con el fingido descontento de esta facción por la influencia en el gobierno de los intelectuales mestizos, como Paulo Jorge, Lucio Lara, Iko Careiras y otros.

El día del golpe, las tropas sublevadas tomaron las principales unidades militares de Luanda, así como las estaciones de radio, y hubieran logrado sus propósitos si no hubiesen intervenido las tropas cubanas encabezadas por el Coronel Moracén, acantonadas en las afueras de la capital, y ajenas a los planes soviéticos.

Los conspiradores estimaron que los cubanos permanecerían neutrales. Supusieron erróneamente que Moscú había coordinado con los aliados el desarrollo de los acontecimientos. Sin embargo, al tomar a las tropas cubanas por sorpresa, estas decidieron proteger a Neto y sofocar la revuelta.

Dispersas en la geografía angolana, las tropas cubanas, desde Chibemba y Matala al sur, y Cabinda al norte, disponían de pocas fuerzas en la capital. Se acantonaban fundamentalmente en el regimiento de tanques de Viana y Cacuaco, la unidad de recepción de los cubanos, a 20 kilómetros del centro de la ciudad.

El asalto fue feroz, aunque la desmoralización propia del MPLA, se impuso también en los golpistas. Los tanques cubanos cercaron y cañonearon Luanda, incluyendo la emisora nacional de Angola.

Nito Alves se refugió en la misión militar soviética, donde permaneció escondido hasta el mes de julio en que fue detectado por la inteligencia cubana. Las conversaciones entre la Habana y Moscú condujeron a la entrega del líder rebelde, fusilado inmediatamente. El intento de eliminar políticamente a Agostino Neto no terminó ahí, pero a diferencia del 27 de mayo, la próxima vez los soviéticos tendrían informados a los cubanos.

La muerte de Agostino Neto

Las tropas cubanas dirigidas por el Coronel Moracén ocuparon Luanda el 27 de mayo de 1977. A cañonazos detuvieron el esfuerzo de un grupo de políticos y militares angolanos que intentó tomar el poder. No sabían que tras los facciosos estaba la mano soviética.

Más allá de las discrepancias entre la URSS y Cuba, tras el golpe de Estado contra el Presidente de Angola, Fidel Castro tenía que evitar las contradicciones entre el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) y el Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA). Ante todo, la economía cubana dependía del subsidio soviético, y era incapaz de mantener un ejército de ocupación en África. Por eso ocultó a Agostino Neto la trastienda de la conspiración soviética. Reforzó la idea de la limitada participación soviética en el complot, circunscrita a la actuación del embajador, y le recordó cómo él mismo había sido víctima de esos trajines con la micro fracción en 1968.

Neto no tenía el carisma del rebelde Jonás Savimbi, ni la fortaleza de carácter del golpista Nito Alves. No obstante, su talento y cultura le permitían comprender que la paz cubana era la de los sepulcros.

En febrero de 1978 comenzó un acercamiento a las democracias, y conversaciones con el gobierno surafricano en Isla Sal. Buscaban la solución pacifica de la independencia de Namibia. Esos acuerdos facilitarían la salida de las tropas cubanas y namibias, motivo de beligerancia en la frontera sur.

Ese esfuerzo de paz incluía a UNITA. A mediados de año, durante la Cumbre de la Organización de Unidad Africana (OUA) en Liberia, Neto solicitó al Presidente de Senegal, Leopoldo Sedar Senghor, que sirviera de mediador con Savimbi, en septiembre.

Las tropas cubanas eran el soporte fundamental de la guerra civil. El arribo del General Tomasevich al frente de batalla, aplicando la estrategia de tierra arrasada, volvió impopulares a los cubanos, tan simpáticos al principio.

En los primero días de septiembre, cuando pensaba reunirse con Savimbi en Dakar, sorpresivamente Neto viajó a recibir asistencia médica a la URSS. Al llegar a Moscú fue separado de su médico personal y dos días después de ingresado el hospital, murió.

Los hechos que precedieron a la muerte de Neto, las oscuras circunstancias en que ocurrieron, la elección del sucesor Eduardo Dos Santos (un recién graduado de escuelas soviéticas, casado con una rusa), y el significativo viraje de la política interior y exterior de Angola, llevan a la conclusión de que a diferencia del golpe de Estado del 27 de mayo de 1977, esta vez hubo coordinación entre Moscú y La Habana, sobre la eliminación del escenario político del padre de la independencia de Angola, Agostino Neto.

Si el gobierno cubano no apoyó la acción de los servicios secretos rusos, al menos tuvo conocimiento de lo que iba a ocurrir y no intervino.

Fuente: CubaNet

0
0
0
s2sdefault

Escribir un comentario

NOTA IMPORTANTE SOBRE EL USO DE LOS COMENTARIOS:
Por favor, recuerde que los comentarios son comentarios no un consultorio, es decir, si usted tiene algún tipo de consulta que realizar, hágalo en nuestros foros, (http://www.conexioncubana.net/foro) allí siempre hay personas dispuestas a ayudar.
Gracias.


Código de seguridad
Refescar